Comments: (6)

La ciudad y el (de)crecimiento

CATEGORY: ⚐ ES + sostenibilidad

Hay dos afirmaciones que debido a su contundencia y a las consecuencias que tiene aceptarlas habitualmente se obvian o se ocultan: “que el crecimiento tiene límites, y que ya los hemos sobrepasado” (Fernando Gaja i Díaz).

La tierra es un sistema de recursos cerrado y limitado y por lo tanto el crecimiento ilimitado es una utopía en el sentido peyorativo de ilusión absurda. Por otra parte nuestro sistema de producción, el industrial, se basa en el crecimiento perpetuo. Los limites a esta posibilidad de crecimiento son especialmente ecológicos, los pone el medio ambiente. La naturaleza tiene la capacidad de absorber una parte del impacto que produce la explotación de los recursos y la generación de residuos, esta capacidad está, desde hace décadas desbordada. Aceptar estas afirmaciones implica la necesidad de un cambio radical de prioridades.

Cuando se habla de crecimiento en cualquier ámbito se acompaña últimamente del adjetivo sostenible, para decir que es ecológicamente responsable. Si hemos aceptado que la capacidad de la tierra esta sobrepasada no podemos hacer otra cosa que rechazar de plano esta afirmación debido a que es una contradicción en sí misma: cuando se han sobrepasado los límites más crecimiento del tipo que sea es contraproducente. Esto afecta a todos los ámbitos de la vida, por supuesto también a las ciudades, a los espacios urbanos, al urbanismo y a la arquitectura.

Lo que se impone entonces es el decrecimiento sostenible. Tiene que ser decrecimiento porque es necesario reducir el consumo de recursos y de energía y tiene que ser sostenible por una razón moral: el decrecimiento llegará tarde o temprano por una cuestión lógica, la única elección que podemos hacer es la forma en la que preferimos que llegue. Tenemos dos opciones la totalitaria que llegará tras el colapso y la apropiación de los pocos recursos disponibles por los más poderosos o la democrática que implica una reducción lenta y progresiva del consumo a través de medidas de limitación políticas y participativas.

Nos tenemos que preguntar entonces ¿como será la ciudad realmente sostenible?, ¿como llegar a ella?, ¿que tipo de limites hay que aplicar?, ¿como se deciden estos límites?.En principio nos dice Fernando Gaja i Díaz, profesor de Urbanística de la Universidad Politécnica de Valencia, hay que pasar por un estado estacionario de crecimiento cero. Crecimiento cero de espacio ocupado, agua y energía consumidas. Hay que pensar también en como se puede calcular la cantidad de población que es capaz de sostener un territorio determinado dependiendo de los recursos disponibles sin agotarlos, que tipo de transporte es el más eficiente o a que cosas vamos a poder renunciar primero, pero sobretodo hay que empezar a pensar en como vamos a hacer que esto sea democrático, participativo y horizontal.

Escrito por Anníbal Hernández

Anníbal Hernández es Diplomado en Gestión y Administración Pública en la Universidad Carlos III de Madrid y Licenciado en Antropología Social y Cultural en la Universidad Autónoma de Madrid, interesado especialmente en temas de desarrollo, decrecimiento, urbanismo, participación y transformación social.

Share Button

Comments (6)

Me ha encantado el post pero quiero rectificar un aspecto; la tierra no es un sistema totalmente cerrado. Es un sistema parcialmente abierto. La energía solar procede de un sistema exterior al sistema biosfera y por tanto, el consumo de entropía es diferente de calcular. Si es cierto que el decrecimiento es la salida pero, dado que las investigaciones sobre energía avanzan más que la propia euritmia humana y arquitectónica, en décadas nos encontraremos con la situación de tener que decrecer pero disponer de mucha energía, que no recursos. Y es así dond e la educación jugará un papel importante.

jorge

Buena matización, silvestrevivo.

De momento la 'energía exterior', por entendernos, necesita exclusivamente 'materiales internos' para la fabricación de 'captadores' y 'acumuladores', como pueden ser la sílice para la fabricación de paneles solares. Es muy complejo, porque podemos tender a la transformación de la obtención de las energías, y convertirlas en 'renovables' y de impacto cero, pero no nos engañemos, porque siempre existe una gran huella ecológica en todo esto, que es perfectamente asumible: necesitamos energía, el problema es: necesitamos tanta energía?
Hay que reeducarnos en la austeridad y en el consumo responsable, eso pasa desde transformar nuestras forma de transporte hasta nuestra alimentación.
Para más información: http://sindominio.net/wp/decrecimientomadrid/

Termodinámica pura. Aplausos. Hace dias postee en twitter Crecer siempre n economia es utopico xel mismo motivo no podemos construir una maquina d movimiento perpetuo .http://www.decrecimiento.info/
Si los economistas supieran ciencia sabrían que la 2ª ley de la termodinamica impide el crecimiento eterno.

Es verdad silvestrevivo, la tierra no es un sistema completamente cerrado y también lo de la entropía, la imposibilidad de crecer. Ya dijeron alguna vez, no recuerdo quien, que para creer en el crecimiento perpetuo había que ser un loco o un economista. Sin duda lo que necesitamos definitivamente es usar menos energía, menos recursos y por tanto menos producción y menos trabajo y si seguimos por ahí menos movilidad, menos transporte, menos de todo… El problema es que históricamente ha habido una tendencia a que las sociedades que utilizan más energía, más intensamente y más trabajo sobreviven más. No me quiero extender mucho pero cito a M. Harris para explicar esto:
"Muchas sociedades primitivas rehusaron aumentar su esfuerzo productivo y no lograron aumentar la densidad de su población precisamente porque descubrieron que las nuevas tecnologías de <<ahorrar trabajo>> significaban en realidad que tenían que trabajar mucho más así como sufrir un descenso en los niveles de vida. Pero la suerte de estos pueblos primitivos estaba ya echada (…). Prácticamente todos los cazadores y recolectores reciprocitarios fueron destruidos o desplazados forzosamente a zonas apartadas por las sociedades más poderosas y más grandes que maximizaban la producción y la población y estaban organizadas por clases gobernantes. (…) Se trataba de trabajar más o de perecer."
(Marvin Harris, Vacas, Cerdos, Guerras y Brujas)

Totalmente contigo. Uf, voy un poco tarde en la respuesta pero no me llegó al correo ninguna notificación. Quizás no me expresé bien, pero quería decir que el consumo de energía y la disponibilidad de los recursos serán casi con total probabilidad las dos grandes coordenadas de la sostenibilidad en el futuro. Son dos valores con miles de ramificaciones. La cuestión es que habrá que usar menos energía y menos soberbia con el planeta, pero tenemos que ser conscientes que una gran parte de la población humana (en paises desarrollados aún más) está deseando tener más energía y más barata y más limpia a la vez, para poder gastar aún más. Y sólo desde la educación y la concienciación, será posible un equilibrio del hombre y el hábitat.
Saludos!!!

Post a comment