No comments: 0

Learning from las casetas: una ultra-vanguardia sudamericana

CATEGORY: ⚐ ES + creatividad + urbanismo

Axioma

Los métodos que permiten el análisis de un sistema urbano se basan tradicionalmente en abstracciones bidimensionales, como planos de zonificación o mapas temáticos. El tejido social urbano, según las categorías del Marxismo más ortodoxo se limita a un hilo monodimensional.
Al revés, en nuestro mundo las dimensiones se multiplican constantemente.

¿En una ciudad en hervor, este tipo de categorías de análisis permite la identificación y la comprensión de fenómenos que nacen, evolucionan y desaparecen como burbujas?

Hipótesis

Reflexionar según categorías diferentes nos ayuda a comprender las relaciones que se desarrollan en los espacios urbanos entre elementos con distinta materialidad y temporalidad, más o menos evolutivos y procedentes de distintos procesos sociales.

Descomponer la ciudad en capas superpuestas, no solo permite observar las características de cada estrato de forma aislada. Hace posible centrarse en las zonas de interacción entre capas estudiando los efectos que una tiene sobre la otra y cual es el nivel de mutua dependencia.

Este texto quiere constituir unos primeros apuntes para un manifiesto a posteriori de una capa intersticial entre la ciudad de hormigón y la sociedad líquida. Un puente que conecta esas dos dimensiones, y que en el continente sudamericano lleva años en apogeo.

Fenomenología de la caseta

Una caseta es un puesto de venta de productos o servicios de construcción y gestión espontánea. En gran parte de las ciudades de América Latina, ninguna calle central es inmune a su febril proliferación. Su oferta comercial abarca cualquier necesidad de la ciudadanía, a partir de la venta de comida hasta libros, electrónica, tatuajes o servicios de asesoría burocrática.

En una caseta, forma y función representan una perfecta unidad, expresada con síntesis formal rigurosa. Una lona plana protege del sol, un caballete metálico sostiene la carpa, una mesa es el soporte para los productos. Cada parte representa la materialización de una función o de un flujo de fuerzas.

Durante el día la cubierta de la caseta se mueve en oposición al sol. La relación entre fuerzas generadoras y formas es transparente como en un embrión de arquitectura paramétrica.

Los puestos de venta informal enseñan ejemplos de hibridación compositiva y matérica. Reciclan objetos, los decontextualizan, los desemantizan. Hacen que la materia y el espacio vuelvan a su valor de uso.

Al cesar de su día laboral la caseta se dobla, se compacta y en muchos casos se desmonta. Fuera del desarrollo de su función se vuelve un elemento discreto o nulo, en mímesis total con el ambiente urbano. Al lado de otras genera interacciones fructuosas y dinámicas formales y funcionales de tipo fractal.

La ciudad, invadida por miles de objetos vibrantes se convierte en un espacio evolutivo, mutable, en un ecosistema caótico en el que flujos intangibles hacen que cambie constantemente de forma. Se convierte en un sistema multilayer, en la que capas distintas se superponen deslizando la una sobre la otra. Una ciudad-hardware en la que se instalan, como periféricas, actividades capaces de encontrar invisibles puertos.

Las casetas se infiltran en la estructura de la urbe y viven en simbiosis con ella. Inventan nuevos usos para los espacios, resignifican las zonas en las que intervienen constituyéndose como atractores de flujos e impulsores de apropiación ciudadana.

Aplicaciones:

Las casetas se pueden constituir como mediadores en el conflicto entre sociedad y ciudad impuesta por el poder público. Cuando la producción de espacios se centraliza, estas intervenciones forman un estrato autoproducido que, muy lejos de enfrentarse a los productos del poder central, facilita su asimilación impulsando la apropiación social del espacio, la producción colectiva y el encuentro.

Por el carácter práctico que la distingue, estas capas de microarquitecturas entre estructuras y superestructura son capaces de adaptarse al contexto según los recursos disponibles. Esto favorece un desarrollo urbano sostenible no solo por el uso de materiales reciclados, sino también porque fomenta una práctica de reciclaje del espacio. Lo residual es el habitat de las casetas. Estas intervienen en los vacíos urbanos otorgándoles valor, se someten diariamente al control social y se adaptan a los cambios de condiciones del contexto.

Para aclarar las posibles aplicaciones de estos principios en Europa, es útil citar dos proyectos de escala muy distinta.

El primero es el Air Tree Commons de Ecosistema Urbano proyectado para Expo Shangai. Un espacio público que reinterpreta la plaza pública renacentista o el sagrato de las iglesias, impulsando y ordenando el uso colectivo de un edificio. La estructura se comporta como un catalizador de relaciones sociales, y cumple con esta función, como las casetas sudamericanas, simplemente respondiendo a alguna necesidad básica de los usuarios.

El segundo proyecto, menos conocido pero extremadamente interesante, es el Chair Sharing de los italianos Snark. El proyecto define un sistema de asientos móviles inspirados en el Bike Sharing, que el usuario puede llevar consigo y usar donde quiere dentro de la ciudad. Las sillas del Chair Sharing ofrecen una conexión wi-fi y la posibilidad de convertir cualquier rincón en un espacio de ocio, trabajo o socialización. En este caso hablamos de una extraordinaria herramienta para la autoproducción de espacios públicos. Gracias a una nueva concepción de la idea de mobiliario urbano centrada en lo provisional y en lo evolutivo, este elemento se desvincula de las estructuras cristalizadas de la ciudad posicionándose en un layer paralelo a ellas.

En ese territorio híbrido, entre la materialidad de las construcciones y la liquidez de la sociedad, tendremos que operar en futuro como profesionales y ciudadanos.

Fotos: Emilie Perdaens

Referencias

Blog de Massimiliano Casu – http://50tav3nt0.wordpress.com/

Cairsharing -Snark – http://www.snarkive.eu/?p=13

Air Tree Commons – Ecosistema Urbano http://ecosistemaurbano.org/castellano/air-tree-commons-descarga-copia-modifica-y-comparte/

Post It Cities – http://www.ciutatsocasionals.net/

La Wallunka, revista cultural – http://www.lawallunka.com

Escrito por Massimiliano Casu (@mass1miliano) para Ecosistema Urbano en blog de La Ciudad Viva.

Share Button

Post a comment