Comments: (0)

Un punto de partida: el Banco de Ideas como activador del centro de Hermosillo

Category: ⚐ ES+arquitectura+urbanismo

En un post anterior compartíamos el planteamiento general del Plan de revitalización del centro histórico de Hermosillo, comentando cómo un enfoque estratégico-táctico ayuda a poner en marcha procesos de transformación de la ciudad.

Aprovechando que este mes nos estamos centrando en hablar de edificios híbridos y catalizadores urbanos, vamos a profundizar en uno de los sub-proyectos clave del Plan Idea Hermosillo: el Banco de Ideas.

Identificando una oportunidad de activación

Ya durante el proceso de mapeo del centro histórico, tanto en las actividades de reconocimiento como en las reuniones participativas y los talleres, una de las localizaciones comenzó a destacar como punto clave en el planteamiento del proyecto: el Banco de Ropa, un edificio de dos plantas usado por una ONG local como punto de recogida, almacenamiento y re-distribución de ropa de segunda mano.

Vista general de la ubicación del Banco de Ideas y de su entorno, desde el Cerro de la Campana. Centro histórico de Hermosillo, Mexico.

Vista general de la ubicación del Banco de Ideas y de su entorno, desde el Cerro de la Campana.

Vista del Banco de Ropa desde la Avda. No Reelección, y fachada vista desde la Avda. Obregón. Hermosillo, Sonora, Mexico.

Vista del Banco de Ropa desde la Avda. No Reelección, y fachada actual vista desde la Avda. Obregón.

Muchos de los ingredientes necesarios para lanzar un proyecto de activación urbana están particularmente presentes en el Banco de Ropa:

  • Tiene una ubicación estratégica en el centro del área de intervención (ver mapa). Sobre la calle principal, cerca de un cruce importante y con vistas directas al Cerro de la Campana. Esta ubicación le da un excelente nivel de visibilidad y maximiza su impacto potencial en el centro urbano.
  • Presenta una combinación interesante de edificación y espacio público. Dos de sus fachadas, equipadas con grandes puertas correderas, dan a diferentes calles, una de ellas con una pequeña plaza delante. A su lado hay un solar vacío actualmente usado como estacionamiento. Esta combinación de espacios crea la situación ideal para experimentar con intervenciones urbanas interiores y exteriores.
  • El tamaño del edificio —en torno a 1.700 m2— y de los espacios circundantes también resulta idóneo, manteniendo la intervención en un rango asequible pero permitiendo alcanzar un nivel de impacto significativo en su entorno.
  • El edificio es la única propiedad pública en el área, lo que activa una serie de posibilidades que no se habrían dado en un solar de propiedad privada.
  • Se comprobó que transferir el uso existente —como banco de ropa— a otra ubicación era factible e incluso deseable.
  • Durante los talleres y las reuniones, varios agentes locales manifestaron su interés en tomar parte en la activación del Banco de Ideas desde el lado sociocultural y empresarial. El edificio se ve como un posible nodo clave para el emprendizaje, la gastronomía y la tecnología, incorporando un componente educativo en su núcleo.
  • El edificio, aunque presenta una calidad material y constructiva baja, ofrece un potencial muy grande para la reconversión, pudiendo funcionar como un gran contenedor de actividad.

Todos estos factores, combinados, le dan a esta ubicación un potencial transformador y de impacto positivo en el entorno que no tienen otros de los proyectos identificados. Le confieren la capacidad de activar espacios, atraer gente y convertirse en el primer paso hacia la revitalización del centro.

Fue por ello por lo que se eligió como intervención principal del Plan Idea Hermosillo, y se trabajó en el desarrollo de las primeras ideas y debates hasta llegar a lo que finalmente se presentó como el Proyecto Piloto “Banco de Ideas”.

El Banco de Ideas como catalizador urbano

El propio nombre y la identidad del Banco de Ideas establece un enlace entre el uso actual como banco de ropa y el uso futuro como incubadora cultural, social y económica. Habla también de un espacio de exploración, un lugar capaz de servir de lanzadera a la activación social, cultural y económica de la zona. Capaz de funcionar como “cocina” colaborativa en la que la ciudad y el vecindario puedan experimentar nuevas actividades y formas de organizarse, y lanzar iniciativas que mejoren la calidad de vida.

Este es precisamente el rol de un catalizador urbano: ser uno de los primeros pasos en el largo proceso de revitalización de una zona de la ciudad. El objetivo, por tanto, crear un lugar público y abierto que se convertiría en un nuevo nodo de actividad gracias a intervenciones físicas estratégicas, capaces de conseguir un alto impacto sin consumir excesivos recursos económicos.

Diversificar los usos

Una de las primeras consideraciones a la hora de concebir un nuevo espacio de carácter urbano como el propuesto es la incorporación de nuevos usos y programas que garanticen su transformación en atractor de actividad.

Muchas de las nuevas propuestas de uso surgieron ya durante el proceso de socialización con diferentes agentes clave a través de reuniones temáticas y otras actividades, que sirvieron además para identificar a las personas o colectivos que pudieran involucrarse en la gestión posterior del espacio. Los usos y programas que se identificaron como relevantes para la reconversión del edificio incluyen la gastronomía, la cultura y el patrimonio, el emprendimiento, la educación, las nuevas tecnologías y el deporte.

Temas y actividades clave identificadas en torno al Banco de Ideas. Hermosillo, Sonora, México.

Temas y actividades clave identificadas en torno al Banco de Ideas.

Maximizar la relación con el entorno

El edificio del Banco de Ideas, con su gran volumen sólido y una altura mayor que la de las edificaciones circundantes, constituye una referencia visual para toda la zona, pudiendo verse claramente incluso desde el Cerro de la Campana. Sin embargo, dada la importancia de su integración en el entorno, la intervención no puede restringirse a un proyecto puramente edificatorio: necesita actuar sobre el entorno próximo.

Por ello, en los espacios exteriores adyacentes (calles y plazoleta de la Avenida Obregón) se plantean intervenciones orientadas a mejorar la usabilidad, el confort, el atractivo y la calidad general del espacio, como la introducción de nueva vegetación o de elementos de mobiliario urbano.

El Banco de Ideas y su entorno como concentradores de nuevos usos. Hermosillo, Sonora, México.

El Banco de Ideas y su entorno como concentradores de nuevos usos.

La ubicación del edificio junto a un estacionamiento público rodeado de una fachada histórica permite crear una combinación única de espacios interiores y exteriores, todos con carácter propio. El aparcamiento se incorpora como un espacio de expansión temporal en los momentos de bajo uso del mismo, posibilitando que el Banco de Ideas pueda también programar actividades al aire libre. Para ello, se propone establecer acuerdos estratégicos que posibiliten el uso temporal del estacionamiento. Se intervendrá a través de la instalación temporal de mobiliario, en el horario y los días que habitualmente se encuentra vacío, añadiendo más posibilidades de uso a la zona.

Las cuatro grandes entradas opuestas, además de facilitar la entrada y salida de personas, mobiliario y objetos de gran tamaño, permiten atravesar física y visualmente el edificio, de acuerdo con su vocación de convertirse en un nuevo espacio público para la ciudad.

El proyecto

El concepto de catalizador urbano se traduce, como en otros casos, en un edificio híbrido, capaz de alojar una gran variedad de usos y dar forma a una tipología a medio camino entre lo cerrado y lo abierto, lo público y lo privado, lo físico y lo digital.

Axonometrías de conjunto mostrando elementos a demoler (rojo) y a añadir (verde) al Banco de Ideas. Hermosillo, Sonora, México.

Axonometrías de conjunto mostrando elementos a demoler (rojo) y a añadir (verde) al Banco de Ideas.

El proyecto se basa en la edificación existente y la modifica siguiendo seis principios clave: la creación de espacios multifuncionales, la conexión de los espacios interiores con los espacios públicos circundantes, la mejora de su confort climático con un diseño bioclimático, la integración de nuevas instalaciones y tecnologías para prepararlo para usos innovadores, la creación de un sistema de gestión abierto e inclusivo, y la extensión de las horas de apertura para crear un equipamiento casi 24/7.

Diagramas explicativos de los principales conceptos tras la propuesta del Banco de Ideas. Hermosillo, Sonora, México.

Diagramas explicativos de los principales conceptos tras la propuesta del Banco de Ideas.

En el interior del edificio, la intervención se centra en mejoras que permitirán introducir nuevos programas y mejorar las condiciones de confort: aumento de la iluminación natural y de la ventilación, adaptación del espacio a las nuevas necesidades, mejora de la accesibilidad, modernización de las infraestructuras básicas, mejoras en la percepción del espacio, etc.

En torno a un patio que resuelve las comunicaciones verticales, la iluminación y la ventilación, se crean tres plantas libres cuya distribución se resuelve de forma flexible con elementos de mobiliario y particiones ligeras.

Planta y sección de la propuesta para el Banco de Ideas - Hermosillo, Sonora, México - Ecosistema Urbano

Planta y sección de la propuesta.

Una de las acciones clave para la renovación del edificio es la adición de una nueva fachada, realizada con estructuras ligeras y textiles semi-opacos, sobre la existente. Su diseño permite, por un lado, proteger la estructura y el cerramiento principal del edificio de la radiación solar directa, mejorando su comportamiento climático. Por otro lado, además, renueva la imagen del edificio manteniendo parte de su forma anterior.

Recreación del edificio y los espacios circundantes desde el exterior. Banco de Ideas de Hermosillo, Sonora, Mexico.

Recreación del edificio y los espacios circundantes desde el exterior.

La clave de la gestión

Otro de los principales retos relacionados con la reactivación del edificio del Banco de Ropa reside en su modelo de gestión. No es suficiente con mejorar su aspecto físico e incorporar nuevos programas si no se desarrolla un modelo de gestión ad hoc que garantice su viabilidad económica y al mismo tiempo impulse su uso como equipamiento público y de libre acceso.

Por esta razón es necesario contar con el apoyo de diferentes entidades y agentes presentes en la ciudad (emprendedores privados, asociaciones civiles, instituciones locales, fundaciones, ONGs, voluntariado, etc.), organizados en comité administrativo y consultivo, y en un grupo motor de carácter civil que operará la gestión del Banco de Ideas en su funcionamiento diario.

El sector público aportará el inmueble en régimen de concesión y proveerá recursos para la materialización inicial de las transformaciones físicas en espacios interiores y exteriores. Al mismo tiempo facilitará la gestión y operación de los programas con las dependencias públicas involucradas.

Perfiles identificados con vistas a la co-gestión del Banco de Ideas. Hermosillo, Sonora, México. Ecosistema Urbano.

Perfiles identificados con vistas a la co-gestión del Banco de Ideas.

Este modelo de gestión se apoya en casos de éxito de diferentes partes del mundo, como Estación Indianilla (CDMX, México), Cascina Cuccagna (Milán, Italia), Infante 1415 (Santiago de Chile), Chapitô (Lisboa, Portugal) o la Scuola Open Source (Bari, Italia).

El objetivo es que, a partir de ese inicio, el Banco de Ideas llegue a ser un proyecto autosuficiente y genere su propia economía y actividad.


Si queréis conocer más sobre este proyecto, os recomendamos revisar el Plan Idea Hermosillo del que forma parte, y el documento con la propuesta para el Banco de Ideas, que dejamos a continuación:

Comments: (0)

Banyan Hub | Un nuevo catalizador urbano en West Palm Beach

Category: ⚐ ES+arquitectura+ecosistema urbano+sostenibilidad


Tras ganar el concurso internacional Shore to Core,promovido por West Palm Beach Community Redevelopment Agency (CRA) y convocado por el Van Alen Institute in 2017, Ecosistema Urbano está desarrollando varias partes de la propuesta, entre ellas el visionario edificio Banyan Hub.

El proyecto Banyan Hub surge de la intuición de la ciudad de West Palm Beach y del CRA de transformar el actual Banyan Garage, un edificio de aparcamiento de los años 70 ubicado en el corazón de la ciudad, en una nueva oportunidad para activar la ciudad, un hub para decenas de nuevas actividades para residentes y visitantes.

Ecosistema Urbano ha finalizado el Schematic Design del proyecto que ha sido aprobado oficialmente por la Comisión de la Ciudad de West Palm Beach el pasado 22 de octubre. El proyecto se seguirá desarrollando en los próximos meses.

El Banyan Hub en el contexto urbano de West Palm Beach.      .

Un edificio híbrido y flexible, abierto día y noche
El Banyan Hub aglutina en un solo edificio un amplia gama de programas, desde espacios abiertos y públicos hasta áreas reservadas y privadas: tres plazas públicas con actividad comercial y un pabellón de eventos, dos plantas de centro de negocios y espacio coworking, un centro deportivo YMCA con espectaculares vistas sobre la laguna y un área residencial con diferentes tipologías de viviendas, que van desde unidades mínimas de 46 m2 hasta viviendas dúplex de 140 m2.

La gran variedad de posibilidades que ofrece el edificio tendrá un importante impacto en la forma de vivir en el centro de West Palm Beach. Los programas son complementarios entre sí, creando una red de servicios en la cual cada parte funciona de manera independiente, pero todos ellos contribuyen para ofrecer al usuario una experiencia única.
Además, el nuevo edificio no perderá su función como garaje, ya que incorporará un aparcamiento robotizado.
La sostenibilidad y el diseño bioclimático son ingredientes clave del Hub Banyan, que se caracteriza por su fachada permeable, dos patios y múltiples dispositivos climáticos activos y pasivos.

Banyan Hub | Un edificio de programa complejo rodeado por una piel verde y permeable.

Plazas urbanas: ampliar las posibilidades del espacio público y multiplicarlas por 3
El corazón público del Banyan Hub late en las tres plazas públicas situadas en diferentes niveles:

  • Una plaza flexible y permeable a nivel de calle, con un vestíbulo abierto conectado a las calles circundantes y al passageway o calle de servicios, que integra actividades de comercio y restauración además de varios espacios de servicio.

Banyan Hub | Planta de la Plaza Pública a pie de calle.

  • Una plaza cubierta al aire libre en un nivel intermedio para eventos temporales y actividades culturales, con elementos arquitectónicos espectaculares como una cascada digital interactiva y un patio verde.

Varias actividades en la Plaza Pública elevada del Banyan Hub.    .

  • Una terraza que ofrece una vista panorámica del entorno natural único de Florida y de todo el centro de la ciudad. La terraza dispone de un pabellón para albergar eventos cívicos (reuniones públicas, proyecciones, actuaciones) así como eventos privados como bodas.

Eventos en el pabellón cívico de la terraza del Banyan Hub.

Espacios públicos interconectados
Los tres espacios públicos principales se conectan para ofrecer la experiencia de un viaje dinámico a través de los diferentes entornos. La ciudad está conectada con la plaza urbana elevada del nivel intermedio a través de una escalera mecánica exterior que dinamiza la fachada del Bulevar Banyan y permite detenerse en el anillo comercial de los dos primeros niveles. Desde la plaza elevada se puede acceder a la terraza por la impresionante rampa helicoidal que rodea el patio verde.

Banyan Hub | Diseño bioclimático del edificio.

Un edificio con un corazón verde
Otros usos en el bloque central del edificio son el Business Hub y el YMCA, cada uno de los cuales ocupa dos niveles. Ambas zonas se caracterizan por la presencia del patio verde central, un espacio natural al aire libre de múltiples niveles que da continuidad a las plazas urbanas ajardinadas del edificio. Además, el patio verde tiene una función bioclimática pasiva relevante, ya que ayudaría a reducir las temperaturas hasta 5ºF y regularía la ventilación, proporcionando unas condiciones ambientales agradables durante todo el año, reduciendo su impacto ambiental y los costes de operación y gestión.

Business Hub | Trabajar en el Banyan Hub en contacto directo con la naturaleza.

Una fachada que respira
La fachada actúa como uno de los principales sistemas de acondicionamiento climático del edificio, filtrando la radiación solar directa y regulando la ventilación. Está formada por un conjunto de elementos individuales que, según las condiciones climáticas medidas a tiempo real y las necesidades del edificio, modifica su configuración. Entre la fachada y el interior del edificio existe un espacio de transición, o buffer verde, compuesto por una estructura permeable en la que crece vegetación convirtiéndose en un espacio habitable y capaz de albergar programas. Este espacio intermedio actúa como un segundo filtro natural para la luz natural y la brisa y contribuye positivamente a la regulación de la temperatura interior por evaporación.

YMCA en Banyan Hub | Pista exterior a 34 metros de altura en el Banyan YMCA.

YMCA en Banyan Hub | Nadando en el cielo en Banyan YMCA.

Vivir con vistas a la laguna
El bloque superior del edificio está dedicado a la vivienda. Las unidades residenciales están orientadas al exterior, disfrutando de unas vistas privilegiadas de la ciudad y de la laguna. Un sistema modular permite la combinación de unidades de diferentes tamaños, que van desde 46 a 140 m2. La reducida dimensión de los micro apartamentos se compensa con instalaciones comunes interiores y exteriores, específicamente concebidas para fomentar el sentido de comunidad de los residentes. Las unidades residenciales están dispuestas en torno a un patio común, donde la vegetación ayudará a refrescar el microclima interior, manteniendo los niveles adecuados de temperatura y humedad para lograr el confort de los usuarios.

Vivir en Banyan Hub | Instalaciones comunes al aire libre para los residentes.

Haciendo un aparcamiento invisible
El Banyan Hub continuará sirviendo como garaje municipal para las necesidades de la ciudad, ya que su funcionamiento es crucial para la gestión del estacionamiento del centro de West Palm Beach. Sin embargo, el estacionamiento será completamente modernizado incorporando un Aparcamiento Robotizado. Con este sistema, se mantiene el número de plazas existentes pero ocupando únicamente ⅔ del volumen utilizado en la actualidad. Además, siendo la ambición del Banyan Hub convertirse en una pieza activa de la ciudad que proyecte su vida hacia el contexto urbano, se ha diseñado una solución específica para asegurar que los usos ubicados en fachada reflejan el dinamismo del edificio. Los 4 niveles de aparcamiento están ubicados en el corazón del edificio, siendo imperceptibles desde el exterior, rodeado en sus 4 lados por dos niveles de comercio y restauración conectados por un recorrido público que da calidad arquitectónica a este espacio.

Banyan Hub | Sección transversal y alzado nocturno en Olive Ave.     .

Acerca de la Community Redevelopment Agency de West Palm Beach
Creada en 1984 y autorizada por la Florida’s Community Redevelopment Act de 1969 (F.S. 163, Parte III), la CRA de West Palm Beach es reconocida a nivel nacional como una de las Agencias de Desarrollo Comunitario (CRA) más innovadoras y efectivas del país y está estableciendo el estándar para la reurbanización. El centro de la ciudad ha experimentado un renacimiento con una inversión privada sustancial, incluyendo el desarrollo comercial y residencial. La inversión pública asciende a millones de dólares, con la construcción de una biblioteca de última generación, la revitalización del histórico Sunset Lounge, la mejora infraestructural del paisaje urbano y un frente marítimo mejorado. La CRA continúa coordinándose con la Ciudad y otras agencias para revitalizar el centro de la ciudad.

Comments: (0)

Arquitectura medioambiental | Curso de verano ETSAM

Category: ⚐ ES+arquitectura+noticias+sostenibilidad

Una de las imágenes del folleto

Eduardo Prieto organiza un curso de verano titulado “Arquitectura medioambiental: Técnica, Tipología, Historia”, que se celebrará en la ETSAM entre junio y julio de este año y contará con profesores como Iñaki Ábalos, Antonio Picon, Javier Neila, Simón Marchán, Carlos Sambricio, Juan Calatrava, Joaquín Medina-Warmburg o Javier y Jacobo García-Germán, entre otros.

El curso está dirigido tanto a especialistas en gestión energética como a profesionales o estudiantes interesados en los problemas medioambientales: a los primeros, porque ofrece una visión integradora que permite combinar las aproximaciones técnicas con las cuestiones históricas que resultan fundamentales en la disciplina; a los segundos, porque ofrece un panorama global —técnico, tipológico, histórico— de la relación de la arquitectura con el medioambiente.

El curso está compuesto por tres módulos: el primero, más técnico, presentará las estrategias fundamentales del diseño pasivo; el segundo tendrá por argumento los modos en los que, a lo largo de la historia, dichas estrategias se han aplicado a la arquitectura; el tercero incardinará esas soluciones en el contexto contemporáneo.

Más información e inscripciones

Comments: (2)

Convocatoria de trabajos de estudiantes para la Bienal de Venecia

Category: ⚐ ES+arquitectura+convocatorias+noticias

Este año el pabellón español en 16a Bienal de Arquitectura de Venecia adopta un enfoque particular: no expondrá una selección de obras de arquitectura de nuestro país, sino que contendrá acciones, discursos y producciones desarrollados en los entornos de aprendizaje españoles en los últimos años.

Para ello se invita a los estudiantes a participar con acciones, discursos o producciones que hayan sido realizadas en etapas de formación e investigación en entornos del aprendizaje de la arquitectura (dentro y fuera de la Academia), entre 2012 y 2017, y que compartan la línea del manifesto que se puede leer en b-e-c-o-m-i-n-g.com.

Adjetivos que definen el tipo de propuestas que se buscan

De esta convocatoria, que por ahora solamente requiere aportaciones muy breves a través de un formulario en línea, se espera obtener la totalidad de los contenidos para el pabellón.

¡Participa en la convocatoria hasta el 30 de noviembre!

Posteriormente se lanzará una convocatoria específica para ejecutar la transformación del espacio exterior del propio pabellón español en los Giardini della Bienale en Venecia.

Comments: (0)

Impostergable | Workshop en la Bienal de Chile

Category: ⚐ ES+arquitectura+noticias+urbanismo

Los próximos días 1 a 5 de noviembre José Luis Vallejo participará en el workshop internacional de la XX Bienal de Arquitectura y Urbanismo de Chile en Valparaíso.

Este taller tiene como objetivo servir de plataforma práctica para los diálogos, conversaciones y temas que se discutirán durante el desarrollo de la bienal. Así, el Workshop se instalará como una oportunidad para que los estudiantes, guiados por un equipo de tutores, planteen a través de herramientas proyectuales soluciones tangibles a las temáticas impostergables evidenciadas durante la bienal, en la ciudad de Valparaíso.

La actividad propone centrar la mirada en las zonas menos observadas y más vulnerables de Valparaíso: las quebradas. ¿Cómo se debe construir en estos sistemas topográficos?, ¿Cómo se puede diseñar un proceso de transformación de los cerros?, ¿Cómo se puede intervenir en las zonas más desfavorecidas de Valparaíso?. De esta forma se plantea la construcción de los diálogos que den respuestas a la precariedad de las quebradas de Valparaíso, postergados e informales. De estas propuestas se espera que puedan imaginar y diseñar los procesos de transformación arquitectónica y urbana necesarios para la ciudad.

Profesores:

ECOSISTEMA URBANO ( José Luis Vallejo) – España
PRÁCTICA (Jaime Daroca + José Ramón Sierra + José Mayoral) – España
ADAMO – FAIDEN (Sebastián Adamo) – Argentina
ESPIRAL (León Duval + Jorge Brady + Luis Felipe Venegas) – Chile
BARCLAY & CROUSSE (Jean Pierre Crousse + Sandra Barclay) – Perú

Conferencias:

Gabinete de Arquitectura (Solano Benitez + Gloria Cabral) – Paraguay
Iñaqui Carnicero – España
Rahul Mehrotra – India
Hashim Sarkis – USA/Libano
Gehl Architects – Dinamarca
MGM (José Morales) – España
BARCLAY&CROUSSE – Perú
Ecosistema Urbano – España

Más información: www.impostergable.cl/workshop

Fechas: 1 al 5 de noviembre de 2017
Lugar: Parque Cultural del Valparaíso

Comments: (0)

El ecobulevar, lleno de vida

Category: ⚐ ES+arquitectura+el ecobulevar paso a paso+en uso+eu:live+eventos+hallazgos+noticias+urbanismo

Cuando en 2004 se diseñó el Ecobulevar de Vallecas, se concibió no solamente como un dispositivo de acondicionamiento climático del espacio público, sino también como un punto de encuentro, un escenario, un espacio de juego… una infraestructura para la vida sociocultural del barrio.

El papel de un árbol en el aspecto social, algo que se buscaba reproducir en los

El papel de un árbol en el aspecto social, algo que se buscaba reproducir en los “árboles” artificiales

El pasado 25 de agosto tuvimos la fantástica oportunidad de ver y documentar este aspecto en todo su potencial con motivo de BLOCK PARTY, una actividad programada allí como parte de Los Veranos de la Villa que, fiel al interés del actual Ayuntamiento por apoyar el desarrollo de los barrios periféricos, llenó las estructuras con talleres y exhibiciones de parkour y tricking, y conciertos de hip hop. Os dejamos algunas fotos que nuestro fotógrafo de cabecera, Emilio P. Doiztúa, sacó del evento.

Habiendo pasado una década desde su construcción, los árboles a su alrededor (los biológicos) comienzan a dar algo de sombra, sustituyendo gradualmente la función bioclimática de estas estructuras. Sin embargo, tras años de presencia en un barrio parcialmente desocupado, donde la poca vida que podía verse en el bulevar tendía a concentrarse en torno a ellas, y donde la falta de mantenimiento sigue haciéndose notar, su función simbólica y como espacio social sigue viva. ¿Llegará realmente el momento en que tenga sentido desmontarlas y llevarlas a otro lugar, como estaba previsto por diseño? ¿O se habrán convertido en parte insustituible del espacio público y de la identidad del lugar?

Comments: (0)

La Academia norteamericana: un atributo de la arquitectura española

Category: ⚐ ES+arquitectura+convocatorias+noticias

Jose y Belinda en el "lottery day" - GSD Harvard

El próximo lunes 18 de septiembre Ecosistema Urbano participará en el curso “La Academia norteamericana: un atributo de la arquitectura española” en la Universidad Internacional de Andalucía.

El evento tiene como objetivo reflexionar sobre la influencia que ha tenido la academia norteamericana en el desarrollo académico y profesional de varios arquitectos españoles. Así, se pretende evidenciar el valor de la internacionalización y del intercambio, tanto en el contexto universitario como profesional, siendo éstos espacios necesarios para el desarrollo creativo y profesional.

En 1953 y, tras huir de la dictadura española, el arquitecto José Luis Sert fue nombrado decano de la Escuela de Diseño de la Universidad Harvard, cargo que ejerció hasta 1969. Así comienza el recorrido de una serie de figuras fuertemente influyentes de la arquitectura española en la academia norteamericana, que se releva con el liderazgo de Rafael Moneo en la Universidad de Harvard y se continúa con otras figuras más contemporáneas, como Iñaki Ábalos. Todos estos arquitectos, tras pasar por cargos de prestigio e influencia en Estados Unidos, regresarán posteriormente a España, donde revisitarán y reconducirán su profesión tras la experiencia vivida. Esto supondrá una significativa transformación para la arquitectura española.

El seminario incluirá conferencias por parte de Iñaki Ábalos (Ábalos+Sentkiewicz), Víctor Navarro (Langarita Navarro), José Luis Vallejo (Ecosistema Urbano), Luis Rojo (Rojo/Fernández-Shaw), Ricardo Devesa (Actar Publishers), Marina Otero (After Belonging Agency), Ángel Martínez García-Posada, y los fundadores de PRÁCTICA Jaime Daroca, José Mayoral y José Ramón Sierra.

La matriculación esta ya abierta y se puede completar desde el siguiente enlace:

Matriculación

Fechas: 18, 19 y 20 de septiembre de 2017
Lugar: Monasterio de la Cartuja de Sevilla, España.
Aforo limitado.

Comments: (2)

LAB1 Bogotá: reactivando la ciudad desde el trabajo colaborativo y la creatividad

Category: ⚐ ES+arquitectura+ciudad+creatividad+cultura abierta+laboratorios urbanos

Hace unas semanas, en el marco del Jurado del concurso BID URBAN LAB organizado por el Banco Inter Americano de Desarrollo, tuve la oportunidad de conocer a Leonardo Velasquez, miembro de uno de los equipos participantes y que resultaron finalistas en este interesante concurso, del que os informamos el pasado mes de junio.

Leonardo, durante su presentación, mostró el trabajo que desarrolla junto con otros estudiantes y creadores en la ciudad de Bogotá. El proyecto se llama LAB1 y hoy compartimos con vosotros algunas imágenes de esta interesante labor colaborativa así como una breve descripción de su actividad, facilitada por el propio Leonardo.

Podéis ver su página web y seguirles a través de Facebook e Instagram. ¡Esperamos que su actividad os resulte inspiradora! continue reading

Comment: (1)

CUENCA RED en el libro “La participación en la construcción de la ciudad”

Category: ⚐ ES+arquitectura+Cuenca Red+ecosistema urbano+publicaciones+urbanismo

La Escuela Técnica Superior de Arquitectura y Edificación de Cartagena publica el libro “La participación en la construcción de la ciudad”, y Ecosistema Urbano ha sido invitado a contribuir en el mismo, compartiendo alguno de nuestros últimos proyectos. Hemos decidido narrar el proceso de trabajo, los resultados y la experiencia adquirida en el proyecto CUENCA RED, un proyecto que finalizamos la pasada primavera, después de un intenso proceso de trabajo que culminó en la definición de 6 propuestas urbanas para la transformación de espacios públicos de la ciudad.

El libro ilustra este proceso en más de diez páginas de contenido exclusivo, por lo que agradecemos a los editores y coordinadores Jaume Blancafort y Patricia Reus, la oportunidad que nos han brindado.

continue reading

Comments: (0)

Creatividad | Puesta en perspectiva histórica de las Ciudades Creativas

Category: ⚐ ES+arquitectura+ciudad+colaboraciones+creatividad+cultura abierta+tecnologías

Investigador en el Laboratorio PACTE (Grenoble) y Director de la agencia Villes Innovations (Madrid, Grenoble), Raphaël Besson propone una puesta en perspectiva histórica de las ciudades creativas.

INTRODUCCIÓN

Desde mediados de los años 1990, la ciudad creativa polariza los debates sobre los lugares de saber y de innovación. Ya sean Nueva York, Chicago, París, Londres, Barcelona o Berlín, queda claro : la ciudad del futuro será esencialmente innovadora. Este fenómeno no se limita a los países europeos y de Norteamérica ; es particularmente masivo en Asia (Shangaï, Beijing, Bangalore) y en el Cercano Oriente (Dubai Smart City, Masdar). En Latinoamérica, adquiere una paulatina importancia, tal como lo demuestra el constante desarrollo de los distritos tecnológicos, del audiovisual y del diseño de Buenos Aires.

Para analizar estos fenómenos urbanos emergentes, los investigadores han producido una multitud de conceptos: ciudades creativas, ciudades inteligentes, smart cities, ciudades del saber, sistemas urbanos cognitivos (Besson, 2014), etc. Think tanks, Fundaciones y gabinetes de expertos fueron creados para proponer sus propios modelos y clasificaciones de las ciudades innovadoras y creativas. Frente a estas problemáticas, las instituciones públicas no quedaron mudas. Ya son numerosas las políticas públicas aplicadas a escala mundial (red de las ciudades creativas de la UNESCO), europea o nacional, con el reciente desarrollo de la estrategia “French Tech“.

Frente al desarrollo exponencial de las teorías y de las políticas públicas sobre el tema de las ciudades creativas, parece inevitable tomar la distancia necesaria e interrogar la historia. A través del análisis de diversos “lugares de saber ” que marcaron la historia (Jacob, 2007), pretendemos comprender las especificidades de los espacios de saber y de innovación contemporáneos (ciudades creativas, smart cities y Terceros Lugares).

LOS ESPACIOS DE SABER Y DE INNOVACIÓN A TRAVÉS DE LA HISTORIA. LA PREGNANCIA DE LA UTOPÍA INSULAR.

Desde la Antigüedad, las sociedades conciben espacios dedicados al conocimiento y a la innovación. Las bibliotecas de Alejandría o de Roma funcionaban como auténticos laboratorios. Allí es donde los sabios disponían de los instrumentos, colecciones, escritos de la Antigüedad griega y latina, así como los jardines zoológicos o botánicos necesarios a su trabajo. Estas bibliotecas desempeñaban un papel fundamental en la ideología universalista y la búsqueda de potencia de los Imperios. Si concentraban saberes procedentes del mundo entero, operaban esencialmente en un marco cerrado, bajo el control de los poderosos. Según el historiador Christian Jacob, la biblioteca de Alejandría no era ” un lugar abierto a todos los letrados y sabios del mundo entero (…), reservada a la élite admitida en el entorno más cercano del rey ” (Jacob, 2007). Hallamos pues esta idea de creación de espacios de saber y de innovación en la Edad Media, con la construcción de los monasterios. Su diseño se inspira ampliamente en el pensamiento teológico y en la utopía insular, que inducen un aislamiento de los investigadores y de los sabios del mundo exterior. La Verdad Absoluta debe transmitirse en toda autonomía en el seno del monasterio.

1

Abbaye Notre Dame de Sénanque.

A partir del siglo XII, esta filosofía insular inspira la construcción de las Universidades. Efectivamente, el conjunto de las primeras Universidades adoptó la figura arquetípica del claustro : entre ellas, cabe citar las de Bolonia (1088), Oxford (1167), Salamanca (1218), Valladolid (1260), París (Sorbonne, 1257), etc. En aquél entonces disponían de edificios independientes, alejados de la ciudad o inscritos en ella, pero aislados por muros perimetrales. Entre ellos, un ejemplo emblemático es el Palacio de la Sapiencia en Roma, cuya construcción fue iniciada por Giacomo della Porta, antes de ser modificada por el arquitecto Borromini en 1632. Este Palacio del Saber contaba en su patio central con un recinto cerrado al resto de la Ciudad.

2

Universidad de La Sorbonne.

Desde el Renacimiento, el desarrollo de los gabinetes de estudios se inscribe en esta perspectiva insular. La descripción del studiolo del Renacimiento italiano (siglos XV-XVI) por el historiador Celenza, revela una práctica ascética del saber, ampliamente inspirada por el monaquismo cristiano. Según él, el studiolo representaba “un lugar de retiro, un centro de archivos privados donde refugiarse para leer y reflexionar con tranquilidad” (Celenza, 2007). En la dinastía de los Ming (siglos XVI-XVII), el gabinete de estudios estaba aislado de la ciudad, más próximo a la naturaleza, y ceñido por muros protectores, “contra el mundo exterior y vulgar ” (Schneider, 2007). Así pues, en un tratado redactado entre 1631 y 1634, el arquitecto Ji Cheng aconsejaba que los gabinetes de estudio, sean concebidos “sin demasiadas aperturas : limpieza y claridad consolidan el espíritu, mientras que una apertura al exterior demasiado grande cansa la vista

Encontramos este mismo modelo de retiro místico en el desarrollo de los primeros laboratorios, que no escapan a una visión sacralizada de la investigación. En la Venecia del Renacimiento, la entrada del laboratorio es sagrada. Así pues se dice que “nadie puede penetrar en los laboratorios de química de la Ciudad sin comprometerse a quedarse allí para siempre” (Schaffer, 1999). Según la etnóloga Sofía Houdart, en realidad los primeros laboratorios eran “espacios privativos y cerrados” (Houdart, 2007). En cuanto a los que se dedican al trabajo de laboratorio, a menudo asocian sus tareas a las de los santos de la Cristiandad y sus talleres a piadosos retiros de meditación; así pues acceder al conocimiento parece significar acceder a Dios. Luis Pasteur compara los laboratorios a “templos del futuro“. André Loir, su fiel asistente, insiste en el hecho de que “la entrada del laboratorio, herméticamente cerrada a todos aquellos que eran de fuera, resulta sagrada” (Schaffer, 1999). Frente a la presencia de otros lugares de saber como las bibliotecas, jardines, observatorios o museos, el modelo de los laboratorios se impuso realmente a finales del siglo XIX. El número de laboratorios de química, física o de electricidad crece entonces en Europa y Estados Unidos. A este desarrollo exponencial corresponde una transformación de los gabinetes privados en laboratorios modernos, más accesibles y abiertos a los ingenieros e industriales.

3

Un laboratorio francés en el siglo XIX.

A mediados del siglo XX, nuevos espacios de saber vuelven al leitmotiv de la insularidad. Tal es el caso de los campus universitarios, que se crean en lugares aislados y alejados de la emulación de las áreas urbanas. Ya sea en Chicago (universidad de Illinois de Walter Netsh), Berlín (Freie Universität de Candilis-Sosic-Woods), Bagdad (universidad realizada por Walter Gropius), o en Toronto (universidad de Scarborough concebida por John Andrews), los arquitectos-urbanistas organizan la vida universitaria de manera autosuficiente, fuera de las ciudades. De tal manera que la arquitectura de los campus se cierra, y se vuelve impermeable al mundo exterior. Según André Sauvage, se instalan progresivamente los denominados “campus monofuncionales”, que se caracterizan por “un entorno despojado, destinado a aquellos para quienes la cultura, el conocimiento debe ganarse no sólo por esfuerzos constantes, sino también renunciando diariamente a la ciudad ” (Sauvage, 1994)

El otro modelo que emerge en los años 60 es el de polo tecnológico, con algunos ejemplos emblemáticos como el de la Silicon Valley, la ZIRST de Meylan (rebautizada Inovallée) o el parque Sophia-Antipolis de Niza. Los polos tecnológicos se presentan como una zona simbólicamente cerrada, localizada en un espacio periurbano y organizado alrededor de centros de investigación, universidades y de PYMES dedicadas a las altas tecnologías, con una proximidad espacial destinada a asegurar un mecanismo de “fertilización cruzada”, propicia a la innovación. Evocaremos el modelo de las Ciudades científicas, desarrolladas en la URSS durante la Guerra Fría, bajo la influencia de los polos tecnológico. Los naoukograds eran secretos, aislados y cerrados por barreras superables hasta ciertos puestos de control. Estaban dotados de todas las funciones urbanas (espacios residenciales, cines, escuelas, tiendas, jardines de infancia…), así como de los recursos intelectuales y científicos excepcionales (centros de investigación dotados de los equipos más modernos, fábricas experimentales, universidades, polígonos de ensayos). Cada ciudad estaba situada sobre un sector tecnológico clave : electrónica, construcción aeronáutica, nuclear o industria aeroespacial. La existencia de los naoukograds, que rivalizaba con los centros tecnológicos y occidentales más grandes, ha sido revelada a rusos y al mundo entero sólo a mediados de los años 90 (Lappo, Polian, 2007).

4

Freie Universität, Berlin.

Esta breve historia de los espacios de saber destaca una diversidad de formas, lugares y representaciones de los entornos más estimulantes en cuanto al conocimiento y la innovación. Esta heterogeneidad permite revisar en primer lugar que los espacios de saber no siempre se confundieron con el territorio de las ciudades ; también fueron pensados y construidos aparte o fuera de ellas (monasterios, gabinetes chinos de estudios, campus, polos tecnológicos) ; o en ciudades ya constituidas, tomando entonces la forma de cercados herméticos al resto de la ciudad (bibliotecas de la Antigüedad, universidades, laboratorios de investigación). A menudo, el desarrollo de los espacios de saber se hizo de manera autónoma y separada de sus territorios de anclaje. Con la hipótesis siguiente: el acceso al conocimiento implica separarse y extraerse de los tormentos de la vida social y urbana, y protegerse del mundo exterior. Cabe especificar que esta insularidad implicaba a la misma vez “hacer venir el mundo hacia sí mismo” (Houdart, 2007). Aquí radica una de las puestas esenciales de los lugares de saber, que procuraron concentrar el número más grande de colecciones, de escritos y los instrumentos necesarios para la inspiración y las experimentaciones.

Otra conclusión es que tales espacios de saber, permanecen estrechamente tributarios de una concepción en la que los procesos de innovación y de conocimiento incumben a una élite de investigadores y de creativos. En la Antigüedad o en la Edad Media, ciencias e innovaciones son la expresión de los hombres de Iglesia, de los sabios y catedráticos. Los modelos de los laboratorios de investigación, polos tecnológicos, campus universitarios, y más recientemente de clusters o polos de competitividad generan las innovaciones en las Universidades, los centros de investigación o las empresas. Estos modelos evocan muy superficialmente a los actores informales de la innovación, como los artistas, los habitantes ordinarios y los usuarios de las innovaciones.

LAS TRANSFORMACIONES CONTEMPORÁNEAS DE LOS ESPACIOS QUE SE DEDICAN AL CONOCIMIENTO Y A LA INNOVACIÓN. SMART CITIES Y CIUDADES CREATIVAS

Esta concepción de la investigación y de la creatividad es, hoy día, puesta en tela de juicio. El contexto de mutación de las economías y la importancia creciente de la economía y de las externalidades sociales o urbanas en los procesos de creación de valor (Boutang, 2008) tiene como consecuencia la transformación de nuestras representaciones de los espacios dedicados al saber. Asistimos a la emergencia de lugares nuevos, cuya especialidad es la producción de una innovación abierta y centrada sobre los usuarios. Los autores evocan las nociones de sistemas urbanos cognitivos (Besson 2014), de Terceros Lugares, de Living Labs y también de Fab Labs. Ahora bien, estos “nuevos y extraños espacios híbridos” (Veltz, 2010), transforman de manera fuerte nuestras representaciones tradicionales de los espacios del saber y la innovación.

Los espacios contemporáneos del saber propenden en concentrarse en el centro de las ciudades. El territorio metropolitano con sus líneas de investigación, sus universidades, sus centros de producción, su densidad, su diversidad social y funcional y sus diferentes amenidades, produce una serie de externalidades positivas esenciales para los procesos de innovación. Estas externalidades urbanas explican, en parte, la paradoja geográfica de las actividades de la nueva economía. Éstas, en vez de franquearse de las coacciones espaciales, tienden a concentrarse en los espacios urbanos de unas decenas o cientos de hectáreas, en distritos tecnológicos, cyber distritos, smarts cities o en barrios de las ciencias y de la innovación.

Dentro de esos espacios, la producción de conocimientos nuevos se concibe menos en los “lugares de retiro o refugios protectores” (Perroux, 1967) que en los espacios abiertos que podrían estimular los encuentros informales entre actores heterogéneos (investigadores, empresarios, artistas pero también usuarios de innovaciones). Esta dinámica de apertura y esta implicación de los actores informales en los procesos de producción de conocimientos debería permitir un ensanchamiento del perímetro de las miradas para, in fine, generar innovaciones más potentes y originales. Los arquitectos-urbanistas en carga de la concepción de estos lugares duplican de ingeniosidad para organizar espacios suficientemente densos, mixtos, lúdicos y modulables y así crear un ambiente creativo listo para liberar el imaginario y la innovación ascendente. Se observa particularmente una tendencia de abandono de despacho individual en beneficio de una combinación de despachos en espacios abiertos, de lugares que facilitan el trabajo en equipo para realizar proyectos, salas de reuniones y espacios de diversión.

5

Espacio de coworking, Hub Madrid.

La tercera característica de los espacios contemporáneos que se dedican al conocimiento es que se concibe menos en lugares solemnes que en los espacios informales que se dedican a la vida comunitaria. Los espacios que se dedican al conocimiento se organizaban en torno a espacios nobles como la Biblioteca Central, el Gran Anfiteatro o el laboratorio de investigación. Ahora bien, se opera un desplazamiento muy marcado hacia todo lo que corresponde a la vida social: las cafeterías, los espacios públicos, los lugares para la restauración o para el ocio aparecen como lugares estratégicos para pensar los procesos creativos. Según el arquitecto Christian de Portzampac, “la innovación no se puede realizar en laboratorios separados del mundo. Tiene que hacerse en los lugares intermedios (…) en lugares abiertos al público”. Así se van construyendo nuevas representaciones de lugares de conocimiento y de innovaciones como lugares de vida lúdicos y de convivencia. Evoquemos el ejemplo de la sede social de Google en California, el Googleplex, del que André Gorz nos dice: “uno puede hacer las compra, dejar a sus hijos a la guardería o la de la empresa, dejar a sus ancianos a personal especializado. Uno pude practicar diversos deportes, meditar, dormir la siesta, ir a la peluquería, al dentista, almorzar, esculpir, pintar, etc. Las relaciones entre los colaboradores son cordiales e igualitarias y se prolungan “fuera del trabajo” (Gorz, 2004).

6

Life in the Googleplex.

Uno de las puestas de Googleplex es reducir las inhibiciones vinculadas a una estructura jerárquica de trabajo que favorece así los intercambios informales, la circulación de conocimientos tácitos y por fin las dinámicas de innovaciones. En el seno de Googleplex, ya no existe pérdida de tiempo: “la vida entera forma parte del trabajo, el trabajo es la vida entera” (Gorz, 2004). Esta supresión progresiva de las fronteras entre tiempo de trabajo y tiempo libre, debe garantizar una “movilización total” de los creadores de Google (Gorz, 2004) : su inteligencia, su creatividad o para decirlo de otra forma su “fuerza de invención” (Negri, 2008).

7

Coworking Zonaspace, St. Petersburg Russie.

Otra especificidad de los espacios contemporáneos del saber está vinculada con el estatuto del conocimiento, que es pensado menos “por si mismo” que en una perspectiva de creación de valor económico. Evocaremos en particular las declaraciones del director del Centro de innovación de Grenoble MINATEC, Jean-Charles Guibert : “el fin de todas las actividades iniciadas en MINATEC es la innovación. El objetivo no es investigar para investigar, sinó ayudar a nuestros campeones industriales a desarrollarse, a crear empleos y a ser actores del desarrollo económico local, nacional e internacional” (Guibert, 2011).

La última especificidad de los lugares de conocimiento contemporáneos es que tienden a transformar sus espacios en verdaderos laboratorios de experimentación y de puesta en escena de nuevas tecnologías. Es cierto que la integración de las innovaciones en la fabricación de las ciudades es un fenómeno antiguo. La construcción de Alexandría en 331 a.C, fue según Christian Jacob, una “construcción sabia en la que la geometría, las técnicas, la racionalidad urbanística desplegaron dispositivos innovadores” (Jacob, 2007). La concepción urbana de los arquitectos de principios del siglo XX como Raymond Hood, Le Corbusier o Franck Loyd Wright, estaba impregnada de innovaciones tecnológicas: la finura de las torres ponían en escena los nuevos materiales de construcción como el acero, el hormigón armado, los nuevos modos de transporte rápidos se valorizaban con la presencia de ascensores, de trenes metropolitanos, de automobiles, de máquinas volantes etc. Si bien es verdad que los avances técnicos siempre interesaron el desarrollo de las urbes, los espacios de innovación contemporáneos como las smart cities o los barrios tecnológicos no se conforman con integrar las últimas innovaciones. Intentan también ponerlas a prueba, evaluarlas ante los usuarios y los habitantes ellos mismos. En Barcelona, por ejemplo, el proyecto 22@Urban Lab, pone el barrio de Poble Nou a disposición de las empresas innovadoras para someter a un test en situación efectiva la realización y los usos de tecnologías puntas en fase de pre comercialización. Estas tecnologías interesan a los sectores de los desplazamientos (vehículos eléctricos, sistemas de detección de plazas de aparcamiento) o del medioambiente (sensores que optimizan la colecta de los residuos o sistemas de regadío, farolas equipadas de sensores de presencia, etc.).

8

Media Tic Building (22@Barcelona).

CONCLUSIÓN

Desde los años 60, sociólogos, economistas e historiadores establecen un vínculo fuerte entre ciudades, conocimientos e innovaciones. Segun Le Goff, las ciudades desempeñaron históricamente un papel “de agente de civilización” (Le Goff, 1977), Jean Rémy compara las ciudades con “incubadoras de productos nuevos ” (Remy, 1966) ; en cuanto a Jane Jacobs, considera la diversidad social de las ciudades como principal fuente de innovación (Jacobs, 1969). El economista François Perroux piensa la ciudad como “una fábrica de ideas nuevas (…) el lugar de contactos frecuentes y densos, entre los espíritus inquietos que dibujan mundos nuevos sin parar” (Perroux, 1967).

Así pues este análisis del substrato urbano como espacio del saber y de la innovación no es nuevo. Nunca ha sido tan actual como estos últimos años, asociado al desarrollo de las estrategias de las ciudades creativas y smart cities. Los distritos tecnológicos, los Terceros Lugares, los barrios creativos así como la innovación, cuestionan los siglos de interpretación de los espacios de saber como los lugares aislados, cerrados y alejados del bullicio de la vida social. El conocimiento del mundo así como la creatividad solo parecían poder producirse por un aislamiento y un repliegue sobre sí, a la imagen de “Démosthène” “que se encerraba en un lugar de donde no pudo ni oír ni mirar, por temor a que sus ojos lo fuercen a pensar en otra cosa ” (Houdart, 2007).
Frente a siglos de historia de lugares protectores de saber del resto del mundo, parece legítimo interrogar la tendencia actual a sobre estimular los contactos, la apertura, las colaboraciones y los intercambios continuos de informaciones entre los trabajadores cognitivos. ¿ Los Terceros Lugares, smart cities así como “la intensificación de la estimulación nerviosa” que estos espacios inducen, realmente son los lugares más en condiciones de suscitar el conocimiento y la innovación? ¿ El desarrollo de la investigación y de la creatividad no necesitaría también lugares de retiro, y “refugios para los creadores científicos, técnicos y estéticos” (Perroux, 1967) ? De manera extraña las bibliotecas son ausentes de las reflexiones sobre la economía y la sociedad del conocimiento ; ¿ no serían, finalmente, los últimos “refugios protectores” para la investigación, y por consiguiente, lugares de saber que deben ser preservados de cualquier veleidad de transformarles en “labs” u otras “bibliotecas numéricas 2.0” ?

 

Bibliografía

Besson, R., 2014, « Capitalisme cognitif et modèles urbains en mutation », Territoire en mouvement, Revue de géographie et aménagement, n°23-24.
Boutang, Y-M, 2008, Le Capitalisme Cognitif : La Nouvelle Grande Transformation, Paris : Editions Amsterdam, coll. Multitude/Idées.
Celenza, C., S., 2007, Le studiolo à la Renaissance, in Lieux de savoir. Vol. 1. Espaces et communautés, Paris, Albin Michel, pp. 371-391.
Choay, F., Merlin, P., 2005, Dictionnaire de l’urbanisme et de l’aménagement, Paris : PUF.
Filâtre, D., 1994, Développement des Universités et Aménagement des Territoires Universitaires, Universités et villes, Dubet, F., Fillâtre, D., Merrien, F-X., Sauvage, A., Vince, A., Paris : L’Harmattan.
Gorz, A, 2004, Economie de la Connaissance et Exploitation des Savoirs, Multitudes, n°15, Paris : Multitude c/o Editions Inculte.
Guibert, J-C., 2011, Un grand campus d’innovation technologique : de MINATEC à GIANT, Le journal de l’école de Paris du management, n°87.
Houdart, S., 2007, Un monde à soi ou les espaces privés de la pensée, in Lieux de savoir. Vol. 1. Espaces et communautés, Paris, Albin Michel, pp. 363-370.
Jacob, C., (2007), Alexandrie, IIIè siècle avant J.-C., in Lieux de savoir. Vol. 1. Espaces et communautés, Paris, Albin Michel, pp. 1120-1145.
Jacobs, J., 1961, The Death and Life of Great American Cities, New York : Random House.
Lappo G., Polian P., 2007, Naoukograds, les villes interdites, in Lieux de savoir. Vol. 1. Espaces et communautés, Paris, Albin Michel, pp. 1226-1250.
Le Goff, J, 1977, Pour un autre Moyen-Âge, Paris : Gallimard, coll. Tel.
Mandressi, R., 2007 , Espaces, institutions, artefacts, Figure des savoirs entre architectures et pratiques, in Lieux de savoir. Vol. 1. Espaces et communautés, Paris, Albin Michel, pp. 705-715.
Negri, T., 2008, La démocratie contre la rente, in Multitudes, n° 32, Paris : Editions Amsterdam, pp.127-134
Perroux, F., 1967, Note sur la ville considérée comme pôle de développement et comme foyer du progrès, Tiers-Monde, vol. 8, n° 32, Paris : Armand-Colin, pp.1147–1158.
Remy, J., 1966, La ville : phénomène économique, Bruxelles : Les Editions Ouvrières.
Sauvage, A., 1994, Villes inquiètes en quête d’Université, Universités et villes, Dubet, F., Fillâtre, D., Merrien, F-X., Sauvage, A., Vince, A., Paris : L’Harmattan.
Schaffer, S., 1999, Un monde apprivoisé, Les Cahiers de Science & Vie, 1000 ans de sciences, IX-XIXè siècle, les premiers grands laboratoires, n°51.
Schneider, R., Jardins et Pavillons dans la Chine des Ming, in Lieux de savoir. Vol. 1. Espaces et communautés, Paris, Albin Michel, pp. 392-412.
Suire, R., 2003, Stratégie de localisation des firmes du secteur TIC : du cyber-district au district isière, Géographie, Economie, Société, Cachan : Lavoisier, vol. 5, pp.379-397
Veltz, P., 2010, L’Economie de la connaissance et ses territoires, Paris : Hermann.

 

Raphaël Besson

Experto en socio-economía urbana y doctor en urbanismo, Raphaël Besson es director de la Agencia “Villes Innovations” (Madrid, Grenoble). Villes Innovations es una agencia especializada en los temas de la ciudad innovadora y creativa, con un enfoque pluridisciplinario (investigación, consultoría estratégica, conferencias y enseñanza, centro de recursos). Asociado al laboratorio Pacte (Universidad de Grenoble), sus investigaciones se centran en el desarrollo económico de los territorios, los sistemas de innovación abierta y la cuestión de las ciudades innovadoras y creativas. En su trabajo de tesis, ha elaborado la noción de Sistemas Urbanos Cognitivos, a través del estudio de grandes proyectos urbanos localizados en Buenos Aires, Barcelona y Grenoble. Por supuesto, en sus investigaciones, Raphaël Besson es atento a la durabilidad de los modelos de desarrollo local.