Comments: (0)

Cuando desperté, el carsharing ya estaba en Madrid

Category: movilidad+tecnologías+urbanismo+⚐ ES

Imagen por motorblog.com

Imagen por motorblog.com – clic para ver original

Sé de primera mano lo que es tener coche propio. Durante años fui dueño de un muy querido Seat Ibiza que me llevó fielmente —y también me dejó tirado— en las situaciones más variadas, desde compras casuales hasta mudanzas, desde cortos recorridos de casa al trabajo hasta improvisados surf trips de miles de kilómetros… todo ello pidiendo a cambio solamente un poco de gasolina por kilómetro. Y bueno, a veces, algo de aceite. Y agua. O dinero para el seguro. O un par de ruedas nuevas. Pensándolo mejor, bastante gasolina. Y una buena —y efímera— limpieza. O un retoque de chapa y un faro de repuesto. Y algo más de dinero para el seguro. Y luego el impuesto de turno, y… todo eso junto comenzó a resultarme menos idílico de lo que imaginaba que sería.

Mi salvación, especialmente con mi limitada economía de estudiante, fue compartir coche. Eso también sé lo que es. Sé lo que es tener la mitad de gastos, la mitad de viajes al taller, la mitad de gestiones y casi las mismas preocupaciones. La mitad de orgullo de propietario, y la mitad de tiempo y de flexibilidad para usarlo. Compartiendo coche, he visto cómo se deterioraba la chapa al doble de mi propia capacidad para rayarla. He notado cómo las marchas iban entrando de forma diferente con el tiempo. He bajado al garaje, llave en mano y mochila a la espalda, para encontrarme un enorme espacio vacío donde debería haber un coche azul.

Con el tiempo, beneficios y cargas se fueron equilibrando y lo que empezó como un romance se convirtió en un matrimonio por conveniencia… y cada vez menos conveniente. Me volví despiadadamente práctico. Con casi todas mis necesidades de movilidad cubiertas por mi frugal bicicleta y otros medios de transporte, comencé a soñar con otros coches para cubrir algunas ocasiones excepcionales, pero todos me iban a suponer lo mismo. ¿El los albores del siglo XXI, no había ninguna solución mejor?

Spoiler: resultó que sí la había. Una solución que me permitiría disfrutar de lo mejor de ambos escenarios —coche propio y compartido— sin sus inconvenientes. La reconocí en cuanto oí hablar del carsharing.

Car… ¿qué?

El concepto de carsharing —”compartir coche” en inglés— es sencillo: la idea consiste en poner una flota de coches, distribuida por la ciudad, a disposición de una comunidad de usuarios, que pueden usarlos en un régimen de alquiler asequible y muy flexible. Esta flota puede ser mantenida y gestionada directamente entre personas —P2P carsharing—, puede ser de propiedad y gestión comunitaria —co-op carsharing— o pertenecer a una empresa —B2C carsharing—, siendo este último el modelo más extendido y hasta ahora el único presente en Madrid. En él, la empresa se encarga de la adquisición y renovación de vehículos, del mantenimiento, de los seguros, del aparcamiento, de las reparaciones, de la gasolina, de garantizar la disponibilidad, etc. —es decir, de todos los problemas que supone tener un coche propio— y el usuario sólo tiene que acceder al sistema, reservar un vehículo del tipo que más le convenga y usarlo por el tiempo que lo necesite, sabiendo que el importe correspondiente a ese tiempo de uso se le cargará automáticamente en su cuenta, sin más trámites.

Esquema conceptual del carsharing - Ilustración por Jorge Toledo

Esquema conceptual del carsharing – Ilustración por Jorge Toledo

Esto, combinado con el uso regular de la bicicleta y el uso esporádico del transporte público urbano y otros medios —incluido el coche de alquiler tradicional— para larga distancia, en mi caso me ha permitido olvidarme indefinidamente del coche en propiedad. Cada vez que necesito un coche, puedo usar el que quiera —pequeño, familiar, de carga o eléctrico— y además encontrarlo siempre limpio, nuevo y a pocas calles de mi casa.

En el siguiente vídeo se cuenta detalladamente, casi a nivel de manual de instrucciones, cómo es el proceso de alta y el uso rutinario de uno de estos servicios:

Las diferencias con un coche en propiedad son inmediatas. La más evidente es la cantidad de preocupaciones y gestiones que uno se quita de encima y, en cierto rango de uso, el coste mucho menor que supone anualmente: de una detallada comparativa —y bastantes cálculos— que hice hace unos meses deduje que podría hacer entre 150 y 200 salidas de unas 4h al año antes de llegar a un gasto similar al que me supondría tener un coche propio, lo cual es muchísimo más de lo que esperaba… y estaba calculando a la baja el coste de este último.

Si tenéis curiosidad por comparar los costes para vuestro nivel de uso del coche, hay un par de calculadoras disponibles online, tanto para el coche privado como para el carsharing, que podéis usar para obtener datos orientativos. Desde Respiro compartían hace tiempo una estimación hecha para un caso particular, y seguramente podréis encontrar otras por la red.

Y hay que pensar no sólo en términos de dinero, sino también de tiempo. No he visto ningún estudio al respecto pero sería igualmente interesante: ¿cuánto tiempo podríamos ahorrar al año, al usar un servicio de carsharing, en gestiones y mantenimiento?

La otra diferencia es de tipo colectivo y global: teniendo en cuenta que un coche, en Madrid, pasa aparcado de media el 97% de su vida útil, compartirlo tiene mucho sentido también en términos de eficiencia energética… y de calidad medioambiental del entorno urbano, pero estos aspectos los comentaré con más detalle en el próximo post de esta serie.

¿Las diferencias con un servicio de alquiler tradicional? Por un lado, el coste es mucho más ajustado, incluso aunque acabes alquilando un día entero; por otro, la flexibilidad de uso es mucho, muchísimo mayor, pudiendo reservar o cancelar la reserva de un vehículo minutos antes de usarlo, seleccionar un rango de tiempo con una precisión de un cuarto de hora o modificar la duración de la reserva sobre la marcha, ya en el vehículo.

Un caso imparable de economía colaborativa

El carsharing se puede encuadrar en la llamada sharing economy o economía colaborativa, basada en el acceso compartido a productos y servicios frente a la propiedad de éstos, y generalmente apoyada en plataformas digitales que facilitan la interacción y la gestión de las actividades.

En una de las varias charlas que hemos tenido sobre el tema, Agustín de Saralegui, de la empresa Respiro, mencionaba un extenso estudio de Frost&Sullivan —del que habla también Sarwant Singh en Forbes— y me daba, bien despiezados, los datos más significativos. Y son ciertamente significativos.

Pese a ser todavía una actividad emergente —habiendo comenzado a funcionar apenas en 2008— el crecimiento que se prevé es enorme, del orden de diez veces en 5-10 años: de los 90.000 coches en régimen de carsharing que hay hoy en el mundo, se espera que para 2025 ronden el millón, pasando de los 3,3 millones de usuarios a alrededor de 40 millones ya en 2020. Una perspectiva prometedora incluso en una sociedad como la española, donde la propiedad tiene aún un fuerte arraigo cultural. Todo ello en 2014, año histórico en el que, por primera vez, en España se están vendiendo más bicicletas que coches. Algo está cambiando, y muy rápido.

www.thefutureofcarsharing.com - clic para ir a la página

www.thefutureofcarsharing.com – clic para ir a la página

¿Cómo se están tomando esto los fabricantes de coches? Los más espabilados se están dando cuenta que el futuro del coche está, al menos, tanto en el acceso como en la propiedad, así que están cambiando sus modelos de gestión y marketing para funcionar más en leasing, ofreciendo servicios añadidos —como los superchargers, las estaciones de recarga gratuita de Tesla Motors—, o con flotas enteramente dedicadas al alquiler o al carsharing.

Según el estudio mencionado, el carsharing está atrayendo sobre todo a jóvenes entre 25 y 34, con menos recursos, sin familia propia, acostumbrados a usar un coche ajeno, más próximos a la economía colaborativa gracias a su estrecho contacto con Internet, y para los que, aparentemente, tener coche ya no mola tanto. Mi experiencia, al menos, coincide con el estudio: tenerlo presenta cada vez menos atractivo. Poder usar un coche nuevo del tipo que necesito y sólo cuando lo necesito, eso sí que mola.

¿Y en Madrid?

Todo esto, que hace unos años sonaba prometedor pero algo remoto, en Madrid es ya una realidad que ha venido para quedarse.  Actualmente hay dos empresas consolidadas que ofrecen servicios de carsharing: Respiro y Bluemove. Cuando, hace unos meses, hice la comparativa de servicios y precios mencionada más arriba, había una tercera, HelloByeCars, que a día de hoy parece haber desaparecido del mapa.

La implantación del carsharing en la ciudad está bastante avanzada, cubriendo de forma uniforme todo el centro con más de 80 aparcamientos  —unos 150 vehículos— de Respiro y alrededor de 50 —más unos 30 coches aparcados en la calle— de Bluemove, cifras que están en constante aumento dado el rápido crecimiento que están experimentando ambas empresas.

Extensión cubierta por Respiro (izquierda) y Bluemove (derecha + aeropuerto).

Extensión cubierta por Respiro (izquierda) y Bluemove (derecha + aeropuerto).

En ambos casos el funcionamiento es parecido: la reserva se puede hacer por teléfono y a través de Internet usando ordenador o móvil, y el acceso al coche se realiza pasando la tarjeta personal por un detector situado en el exterior del coche. Una vez abierto, en el interior encontraremos la llave de arranque y una tarjeta para el caso en que hiciera falta repostar. Además encontraremos el historial de incidencias del coche por si notáramos alguna anomalía, y un breve manual de uso, muy útil para esos primeros y algo desconcertantes encuentros con el carsharing.

En cuanto a la flota, cada empresa ha adoptado un enfoque distinto: mientras que en Bluemove es bastante homogénea y marcada por su reciente acuerdo con Kia, en Respiro la flota se diversifica mucho en cuanto a marcas, modelos y tipos de vehículo, con lo que, si estás dispuesto a moverte a un parking más lejano, puedes acceder a una variedad mayor. Respiro es además la única que tiene varios modelos de carga, fundamentales si, como en mi caso, una de las pocas cosas para las que realmente necesitas un coche es para hacer la mudanza o llevar algún objeto grande de forma ocasional. Ambas incluyen algún modelo eléctrico, cuyo número y variedad es previsible que aumente en los próximos años.

Ejemplos de vehículos en la flota de Respiro

Ejemplos de vehículos en la flota de Respiro

Ambas empresas coinciden en referirse al carsharing como “coche de barrio”. La idea, en palabras de Agustín de Saralegui, de Respiro, “es que el vecino, sin renunciar a la flexibilidad de tener toda una flota a su disposición, acabe desarrollando una relación de familiaridad con el coche que usa habitualmente, generalmente situado en el parking más cercano a su casa o trabajo”. El uso compartido puede ser también una excusa para generar comunidad a nivel de vecindario, favoreciendo el contacto entre los vecinos y abriendo las puertas a compartir y colaborar para viajes, recados, etc. Hacia esto apunta Bluemove Community, una plataforma que propone la adquisición a través de un contrato de renting, por parte de un “vecino conector”, de un vehículo con la tecnología de carsharing preinstalada, con la condición de que el “conector” comparta un porcentaje del tiempo de uso del coche y promueva su uso entre sus amigos y vecinos. Sin llegar a ser un modelo de carsharing P2P puro, esto permite crecer de manera más descentralizada, bajo demanda, y dando cierta preferencia de uso a los usuarios que necesiten el coche con regularidad.

Hasta aquí, una instantánea de lo que es el carsharing ahora mismo en Madrid. Dentro de unos meses el panorama puede haber cambiado bastante. Como comentaba más arriba, las expectativas de expansión son enormes. En palabras de Saralegui sobre el futuro de Respiro: “Ahora estamos en 154 coches, y mañana entran 5 más. Están entrando nuevas unidades continuamente en función del aumento del número de usuarios y antes de que acabe el año serán 200 coches de Respiro en Madrid. Para 2015 doblaremos —como mínimo— hasta los 400 coches de carsharing en la ciudad.”

En los próximos artículos de esta mini-serie entraré en más detalles sobre el impacto del carsharing en la vida urbana y sobre la experiencia que, como usuario de Respiro, he tenido con el “coche de barrio” durante estos meses.

Más información: Respiro + Bluemove

Comment: (1)

Ecosistema Urbano en Teckids: Tecnología para Ciudades Family Welcome | eu:KIDS

Category: eu:kids+Uncategorized+⚐ ES

mesa-mammaproof-en-teckids

Os invitamos a dar una vuelta por alguno de los muchos eventos que habrá los próximos 26, 27 y 28 de septiembre con motivo del festival Malakids!

Un festival urbano para familias que convierte durante varios días el centro de Madrid en un gran y bullicioso escenario para niños y mayores. Lugares como la Plaza del 2 de Mayo, el auditorio de Conde Duque, Comendadoras y San Ildefonso se llenarán de conciertos y actividades para todas las edades.

LASEDE del COAM acogerá el nuevo market de Malakids! y el evento Teckids, donde Mammaproof organiza una mesa redonda sobre la tecnología ligada a los niños y la forma de habitar las ciudades. Han invitado a Ecosistema Urbano y tendré el placer de acudir el domingo 28 para mostrar de forma breve nuestro Carrusel de la Energía de Holanda.

“En el contexto de una ciudad cada vez más densa y deshumanizada, brotan propuestas desde el activismo cívico de participación, inclusión, humanismo y sostenibilidad. Queremos dar la palabra a las personas que haciendo uso de la tecnología, de la pasión y de su capacidad comunicativa para mover comunidades, están haciendo el cambio en la calidad de vida de nuestras ciudades. Empezando por pensar en las necesidades de los más pequeños. Hablaremos de viandantes, de camino escolar, de disfrutar los espacios públicos, de la progresiva adaptación de los privados, de movilidad y de cómo conseguir traer la naturaleza al asfalto. Os invitamos a sumar vuestras propuestas a esta mesa participativa.”

Habrá más de 130 actividades en un solo fin de semana. Como una mini Noche en Blanco pero durante el día, así que no os lo perdáis y consultad el calendario porque hay mucho donde elegir.

Malakids! es un festival organizado por Kideoo, la web de planes no convencionales para padres y niños, Somos Malasaña, el periódico del barrio y el Ayuntamiento de Madrid, con la ayuda de empresas y comercios.

02 - Dordrecht-movimiento

Post por Luisa Zancada, arquitecta en Ecosistema Urbano y redactora de Mammaproof.

Comments: (0)

La evolución de los mercados municipales | El caso del Mercado de San Antón, Madrid

Category: arquitectura+urbanismo+⚐ ES

Entrada y letrero del mercado - Foto por Yukino Miyazawa en Flickr - clic para ver original

Entrada y letrero del mercado – Foto por Yukino Miyazawa en Flickr – clic para ver original

El mercado de San Antón se ubica en el corazón del barrio de Chueca, en pleno centro histórico de la ciudad de Madrid. El mercado fue inaugurado en el año 1945, normalizando e higienizando la venta de productos de alimentación que hasta entonces se realizaba al aire libre como mercadillo inundando de suciedad y malos olores esta zona del barrio de Justicia. Finalizada la guerra civil comienza la construcción de un mercado estable y cubierto que será inaugurado en 1945. El mercado fue construido con pilares de hormigón careciendo de todo interés arquitectónico, en parte debido a la necesidad de abaratar los costes en un contexto de guerra mundial donde escaseaban materiales como el acero.

Desde entonces y hasta su remodelación a partir del año 2006, el mercado de San Antón ha sido el mercado del barrio de Chueca. En los años 50 y 60 acogiendo a la población rural procedente de otras regiones de España. Durante los años 70 siendo el mercado familiar de los vecinos del barrio que criaban a sus niños en la década del desarrollismo y el baby boom en la ciudad de Madrid. En los años 80 empezaba a gestarse en el barrio una transformación social fenomenal que situaría al barrio como epicentro de la vida nocturna vinculada a la movida madrileña pasando el testigo en los 90 a la población gay que eligió el barrio de Chueca no ya solamente como lugar de vida y tránsito nocturno, sino como su referente residencial emblemático en la ciudad. En todos estos años, el mercado de San Antón fue el mercado del barrio de Chueca, para todos aquellos que lo habitaron y lo habitaban.

Antiguo mercado municipal de San Antón - Fuente: Caminando por Madrid - clic para ver original

Antiguo mercado municipal de San Antón – Fuente: Caminando por Madrid – clic para ver original

Es especialmente significativo el reconocimiento y aceptación que el antiguo mercado tuvo entre la población profesional de nivel socioeconómico medio-alto y orientación gay que recaló en el barrio desde los años 90. El mercado, antiguo, gris de hormigón, apagado por fuera, sin embargo atesoraba en su interior el bien más preciado por los vecinos: unos comerciantes emblema del barrio, conocedores de su historia y enraizados en ella, al frente de sus puestos y respondiendo diariamente de ellos en una relación de competencia, cooperación y complementariedad. El mercado de San Antón era una institución reconocible y apreciada por los vecinos. Los más antiguos por las relaciones trenzadas en el tiempo, los recién instalados porque encontraban entre las paredes del mercado y en el trato con los comerciantes un fragmento de esa identidad local necesaria para dialogar con la dimensión global, cosmopolita y anónima de sus vidas cotidianas. Fue un ejemplo del “buen vivir” popular propio de la ciudad de Madrid en esos años.

Sin embargo, el mercado de San Antón del barrio de Chueca necesitaba una profunda reforma integral de los elementos arquitectónicos exteriores e interiores a la altura de las exigencias de un establecimiento comercial de su entidad en el siglo XXI. En el año 2002, los veinte comerciantes adjudicatarios de las cincuenta bancas o puestos que constituían la Asociación de Comerciantes, comenzaron el largo proceso de reforma integral apoyándose en el Plan de Modernización y Dinamización de Mercados del Ayuntamiento de Madrid y del Plan FICO de la Comunidad de Madrid. En total ambas instituciones públicas cubrían a final de realización del proyecto el 35% del coste contratado en adjudicación. Sin embargo, la gran dimensión del proyecto, que exigía la demolición del edificio y su nueva construcción, era inalcanzable financieramente para la Asociación de Comerciantes. En esta tesitura se incluyó en el proyecto a una gran empresa de distribución; la adjudicataria fue finalmente la cadena Supercor del grupo El Corte Inglés. La financiera de esta empresa asumió el aval del coste de las obras que la Asociación de Comerciantes del Mercado de San Antón afronta desde entonces y durante las próximas décadas hasta su pago y liquidación. A cambio el supermercado se quedó con un tercio aproximadamente de la superficie comercial del nuevo mercado.

Vista de las tres plantas del mercado - Foto por Laura Tomàs Avellana - clic para ver original

Vista de las tres plantas del mercado – Foto por Laura Tomàs Avellana – clic para ver original

En el largo y complejo proceso de negociación del proyecto, la mitad de los antiguos comerciantes del mercado decidieron retirarse recibiendo a cambio una indemnización por la renuncia a la concesión del puesto correspondiente. Finalmente quedaron once de los antiguos comerciantes. El concepto de mercado que concibieron fue en aquellos momentos muy innovador: Unir una oferta de productos de alimentación fresca de alta calidad y distinción en la primera planta, con una oferta de establecimientos de comida semielaborada junto con establecimientos de restauración en la segunda planta. La tercera planta estaría destinada a una terraza cafetería abierta al cielo de Madrid. Todo ello en el marco de un diseño de mercado cómodo, funcional y vanguardista, con una iluminación cálida y climatización regulada; puestos abiertos y con diseño homogéneo e innovador.

Distribución de usos - Fuente: espormadrid.es - Clic para ver artículo original

Distribución de usos – Fuente: espormadrid.es – Clic para ver artículo original

Vista de uno de los puestos - foto por Yukino Miyazawa - clic para ver original

Vista de uno de los puestos – Foto por Yukino Miyazawa – Clic para ver original

Un espacio amable, reconstruido para la visita, la compra y el recorrido pausado. Una decisión clave fue integrar un solo puesto de alimentación por gremio. Es decir, una frutería, una charcutería, dos carnicerías como excepción, una panadería, etc… La razón era evitar la incomodidad del cliente ante la fidelización hacia un comerciante que implica el necesario rechazo al de al lado; incomodidad inevitable en una cultura de mercado basada en intercambios recíprocos que se prolongan durante largos períodos de tiempo. En fin, por lo dicho, pueden hacerse una idea de los destinatarios prioritarios del nuevo mercado de San Antón: Población profesional de poder adquisitivo medio-alto residente en el barrio de Chueca desde los años 90 que había hecho de la distinción social de género su símbolo de identidad y éxito.

El 17 de mayo del año 2011, el nuevo mercado de San Antón abría sus puertas con esplendor, nacía el símbolo del nuevo tipo de mercado del siglo XXI que requería la ciudad de Madrid. Autoridades políticas y sociales bendecían el nuevo mercado, la ruta a seguir para el resto estaba marcada.

El nuevo mercado es bonito y funcional, incluye un parking subterráneo, permite la compra integral gracias al supermercado. La organización interna es racional y los espacios de decisión claramente diferenciados. El supermercado es un ámbito autónomo cuya dinámica no interfiere en el discurrir diario del espacio del mercado. La asociación de comerciantes integra a los once comerciantes adjudicatarios de los 25 locales del espacio integral. Todos ellos, comerciantes adjudicatarios y responsables de los negocios arrendados están representados a su vez en AMSA (Asociación del Mercado de San Antón). Los restaurantes y cafeterías tienen su ritmo y horarios propios. Los portones del mercado abren los 365 días del año, de 10h de la mañana hasta las 12 de la noche. Los puestos del mercado de alimentación cierran a las 10 de la noche si bien sus productos permanecen visibles (a través de un original sistema de paneles deslizantes translúcidos). Los puestos de alimentación no dejan de ser el factor de atracción que da sentido y distingue el espacio integral a ojos del público que tapea o cena en los restaurantes de la segunda planta y la terraza de la tercera planta en verano. Es todo un paradigma de convivencia de espacios.

Vista hacia el interior a través de los vidrios de la terraza - foto por Emilio Canosa - clic para ver original

Vista hacia el interior a través de los vidrios de la terraza – foto por Emilio Canosa – clic para ver original

La terraza: diseño actual y vistas al barrio - Foto por Emilio Canosa - Clic para ver original

La terraza: superposición simbólica de elementos de diseño actual y vistas al barrio tradicional – Foto por Emilio Canosa – Clic para ver original

Los comerciantes del mercado han puesto en funcionamiento la fórmula de compra por teléfono y entrega a domicilio centralizado. Aproximadamente el 25% de la cifra de ventas del mercado de alimentación se realiza por este canal. Respecto a la compra presencial, entre semana puede verse a grupos de turistas recorrer el espacio integral con sus cámaras de foto y vídeo, apenas compran en la primera planta, pero degustan alguna tapa en los restaurantes de la segunda.

El fin de semana sucede algo parecido, los turistas se mezclan con visitantes de toda la ciudad de Madrid que acceden al mercado para tomarse unas cervezas en un entorno familiar que reproduce el espacio reconocible propio de una tarjeta postal de la cultural de mercado tradicional de Madrid.

Cafetería - Foto de Yukino Miyazawa - Clic para ver original

Cafetería – Foto de Yukino Miyazawa – Clic para ver original

Lo reproduce, pero no lo es, porque como mercado de abastos, los vecinos reales y residentes del barrio de Chueca han desertado. Solamente acuden a su antiguo mercado de San Antón a comprar productos gourmet para eventos excepcionales, momentos de comensalidad especial, en ningún caso para la compra del día a día. Los vecinos del barrio de Chueca, independientemente de su estatus económico, social o de género hacen su compra en otros mercados, preferentemente en el mercado aledaño de Barceló.

Cuando se pregunta a los vecinos por las razones, la respuesta es sencilla: porque hay comerciantes de verdad, reales y reconocibles. No hablan de precios ni de calidades, hablan de comerciantes. Si pensamos en una definición tipo y actual de mercado de abastos encontramos las pistas:

“Un mercado es una institución social y comercial dedicada esencialmente al intercambio de productos de alimentación; compuesta por comerciantes autónomos en relación de competencia, cooperación y complementariedad.”

Por eso decíamos en el párrafo anterior que el espacio integral de San Antón reproduce una tarjeta postal, pero solamente la reproduce, porque faltan sus protagonistas principales: los comerciantes. Más de la mitad de los once comerciantes supervivientes del antiguo mercado de San Antón tienen arrendados sus puestos a empresas comerciales franquiciadas de los gremios correspondientes de alimentación y hostelería. Los clientes son atendidos por empleados del comercio correspondiente: profesionales, bien uniformados, cordiales, limpios y asépticos. Perfectos para la fotografía o el vídeo, para la promoción del Madrid de postal que ofrece esta administración, para la mirada complaciente ante la cerveza y la tapa de moda; insuficiente para los vecinos del barrio que quieren frente a ellos profesionales que venden mientras aconsejan y orientan, que conocen a fondo sus productos porque los han seguido a lo largo de toda la cadena de valor, de origen a destino, que compiten y cooperan ofreciendo variedades diferentes en tipo, calidad y precio en cada uno de los gremios, que son hijos –por nacimiento o adopción– del barrio y del mercado cuya historia, virtudes y defectos conocen y defienden porque son parte de ellos… Y además son profesionales, limpios y cordiales.

Uno de los puestos más tradicionales... ¿o no? - Foto por Yukino Miyazawa - Clic para ver original

Uno de los puestos más tradicionales… ¿o no? – Foto por Yukino Miyazawa – Clic para ver original

A fecha de hoy, dos años y medio después de la inauguración del mercado de San Antón, los once comerciantes que componen la Asociación de Comerciantes del Mercado de San Antón son conscientes que han inventado un nuevo mercado, pero que por el camino han perdido al barrio. Un mercado de abastos no es una sociedad artificial y anónima que se reproduce homogéneamente como una franquicia o un supermercado de barrio. El mercado, y los once comerciantes adjudicatarios del mercado ya han tomado conciencia de ello; un mercado tiene que tener raíces en el espacio social para ser reconocido como tal por sus clientes, si no, no funciona. Y esas raíces son ellos mismos, los antiguos comerciantes del Mercado, los que constituyen la asociación de comerciantes del mercado de San Antón y que los vecinos buscan y no encuentran.

Acceso al mercado - Foto por Yukino Miyazawa - Clic para ver original

Acceso al mercado – Foto por Yukino Miyazawa – Clic para ver original

Para empezar a visibilizarse como tales, la Asociación de comerciantes, conservando los elementos estéticos y el acertado concepto que lo ha convertido en un mercado innovador y vanguardista de la ciudad, ha empezado a desarrollar diferentes estrategias para visibilizarse y empezar a recuperar a las gentes y vecinos del barrio de Chueca como clientes. Por ejemplo, invitando a los colegios del barrio a hacer recorridos gastronómicos por sus instalaciones, estableciendo relaciones con las asociaciones del barrio, etc. El diseño de la estrategia comercial del mercado de San Antón, acertada al unir oferta de alimentación de calidad y restauración, sin embargo, desacertó al pensar que el factor de distinción, de género, que había canalizado el éxito de la renovación del barrio de Chueca, se trasladaría mecánicamente al campo comercial a través de un concepto de distinción identificado con “calidad artificial sin arraigo.”

Movimiento junto a la entrada del mercado - foto por Emilio Canosa - clic para ver original

Movimiento junto a la entrada del mercado – Foto por Emilio Canosa – Clic para ver original

Lo que todos aprendemos diariamente es que un mercado de abastos de verdad, reconocible y reconocido por sus vecinos y clientes, se puede renovar, reinventar, pero no trasplantar. El edificio y sus pilares de hormigón pueden ser nuevos, funcionales y atractivos, pero sus raíces son orgánicas, necesitan tiempo para enraizar en el cuerpo social al que pertenecen. Quizá ésta sí sea la ruta a seguir para otros.

Artículo de Juan Ignacio Robles (www.antropologiaenaccion.org), profesor de antropología social en la Universidad Autónoma de Madrid, publicado inicialmente en la revista “Distribución y consumo” nº 82 de Mercasa

Enlaces de interés:

Página web oficial: http://mercadosananton.com/
Críticas y comentarios diversos de los usuarios: Mercado de San Antón – Minube
El nuevo edificio es de QVE Arquitectos – estudio Ataria

Comments: (0)

Parques al oeste de Madrid | eu:KIDS

Category: eu:kids+⚐ ES

Parque del Oeste-654

Cuatro de días de fiesta en Madrid. Si no os vais a la playa, os propongo estos planes con niños … o sin ellos. ¡Que disfrutéis del puente!

sigue leyendo

Comments: (0)

BiciMAD: en mayo arranca el nuevo servicio de bicicleta pública de Madrid

Category: ciudad+noticias+sostenibilidad+⚐ ES

La bicicleta de BiciMAD - Fuente: Teresa López @telesa_lh

La bicicleta de BiciMAD – Fuente: Teresa López @telesa_lh

Pues sí: el nuevo servicio de bici pública de Madrid, bautizado como BiciMAD (Bici Madrid, o Locos por la Bici en spanglish, según se mire), va a empezar a funcionar en mayo. Tras un tiempo sin seguirle la pista al tema, este post de Edgar González nos puso sobre aviso e inmediatamente nos pusimos a buscar más información. La verdad es que no hay tanta como nos gustaría, pero la suficiente como para hacernos una idea. Os dejamos a continuación algunos datos interesantes que hemos encontrado sobre este nuevo servicio. sigue leyendo

Comments: (0)

Los desafíos de la planificación participativa | Resumen del II seminario URBACT en Madrid

Category: urbact+urbanismo+⚐ ES

Collages contando cada uno de los proyectos

A nivel local, el programa URBACT propone dos figuras clave que ayudan a engranar la colaboración transnacional y la transferencia de experiencia entre las ciudades con un proyecto participativo, realista y operativo a nivel local en cada una de ellas:

El Grupo de Apoyo Local:  Reúne en un mismo foro a las partes interesadas o afectadas por el tema del proyecto a nivel local. Por ejemplo, hablando del proyecto URBACT Markets, los agentes relacionados o grupos de interés serían éstos para la ciudad de Barcelona. Estos grupos se proponen como espacios para la elaboración participada de una estrategia local que permita llevar a la realidad las intenciones del proyecto.

El Plan de Acción Local: Es un documento que define un enfoque estratégico para implementar en la ciudad mejoras relacionadas con el tema del proyecto, aprendidas en la red transnacional. No tiene una traducción legal directa, es un marco estratégico, de referencia, que luego cada ciudad adaptará a sus modelos de acción, sirviendo tanto para la transmisión de conocimiento como para la definición de políticas, criterios y objetivos para el desarrollo local.

Precisamente para profundizar en estas dos herramientas se han organizado desde URBACT estos seminarios de formación para miembros de los Grupos de Apoyo Local. Los pasados días 25 y 26 de noviembre tuvo lugar en las instalaciones de Impact Hub en Madrid el segundo y último seminario de este tipo, al que asistieron miembros y coordinadores de los grupos de diferentes ciudades españolas. continue reading

Comment: (1)

Formación en planificación participativa para grupos de apoyo local | Segunda sesión en Madrid

Category: urbact+urbanismo+⚐ ES

Un momento del anterior seminario - Foto: Emilio P. Doiztúa

El pasado mes de junio tenía lugar la primera sesión del programa de formación en planificación participativa que está organizando URBACT para hacer más fácil su tarea a los integrantes y coordinadores de los Grupos de Apoyo Local. Podéis leer la crónica del seminario y las entrevistas que realizamos a sus asistentes, procedentes de distintas ciudades de España y con un perfil muy variado.

El programa URBACT se está centrando en la capacitación como una de sus prioridades, y de acuerdo con ese enfoque se lanzó un programa de capacitación para los integrantes de los Grupos de Apoyo Local en cada país, además de para los representantes políticos.

Los grupos de apoyo local son una pieza clave en el programa. Cada ciudad adscrita a un proyecto de URBACT crea su propia red local de agentes interesados, que se convierte en reflejo de la comunidad. Son entidades o personas de la ciudad que se involucran en el desarrollo de un Plan de Acción Local que la ciudad elabora a través de la colaboración con otras ciudades.

Los próximos lunes 25 y martes 26 de noviembre tendrá lugar en Madrid el segundo seminario nacional de este programa, que permitirá a los participantes de los 15 proyectos de la tercera convocatoria de URBACT adquirir los conocimientos y habilidades necesarios para participar en la planificación urbana local.

Objetivos

El punto de partida es proporcionar una comprensión más profunda de la metodología de URBACT y la manera en que esta puede ser aplicada al desarrollo urbano, implicando de forma participativa a todos los agentes relevantes. La formación también intenta mostrar un amplio abanico de herramientas que ayuden a coordinadores y miembros clave de la comunidad a llevar a cabo sus actividades de forma más eficiente durante la vida del proyecto.

Algunos de los materiales que se utilizan - Foto: URBACT

Algunos de los materiales que se utilizan – Foto: URBACT

La colaboración, aunque está en el centro del enfoque URBACT, no siempre resulta natural en un entorno institucional, que por razones históricas tiende a ser más jerárquico. El siguiente objetivo, por tanto, es permitir a los asistentes intercambiar ideas y compartir experiencias con sus compañeros, así como desarrollar su capacidad para engranar con las autoridades gestoras del proyecto proponiendo una forma distinta de trabajar.

El programa de esta segunda sesión, concretamente, se centra en cómo poner en marcha un Plan de Acción Local que integre a todos los agentes afectados, comentando aspectos como su co-producción, sus sostenibilidad y las fuentes de financiación disponibles para poder llevarlo a la realidad.

Para seguir el evento

Aunque el curso no está abierto al público general (está planteado para miembros de Grupos de Apoyo Local), estaremos allí en nuestro papel de Punto de Difusión Nacional, y os iremos transmitiendo nuestras impresiones de la experiencia por Twitter, via @URBACT_ES y el hashtag #urbactNTS. Posteriormente publicaremos también algunas entrevistas y una crónica resumiendo de la experiencia.

Datos del evento en la web de  URBACT: National Training on Participatory Action Planning
Crónica del seminario y entrevistas que realizamos a sus asistentes

Comments: (0)

Mapeando oportunidades en Los Molinos | “Alquiler por reforma” y cuidado del patrimonio

Category: arquitectura+participación+reutilización+sostenibilidad+⚐ ES

Mapeando Los Molinos 01_960x720

Hace unos días tuvo lugar esta interesante actividad en la que un enorme mapa de 20 por 40 metros pintado en el suelo nos llama la atención sobre la localidad de Los Molinos, en la sierra madrileña.
continue reading

Comments: (0)

Planning for protest | Time to get the book and visit the exhibition!

Category: news+publications+⚐ EN

Planning for Protest

A volley of protests have taken place throughout the world since 2008, the symbolic catalyst being the financial crisis triggered by the collapse of the multinational banking systems. We are now in an era of particularly well thought-out and networked mass movements that through the convenience of a digital news cycle can be followed more closely than ever before. Planning for Protest takes an closer look at how public spaces shape both the physical and psychological backdrop of these public events.

12 architectural offices in 12 cities across the globe have examined the role of architecture in shaping, defining, or limiting the flow of protest within their respective cities. Each contributor rendered eight drawings exploring a proposal for their city, focused on a specific intervention or urban planning scale. Varying from historical studies to proposals for a radical reshaping of space for public discourse, Planning for Protest is an ongoing documentation of how the physical world around us both limits and can be transcended by the people at any given time.

PlannignforProtest_invite2_620

Planning for Protest takes shape as an publication and exhibition. The opening event and publication launch of this Associated Project of the Lisbon Architecture Triennale will be on September 14 at 17:00. There will be a guided visit on September 15 at 12:00. The exhibition runs from September 12—December 15, 2013.

The publication is designed by Project Projects and will be available at the opening. It consists of a portable version of the exhibition and features essays by Daniel Oliveira and Pedro Levi Bismarck.

Interested? It is currently open to purchase and support through a crowdfunding campaign. By purchasing the publication you will be supporting Planning for Protest: all proceeds will be used for funding the public program. If you will not be in Lisbon next week, you can order a copy and support the project on the Indiegogo page until next Sunday, September 15.

Organized by Ben Allen, James Bae, Ricardo Gomes (KWY), Shannon Harvey (Public Address) and Adam Michaels (Project Projects), Planning for Protest is an ongoing documentation of how the physical world around us both limits and can be transcended by the people at any given time. Download the press release here.

Participants: Antonas Office (Athens), Studio Miessen (Berlin), studioBASAR (Bucharest), CLUSTER (Cairo), Culturstruction (Dublin), SUPERPOOL (Istanbul), ateliermob (Lisbon), public works with Isaac Marrero-Guillamón (London), Ecosistema Urbano (Madrid), Srdjan Jovanović Weiss / NAO (New York), PioveneFabi with 2A+P/A (Rome) and Vapor 324 (São Paulo).

Location of the exhibition: Rua dos Douradores 220, Praça da Figueira, Lisbon, Portugal

www.planningforprotest.org 
www.facebook.com/PlanningForProtest

Comments: (0)

Alineaciones. En torno a cinco campos de arquitectura | Curso de verano en la URJC

Category: arquitectura+convocatorias+noticias+⚐ ES

ALINEACIONES. En torno a cinco campos de arquitectura

Llega el verano, y las actividades relacionadas con la arquitectura se diversifican. Aquí os dejamos un curso organizado por la Universidad Rey Juan Carlos en Aranjuez  del 15 al 19 de julio, bajo el título “ALINEACIONES. En torno a cinco campos de la arquitectura”. Aunque empieza ya la semana que viene, el plazo de inscripción aún está abierto.

La coyuntura económica y social que atraviesa nuestro país ha modificado el ejercicio de la arquitectura de forma sustancial. Vivimos un momento de tensión permanente entre las definiciones de fondo, culturales – necesarias para la descripción y el avance disciplinar – y su implementación práctica y efectiva.

Esta circunstancia, que a priori podría parecer negativa, conlleva también su dosis de oportunidad, pues permite repensar los fundamentos y objetivos. Tener presente ambos extremos es necesario para producir un avance cierto de la arquitectura, para garantizar su coherencia y continuidad, pero también para abordar con éxito su papel en el cambiante entorno actual.

El concepto de alineación como ideal colectivo, en su doble aceptación de “hacer frente común” y de “reconocimiento de vías” permite pensar en un formato crítico, dialéctico y transgeneracional a partir del cual analizar y discutir cinco campos de interés contemporáneos, sus promesas, limitaciones, resultados y aspiraciones, en un contexto educativo. En él se rastrearán las jugadas creativas, pases, regates y ensayos a balón parado de un conjunto de jugadores que creen con firmeza que el partido aún no ha terminado.

ALINEACIONES. En torno a cinco campos de arquitectura

Como podéis ver en el programa, los campos de trabajo son: materia y proceso, memoria y tiempo, eficiencia y energía, desplazamiento y formación, uso y re-uso.

Toda la información se puede encontrar en la web: www.cursodeveranoalineaciones.blogspot.com y siguiendo el hashtag #alineacionesurjc en las redes sociales.