Comments: (0)

A starting point: Banco de Ideas as an activator of the Hermosillo center

Category: ⚐ EN+architecture+ecosistema urbano+mixed-use building+sustainability+urbanism

In a previous post, we shared the general approach for the Revitalization Plan of the historical center of Hermosillo. Pointing out how a strategic-tactical approach can contribute to transforming the city.

As we are focusing this month on hybrid buildings and urban catalysts, we want to take a closer look into one of the key sub-projects of the Plan Idea Hermosillo: the Banco de Ideas (Bank of Ideas).

Identifying an opportunity for activation

During the mapping process of the historical center, both in the on-site surveys and in the participatory meetings and workshops, one of the locations began to stand out as a key spot in the project’s approach: the Banco de Ropa (bank of clothes), a two-storey building used by a local NGO as a collection, storage and re-distribution point for second-hand clothes.

General view of the location of the Banco de Ideas and its surroundings, as seen from Cerro de la Campana. Historic Center of Hermosillo, Mexico. Ecosistema Urbano.

General view of the location of the Banco de Ideas and its surroundings, as seen from Cerro de la Campana.

View of the Banco de Ropa from the No Reelección Avenue, and current façade seen from Avda. Obregón. Hermosillo, Sonora, Mexico.

View of the Banco de Ropa from the No Reelección Avenue, and current façade seen from Avda. Obregón.

Many of the ingredients needed to launch an urban activation project are present on the Banco de Ropa:

  • It is strategically located in the center of the intervention area (see map). On the main street, near an important intersection and with direct views of the Cerro de la Campana. This location gives the project an excellent level of visibility and maximizes its potential impact on the urban center.
  • It presents an interesting combination of building and public space. Two of its facades, equipped with large sliding doors, face different streets, one of them with a small square in front. Right next to it, there is a vacant lot currently used as a parking lot. This combination of spaces creates the ideal situation to experiment with interior and exterior urban interventions.
  • The size of the building—around 1,700 m2—and of the surrounding spaces are also ideal, keeping the intervention in an affordable range but allowing a significant level of impact to be achieved in its surroundings.
  • The building is the only public property in the area, which enables some approaches that would not have been possible on a privately owned lot.
  • Transferring the existing use—as a clothing ban—to another location was deemed feasible and even desirable.
  • During the workshops and meetings, several local agents expressed their interest in taking part in the activation of the Banco de Ideas from the socio-cultural and business side. The building is seen as a possible hub for entrepreneurship, gastronomy, and technology, incorporating an educational component in its core.
  • The building’s general construction quality is relatively low, but on the other hand offers great potential for reconversion, being able to function as a large container of activities.

All these factors give this location a great potential for transformation and positive impact on the environment. They enable the ability to activate spaces, attract people and become the first step towards the revitalization of the historical center.

This is why this location was chosen as the main intervention of the Plan Idea Hermosillo, being developed as the “Banco de Ideas” Pilot Project.

The Banco de Ideas as an urban catalyst

The name and identity of the Banco de Ideas establish a link between its current use as a clothing bank and future use as a cultural, social and economic incubator. It is a space of exploration, a place capable of kick-starting the social, cultural and economic activation of the area. Capable of functioning as a collaborative “kitchen” in which the city and the neighborhood can experience new activities and ways of organizing themselves, and launch initiatives that improve the quality of life.

This is the role of an urban catalyst: to be one of the first steps on the long process of revitalization of an area of the city. The aim is to create a public and open place that would become a new node of activity, achieving a high impact without consuming excessive economic resources.

Diversifying uses

One of the first considerations when conceiving a new urban space like this one is the incorporation of new uses and programmes that will guarantee its transformation into an attractor of activity.

Many of the proposals emerged during the participation process with different stakeholders. The activities also served to identify the people or groups that could be involved in the subsequent management of the space. The uses and programmes that were identified as relevant for the reconversion of the building included gastronomy, culture, and heritage, entrepreneurship, education, new technologies and sport.

Key themes and activities identified around the Banco de Ideas. Hermosillo, Sonora, México. Ecosistema Urbano.

Key themes and activities identified around the Banco de Ideas.

Maximize the relationship with the environment

The Banco de Ideas building is a visual reference for the entire area because of its solid volume and height. It can clearly be seen from the Cerro de la Campana. However, given the importance of its integration into the urban context, the intervention cannot be restricted to an isolated architectural project: it needs to engage with the surrounding environment.

In the adjacent outdoor spaces (the small square on Obregón Avenue and streets) interventions are proposed in order to improve usability, comfort, attractiveness and general quality of the space.

The Banco de Ideas and its surroundings as hubs for new uses. Hermosillo, Sonora, México. Ecosistema Urbano

The Banco de Ideas and its surroundings as hubs for new uses.

The location of the building (right next to a public parking lot surrounded by a historic façade) allows for the creation of a unique combination of interior and exterior spaces. The parking lot is incorporated as a temporary expansion space in the moments of low usage, making it possible for the Banco de Ideas to also program outdoor activities.

The four large opposite entrances facilitate themovement of people, furniture and large objects, and provide physical and visual connection through the building.

The project

The concept of an urban catalyst is translated as a hybrid building (see more examples), capable of hosting a wide variety of uses. This building typology lies halfway between the closed and the open, the public and the private, the physical and the digital.

Axonometries showing elements to be demolished (red) and to be added (green) to the Banco de Ideas. Hermosillo, Sonora, México. Ecosistema Urbano

Axonometries showing elements to be demolished (red) and to be added (green) to the Banco de Ideas.

The project is based on the existing building, modifying it according to six key principles: the creation of multifunctional spaces, the connection of interior spaces with surrounding public spaces, the improvement of its climatic comfort by bioclimatic design, the integration of new facilities and technologies to prepare it for innovative uses, the creation of an open and inclusive management system, and the extension of opening hours to create an almost 24/7 facility.

Explanatory diagrams of the main concepts behind the proposal for the Banco de Ideas. Hermosillo, Sonora, México. Ecosistema Urbano.

Explanatory diagrams of the main concepts behind the proposal for the Banco de Ideas.

Inside the building, the intervention focuses on improvements that will allow new programmes and increase comfort: more natural lighting and ventilation, an adaptation of the space to new needs, improved accessibility, modernization of basic infrastructures, improvements in the perception of the space, etc.

A central patio combines vertical communications, lighting and ventilation. Three open floors are created, with a flexible distribution aided by furniture and light walls.

Plant and section of the proposal. Hermosillo, Sonora, México - Ecosistema Urbano

Plant and section of the proposal.

A key action for the renovation of the building is the addition o a new façace, made with light structures and semi-opaque textiles over the existing façace. Its design allows, on one hand, to protect the structure and the main enclosure of the building from direct solar radiation, improving its climatic behavior. On the other hand, brings a renovated image to the building while maintaining part of its previous shape.

Image of the building and the surrounding spaces from the outside. Banco de Ideas de Hermosillo, Sonora, Mexico. Ecosistema Urbano.

Image of the building and the surrounding spaces from the outside.

The key to a sustainable management

One of the main challenges is related to the reactivation and management model of the Banco de Ropa building. Improving its physical appearance or incorporating new programmes is not enough. The real challenge is to develop an ad-hoc management model that guarantees its economic feasibility and at the same time promotes its use as a public facility.

This is why it is necessary to have the support of different urban stakeholders (private entrepreneurs, civic associations, local institutions, foundations, NGO’s, volunteers, etc.) organized in an administrative and consultive committee, and a civic board that will operate the Banco de Ideas in its day to day functioning.

The public sector will provide the building on a concession basis and will provide resources for the initial materialization of the physical infrastructure. At the same time, it will facilitate its management and operation with the other public agencies involved.

Profiles identified with a view to the co-management of the Banco de Ideas.. Hermosillo, Sonora, Mexico. Ecosistema Urbano.

Profiles identified for the co-management of the Banco de Ideas.

This management model is based on good practices from different parts of the world, such as Estación Indianilla (CDMX, Mexico), Cascina Cuccagna (Milan, Italy), Infante 1415 (Santiago, Chile), Chapitô (Lisbon, Portugal) or the Scuola Open Source (Bari, Italy).

The aim is making the Banco de Ideas a self-sufficient project that generates its own economy and activity.

If you want to know more about this project, we recommend you to check the Plan Idea Hermosillo, and the document with the proposal for the Banco de Ideas, which you can read below:

Comments: (0)

Un punto de partida: el Banco de Ideas como activador del centro de Hermosillo

Category: ⚐ ES+arquitectura+urbanismo

En un post anterior compartíamos el planteamiento general del Plan de revitalización del centro histórico de Hermosillo, comentando cómo un enfoque estratégico-táctico ayuda a poner en marcha procesos de transformación de la ciudad.

Aprovechando que este mes nos estamos centrando en hablar de edificios híbridos y catalizadores urbanos, vamos a profundizar en uno de los sub-proyectos clave del Plan Idea Hermosillo: el Banco de Ideas.

Identificando una oportunidad de activación

Ya durante el proceso de mapeo del centro histórico, tanto en las actividades de reconocimiento como en las reuniones participativas y los talleres, una de las localizaciones comenzó a destacar como punto clave en el planteamiento del proyecto: el Banco de Ropa, un edificio de dos plantas usado por una ONG local como punto de recogida, almacenamiento y re-distribución de ropa de segunda mano.

Vista general de la ubicación del Banco de Ideas y de su entorno, desde el Cerro de la Campana. Centro histórico de Hermosillo, Mexico.

Vista general de la ubicación del Banco de Ideas y de su entorno, desde el Cerro de la Campana.

Vista del Banco de Ropa desde la Avda. No Reelección, y fachada vista desde la Avda. Obregón. Hermosillo, Sonora, Mexico.

Vista del Banco de Ropa desde la Avda. No Reelección, y fachada actual vista desde la Avda. Obregón.

Muchos de los ingredientes necesarios para lanzar un proyecto de activación urbana están particularmente presentes en el Banco de Ropa:

  • Tiene una ubicación estratégica en el centro del área de intervención (ver mapa). Sobre la calle principal, cerca de un cruce importante y con vistas directas al Cerro de la Campana. Esta ubicación le da un excelente nivel de visibilidad y maximiza su impacto potencial en el centro urbano.
  • Presenta una combinación interesante de edificación y espacio público. Dos de sus fachadas, equipadas con grandes puertas correderas, dan a diferentes calles, una de ellas con una pequeña plaza delante. A su lado hay un solar vacío actualmente usado como estacionamiento. Esta combinación de espacios crea la situación ideal para experimentar con intervenciones urbanas interiores y exteriores.
  • El tamaño del edificio —en torno a 1.700 m2— y de los espacios circundantes también resulta idóneo, manteniendo la intervención en un rango asequible pero permitiendo alcanzar un nivel de impacto significativo en su entorno.
  • El edificio es la única propiedad pública en el área, lo que activa una serie de posibilidades que no se habrían dado en un solar de propiedad privada.
  • Se comprobó que transferir el uso existente —como banco de ropa— a otra ubicación era factible e incluso deseable.
  • Durante los talleres y las reuniones, varios agentes locales manifestaron su interés en tomar parte en la activación del Banco de Ideas desde el lado sociocultural y empresarial. El edificio se ve como un posible nodo clave para el emprendizaje, la gastronomía y la tecnología, incorporando un componente educativo en su núcleo.
  • El edificio, aunque presenta una calidad material y constructiva baja, ofrece un potencial muy grande para la reconversión, pudiendo funcionar como un gran contenedor de actividad.

Todos estos factores, combinados, le dan a esta ubicación un potencial transformador y de impacto positivo en el entorno que no tienen otros de los proyectos identificados. Le confieren la capacidad de activar espacios, atraer gente y convertirse en el primer paso hacia la revitalización del centro.

Fue por ello por lo que se eligió como intervención principal del Plan Idea Hermosillo, y se trabajó en el desarrollo de las primeras ideas y debates hasta llegar a lo que finalmente se presentó como el Proyecto Piloto “Banco de Ideas”.

El Banco de Ideas como catalizador urbano

El propio nombre y la identidad del Banco de Ideas establece un enlace entre el uso actual como banco de ropa y el uso futuro como incubadora cultural, social y económica. Habla también de un espacio de exploración, un lugar capaz de servir de lanzadera a la activación social, cultural y económica de la zona. Capaz de funcionar como “cocina” colaborativa en la que la ciudad y el vecindario puedan experimentar nuevas actividades y formas de organizarse, y lanzar iniciativas que mejoren la calidad de vida.

Este es precisamente el rol de un catalizador urbano: ser uno de los primeros pasos en el largo proceso de revitalización de una zona de la ciudad. El objetivo, por tanto, crear un lugar público y abierto que se convertiría en un nuevo nodo de actividad gracias a intervenciones físicas estratégicas, capaces de conseguir un alto impacto sin consumir excesivos recursos económicos.

Diversificar los usos

Una de las primeras consideraciones a la hora de concebir un nuevo espacio de carácter urbano como el propuesto es la incorporación de nuevos usos y programas que garanticen su transformación en atractor de actividad.

Muchas de las nuevas propuestas de uso surgieron ya durante el proceso de socialización con diferentes agentes clave a través de reuniones temáticas y otras actividades, que sirvieron además para identificar a las personas o colectivos que pudieran involucrarse en la gestión posterior del espacio. Los usos y programas que se identificaron como relevantes para la reconversión del edificio incluyen la gastronomía, la cultura y el patrimonio, el emprendimiento, la educación, las nuevas tecnologías y el deporte.

Temas y actividades clave identificadas en torno al Banco de Ideas. Hermosillo, Sonora, México.

Temas y actividades clave identificadas en torno al Banco de Ideas.

Maximizar la relación con el entorno

El edificio del Banco de Ideas, con su gran volumen sólido y una altura mayor que la de las edificaciones circundantes, constituye una referencia visual para toda la zona, pudiendo verse claramente incluso desde el Cerro de la Campana. Sin embargo, dada la importancia de su integración en el entorno, la intervención no puede restringirse a un proyecto puramente edificatorio: necesita actuar sobre el entorno próximo.

Por ello, en los espacios exteriores adyacentes (calles y plazoleta de la Avenida Obregón) se plantean intervenciones orientadas a mejorar la usabilidad, el confort, el atractivo y la calidad general del espacio, como la introducción de nueva vegetación o de elementos de mobiliario urbano.

El Banco de Ideas y su entorno como concentradores de nuevos usos. Hermosillo, Sonora, México.

El Banco de Ideas y su entorno como concentradores de nuevos usos.

La ubicación del edificio junto a un estacionamiento público rodeado de una fachada histórica permite crear una combinación única de espacios interiores y exteriores, todos con carácter propio. El aparcamiento se incorpora como un espacio de expansión temporal en los momentos de bajo uso del mismo, posibilitando que el Banco de Ideas pueda también programar actividades al aire libre. Para ello, se propone establecer acuerdos estratégicos que posibiliten el uso temporal del estacionamiento. Se intervendrá a través de la instalación temporal de mobiliario, en el horario y los días que habitualmente se encuentra vacío, añadiendo más posibilidades de uso a la zona.

Las cuatro grandes entradas opuestas, además de facilitar la entrada y salida de personas, mobiliario y objetos de gran tamaño, permiten atravesar física y visualmente el edificio, de acuerdo con su vocación de convertirse en un nuevo espacio público para la ciudad.

El proyecto

El concepto de catalizador urbano se traduce, como en otros casos, en un edificio híbrido, capaz de alojar una gran variedad de usos y dar forma a una tipología a medio camino entre lo cerrado y lo abierto, lo público y lo privado, lo físico y lo digital.

Axonometrías de conjunto mostrando elementos a demoler (rojo) y a añadir (verde) al Banco de Ideas. Hermosillo, Sonora, México.

Axonometrías de conjunto mostrando elementos a demoler (rojo) y a añadir (verde) al Banco de Ideas.

El proyecto se basa en la edificación existente y la modifica siguiendo seis principios clave: la creación de espacios multifuncionales, la conexión de los espacios interiores con los espacios públicos circundantes, la mejora de su confort climático con un diseño bioclimático, la integración de nuevas instalaciones y tecnologías para prepararlo para usos innovadores, la creación de un sistema de gestión abierto e inclusivo, y la extensión de las horas de apertura para crear un equipamiento casi 24/7.

Diagramas explicativos de los principales conceptos tras la propuesta del Banco de Ideas. Hermosillo, Sonora, México.

Diagramas explicativos de los principales conceptos tras la propuesta del Banco de Ideas.

En el interior del edificio, la intervención se centra en mejoras que permitirán introducir nuevos programas y mejorar las condiciones de confort: aumento de la iluminación natural y de la ventilación, adaptación del espacio a las nuevas necesidades, mejora de la accesibilidad, modernización de las infraestructuras básicas, mejoras en la percepción del espacio, etc.

En torno a un patio que resuelve las comunicaciones verticales, la iluminación y la ventilación, se crean tres plantas libres cuya distribución se resuelve de forma flexible con elementos de mobiliario y particiones ligeras.

Planta y sección de la propuesta para el Banco de Ideas - Hermosillo, Sonora, México - Ecosistema Urbano

Planta y sección de la propuesta.

Una de las acciones clave para la renovación del edificio es la adición de una nueva fachada, realizada con estructuras ligeras y textiles semi-opacos, sobre la existente. Su diseño permite, por un lado, proteger la estructura y el cerramiento principal del edificio de la radiación solar directa, mejorando su comportamiento climático. Por otro lado, además, renueva la imagen del edificio manteniendo parte de su forma anterior.

Recreación del edificio y los espacios circundantes desde el exterior. Banco de Ideas de Hermosillo, Sonora, Mexico.

Recreación del edificio y los espacios circundantes desde el exterior.

La clave de la gestión

Otro de los principales retos relacionados con la reactivación del edificio del Banco de Ropa reside en su modelo de gestión. No es suficiente con mejorar su aspecto físico e incorporar nuevos programas si no se desarrolla un modelo de gestión ad hoc que garantice su viabilidad económica y al mismo tiempo impulse su uso como equipamiento público y de libre acceso.

Por esta razón es necesario contar con el apoyo de diferentes entidades y agentes presentes en la ciudad (emprendedores privados, asociaciones civiles, instituciones locales, fundaciones, ONGs, voluntariado, etc.), organizados en comité administrativo y consultivo, y en un grupo motor de carácter civil que operará la gestión del Banco de Ideas en su funcionamiento diario.

El sector público aportará el inmueble en régimen de concesión y proveerá recursos para la materialización inicial de las transformaciones físicas en espacios interiores y exteriores. Al mismo tiempo facilitará la gestión y operación de los programas con las dependencias públicas involucradas.

Perfiles identificados con vistas a la co-gestión del Banco de Ideas. Hermosillo, Sonora, México. Ecosistema Urbano.

Perfiles identificados con vistas a la co-gestión del Banco de Ideas.

Este modelo de gestión se apoya en casos de éxito de diferentes partes del mundo, como Estación Indianilla (CDMX, México), Cascina Cuccagna (Milán, Italia), Infante 1415 (Santiago de Chile), Chapitô (Lisboa, Portugal) o la Scuola Open Source (Bari, Italia).

El objetivo es que, a partir de ese inicio, el Banco de Ideas llegue a ser un proyecto autosuficiente y genere su propia economía y actividad.


Si queréis conocer más sobre este proyecto, os recomendamos revisar el Plan Idea Hermosillo del que forma parte, y el documento con la propuesta para el Banco de Ideas, que dejamos a continuación:

Comments: (0)

Estrategias y tácticas urbanas en la revitalización del Centro Histórico de Hermosillo

Category: ⚐ ES+ciudad+proyectos+urbanismo

Imagen de una de las calles del centro de Hermosillo - Foto: IMPLAN

Imagen de una de las calles del centro de Hermosillo – Foto: IMPLAN

Uno de los problemas más comunes en muchas ciudades latinoamericanas es el declive gradual de sus centros urbanos. El centro histórico de Hermosillo, México, no es una excepción. Por un lado, tiene un alto valor histórico y un carácter potencialmente atractivo para la vida urbana, gracias a su equilibrada combinación de patrimonio, centralidad, conexión con redes de transporte, presencia de servicios y espacios públicos, y otros aspectos que contribuyen al atractivo general del área. Por otro lado, sin embargo, el modelo de desarrollo extensivo y de baja densidad adoptado en Hermosillo durante las pasadas décadas ha provocado un declive en la actividad social, cultural y económica del centro, y un desplazamiento progresivo de residentes hacia la periferia.

En 2017 nos llegó el reto de desarrollar un plan de revertir esta situación en Hermosillo. El encargo se enmarca bajo el programa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (CES) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), un programa que ayuda a gobiernos locales a identificar potenciales y dificultades, y a desarrollar soluciones integradas para el desarrollo sostenible de sus ciudades.

Idea Hermosillo, un Plan de Revitalización

Con este reto en mente, desde Ecosistema Urbano desarrollamos el Plan de Revitalización “Idea Hermosillo” para un área crítica del centro histórico, pusimos en marcha un proceso participativo con el fin de incorporar las visiones de diferentes agentes clave, y desarrollamos una serie de estrategias y proyectos piloto que proporcionarían al centro histórico una agenda a largo plazo y un plan de acción a corto plazo.

El proceso, que describiremos con más detalle en un próximo artículo y que se puede ver en la documentación del proyecto, incluyó encuentros con agentes clave, talleres de acción urbana y actividades de relevamiento o mapeo urbano, actividades que en su conjunto generaron un entendimiento más profundo y una relación más cercana entre el criterio técnico y el tejido social.

El primer resultado del trabajo fue el desarrollo de una visión general para el centro histórico de Hermosillo que se compone de seis estrategias interrelacionadas y complementarias:

  1. CENTRO HABITADO: Definiendo líneas de acción para atraer vivienda al centro, establecer escenarios de densificación y compactación urbana, y generar un espacio diverso que favorezca el encuentro intergeneracional..
  2. CENTRO ACTIVO: Promoviendo una ciudad más inclusiva y multifuncional, fomentando la convivencia de actividades y el equilibrio de usos.
  3. CENTRO CONECTADO: Creando una ciudad más inclusiva y equitativa, fomentando otras vías de movilidad sostenible y accesibilidad universal.
  4. CENTRO VERDE: Fomentando el uso del espacio público todo el año, día y noche, reduciendo el impacto del clima extremo, mejorando la respuesta resiliente a las lluvias, y aumentando la cantidad y calidad de las áreas verdes.
  5. CENTRO INNOVADOR: Mejorando las infraestructuras tecnológicas, desarrollando la esfera digital aplicada al espacio público, fomentando la creación de espacios para el encuentro de la cultura, la innovación y el conocimiento.
  6. CENTRO COLABORATIVO: Potenciando la creación de entornos de gobernanza colaborativa entre instituciones y una ciudadanía activa; actualizando los sistemas de gestión, incorporando a la ciudadanía.

Estas estrategias se tradujeron en 27 proyectos piloto de diferente alcance, presupuesto y tiempo de implementación. Estos proyectos son los que permitirán traducir los objetivos generales del Plan en una serie de intervenciones específicas, vinculadas a sitios concretos, que podrían empezar a implementarse desde el primer momento. Uno de ellos, el “Banco de Ideas”, se propuso como la intervención insignia y el principal motor de activación del centro.

Proyectos piloto para el centro histórico de Hermosillo, México

Representación axonométrica del área de intervención, indicando la ubicación de los proyectos piloto.

Cada proyecto piloto fue desarrollado en una ficha, definiendo en ella aspectos clave como la ubicación, el presupuesto, el plazo temporal y un cronograma de su desarrollo, el estado actual del lugar, los agentes clave a implicar y dos representaciones gráficas esquemáticas (estado actual y propuesta) orientadas a ilustrar el carácter y las posibilidades de la propuesta.

Proyectos Piloto para la revitalización del centro histórico de Hermosillo.

Imágenes de algunos de los proyectos piloto.

Pautar un proceso de revitalización: estrategia y táctica

Una forma de entender y explicar este proyecto es enfocarlo como una intervención estratégica con componentes tácticas. “Estrategia” y “táctica” son dos términos que, obviando su origen bélico, describen bien la visión contemporánea del desarrollo urbano que subyace a este proyecto. Mientras que la planificación urbana requiere una visión estratégica a largo plazo, nuestro acercamiento a la activación o revitalización urbana también adopta una mirada más táctica, buscando presentar propuestas implementables y testeables de la forma rápida, a través de intervenciones de bajo coste y alto impacto.

El proceso de desarrollo urbano que se desarrollaría a partir de un plan como “Idea Hermosillo” puede ser explicado en una serie de arcos temporales abarcando diferentes rangos:

De lo táctico a lo estratégico: acciones urbanas, proyectos piloto y programas a largo plazo. Hermosillo, México.

De lo táctico a lo estratégico: acciones urbanas, proyectos piloto y programas a largo plazo.

Como parte de este enfoque, podríamos hablar de “activación temprana”, un concepto que se refiere tanto a los procesos de estudio y diseño que llevaron a la definición del Plan como a la propia implementación posterior de éste. Así, algunas intervenciones puramente tácticas, como las acciones urbanas llevadas a cabo durante el proceso participativo, se convierten en proyectos piloto apoyados en una estrategia a más largo plazo que permitirá, eventualmente, su plasmación en políticas de más alcance.

La principal ventaja de esta metodología, aparte de generar un impacto positivo desde el primer momento, reside en que las tácticas a corto plazo permiten mejorar las estrategias a largo plazo. Las propuestas pueden ser puestas a prueba de forma rápida y económica, dando un alto retorno en términos de experiencia directa, comunicación del proyecto, implicación de agentes clave y viabilidad técnica. Es sobre esta acción-reacción colectiva, viva y tangible, sobre la que las estrategias generales pueden mejoradas y afinadas.

El reto de la implementación

El reto más grande, en este momento, es cómo lograr que las propuestas se conviertan en realidad. Incluir proyectos piloto ya simplifica enormemente la cuestión de “qué hacer a continuación”, al sugerir acciones que permiten al municipio trabajar a distintas velocidades y con distintos niveles de presupuesto para cada ubicación.

Será necesario identificar agentes clave, conseguir la financiación necesaria, facilitar permisos y cumplir otros requerimientos para implementar cada proyecto.Las estrategias a largo plazo, a su vez, tendrán que ser convertidas en programas de desarrollo urbano, políticas locales y otros instrumentos de planificación tradicionales. Pero, desde los primeros años tras su aprobación, el Plan puede empezar a dar resultados que resuenen con las necesidades reales de la ciudad.

Hermosillo tiene la oportunidad de transformar su centro histórico en un lugar mucho más habitable, sostenible y atractivo, y para ello cuenta, no con un plan congelado en el tiempo, sino con una herramienta estratégica que permitirá a la ciudad reconsiderar y mejorar las soluciones propuestas para adaptarlas al siempre cambiante entorno urbano.