Comments: (4)

Identidades personales e identidades colectivas | cRTweet, gestión colaborativa de cuentas de Twitter

CATEGORY: cultura abierta + eu:live + investigaciones + tecnologías + ⚐ ES

cRTweet - ilustración Jorge Toledo

A continuación reproducimos un artículo de  Alfonso Sánchez Uzábal (@skotperez) presentando cRTweet, una aplicación web para Twitter que llevamos probando con @ecosistema desde que salió la primera alpha que nos contaba Francesco Cingolani en un post anterior. Esta sencilla pero potente aplicación nos parece que abre una vía práctica de solución en medio de un debate sobre el encuentro, la interacción y a veces el conflicto entre la identidad personal y la colectiva, tema que nos hemos planteado bastantes veces en Ecosistema Urbano y que recientemente comentaba Domenico di Siena en su post Creatividad Horizontal: Redes, Conectores y Plataformas, cuando hablaba de “los colectivos y la red”.

Os dejamos con el artículo de Alfonso, que lo explica perfectamente, y os animamos a experimentar esa forma de gestionar las cuentas que propone la aplicación.

Hace cerca de un año, Francesco Cingolani me contó las contradicciones que encontraba en las cuentas colectivas de Twitter, las cuentas de una marca, de un proyecto o de un evento, y las incomodidades a la hora de gestionarlas.

Francesco, que gestiona un número elevado de cuentas de identidades de marca o colectivas, me explicó que es tedioso solo decidir en qué cuenta publicas una determinada información encontrada, y en el caso de que encaje en varias, es tedioso retuitear.

Otro inconveniente de las cuentas colectivas es que un interlocutor no sabe con cual de las identidades que están detrás está hablando, ya que los proyectos o las marcas no hablan por si solas.

Por último, estaba el tema de la coherencia, la línea editorial que una cuenta gestionada colectivamente, ha de tener. Ambos, que estamos en más de un proyecto colectivo, hemos vivido esas largas discusiones sobre lo que es lícito decir por boca de nuestros proyectos: es difícil llegar a un consenso al respecto, y en la mayor parte de los casos, se consigue un acuerdo de mínimos que limita enormemente la capacidad de expresión de cada parte, empobreciendo la identidad colectiva.

Más adelante, junto con Domenico Di Siena, influidos por las reflexiones en torno al proyecto sentientID, nos convencimos de que una identidad colectiva no es otra cosa que la suma de las identidades personales que la construyen, en ningún caso una supraidentidad que condiciona o limita a cada uno de los integrantes.

Bajo esta premisa no solo nos hemos ahorrado muchas discusiones, también hemos conseguido trabajar bajo identidades colectivas en permanente construcción. Así, si una persona abandona un proyecto, la identidad de éste cambia forzosamente, liberando a los miembros que permanecen de mantener algo con lo que no se sienten identificados. En el caso de que una persona se sume a la iniciativa, hay espacio para la nueva aportación al no tener a prioris, y se beneficia rápidamente de la nueva aportación.

En la práctica, lo hemos llevado a cabo cuidando mucho el reconocimiento personal, muy en la línea del sistema meritocrático de las comunidades hacker. Esto permite que nadie sienta que está aportando más que el resto, o que alguien se está provechando de una identidad colectiva sin trabajo: el que más aporta es el que más se beneficia. Por otro lado, al estar cada aportación perfectamente reconocida, los errores también lo están, con lo que hay mucha más tolerancia a la hora de dejar hacer al otro.

Para lidiar con esta situación, Francesco ideó una herramienta que le permitía publicar desde su cuenta personal de twitter en las demás cuentas que gestionaba. La desarrolló usando Yahoo Pipes. Cuando hablamos, decidimos desarrollarla de manera autónoma, para no tener las limitaciones de aplicaciones de terceros. El resultado fue cRTweet.

cRTweet - ir a la página

Así, cRTweet permite una gestión colaborativa de cuentas de twitter. La idea que tiene detrás es fortalecer una marca, un proyecto, una identidad colectiva en definitiva, a través de su cuenta de twitter, mediante las aportaciones de sus integrantes.

Una de las aplicaciones que tiene es alimentar la cuenta de un evento durante el tiempo que dura, de manera que la cuenta se convierta en una documentación colectiva del evento, llevada a cabo por las personas que asisten a él, ya sea presencial o digitalmente.

Con cRTweet se puede conceder permiso de publicación en una cuenta de twitter colectiva, a cuentas personales. De esta manera la cuenta colectiva está alimentada por todas las personas habilitadas.

El funcionamiento es sencillo:

  1. Se concede permiso a una cuenta, digamos @usuario, para publicar en la cuenta colectiva, digamos @colectiva, a través del panel de administración de crtweet.com
  2. El usuario habilitado recibe un direct message en su cuenta de twitter a modo de notificación, con un enlace a las instrucciones de uso.
  3. Para publicar en la cuenta colectiva el usuario, al tuitear en su propia cuenta, tiene que incluir el código cRT @colectiva, donde colectiva es el nombre de la cuenta colectiva. Por ejemplo: Este tuit se también se publicará en mi cuenta colectiva cRT @colectiva
  4. En la cuenta colectiva aparecerá el tweet del usuario con el siguiente formato,RT @usuario: Este tuit se también se publicará en mi cuenta colectiva, quedando acreditado perfectamente el mensaje.

cRTweet envía los mensajes a las cuentas colectivas cada media hora, a las horas en punto y a las y media. Lo he desarrollado junto a Pablo Rey Mazón.

Visita el artículo original en voragine.net
Sigue a @skotperez en Twitter

Comments (4)

¡Interesante!

Me pregunto que diferencia sustancial hay respecto a documentar un evento/encuentro compartiendo un mismo hashtag ¿?

jorge

Hola, Gorka

Se me ocurren un par de diferencias de tipo práctico:

– Un #hashtag no guarda los tweets, desaparecen con el tiempo. En cambio una @cuenta sí lo hace.

– Un #hashtag no tiene seguidores, salvo que éstos guarden la búsqueda, lo que supone un paso extra. Hay que pactarlo y difundirlo dedicadamente, mientras que usar una @cuenta lleva automáticamente el contenido a los seguidores existentes.

Luego están otros aspectos más simbólicos: Un #hashtag es algo pactado de forma circunstancial, casi como un espacio efímero. Una @cuenta representa a una persona o a un grupo, y por lo tanto construye además una identidad.

El cRT aborda precisamente eso: la construcción de una voz/identidad colectiva sin tapar las voces/identidades individuales y sin tener que pasar por discursos sintéticos o consensuados.

Veo una diferencia más entre usar una @cuenta y un #hashtag para documentar un evento: un #hashtag lo puede usar cualquiera; para publicar en una @cuenta hay que tener acceso a ella, ya sea en forma de contraseña, ya sea en forma de permisos concedidos por una aplicación como cRTweet.

Esto permite generar una comunidad específica, con unas características determinadas, en torno a una @cuenta de twitter. El uso de un hashtag es más imprevisible.

Cierto, eso se me había pasado, y es una diferencia importante.

Post a comment