Comments: (0)

IdeaScale, una plataforma para fomentar la innovación abierta del sector público

Category: ⚐ ES+social toolbox+software social+tecnologías

ideascale_header2_620

Apenas 1 día después de haber asumido como jefe de la Casa Blanca, hace más de 6 años, el 21 de Enero de 2009, el Presidente Barack Obama publica el memorandum Transparency and Open Government, un documento histórico y bastante ambicioso, en el cual se compromete a crear niveles de apertura, colaboración y participación nunca antes visto en la administración del estado. De esta manera Obama comenzaba a cumplir aquello que prometió durante su campaña a la presidencia; impulsar un gobierno abierto basado en altos niveles de transparencia, responsabilidad e inclusión. Si bien Obama no fue el primero en promover acciones en pos de administraciones más transparentes, abiertas, inclusivas y sensibles a las necesidades ciudadanas, su decidido compromiso con la causa inspiró el surgimiento de esfuerzos similares en otras partes del mundo. Temas como la apertura masiva de datos públicos y la decidida participación ciudadana en la toma de decisiones, en reformas legislativas y en la innovación del sector público se ha comenzado a escuchar y ver cada vez con más frecuencia alrededor del mundo.

Esta coyuntura social y política coinciden con la irrupción de nuevas tecnologías de la información y comunicación que al mismo tiempo han comenzado a redefinir la naturaleza y el alcance de la participación cívica y de la democracia misma. Estas tecnologías han permitido la aparición de nuevos escenarios de participación ciudadana donde la experiencia, el conocimiento, la opinión y la creatividad del ciudadano común han jugado un rol protagónico en la resolución de complejas problemáticas sociales, como la detección de focos de infección del mosquito del dengue (Dengue Chat), la toma de decisiones sobre asuntos de interés general, como en la reforma de leyes (Reforma Constitucional Participativa en Islandia), y en la innovación del sector público (Mi Ciudad Ideal).

Un ejemplo bastante relevante de estas tecnologías orientadas a la participación ciudadana es IdeaScale, una plataforma web de gestión de ideas que ha sido ampliamente empleada por distintas instituciones públicas, políticos y autoridades en sus intentos de generar espacios alternativos de intercambio de opinión, ideación y deliberación entre ciudadanos. Utilizada por la Casa Blanca para justamente recolectar ideas sobre medidas, estrategias y políticas que permitan al gobierno llevar una administración más transparente, participativa e inclusiva (OpenGov). También adoptada como plataforma de ideación colectiva por la National Aeronautics and Space Administration (NASA) para reclutar ideas y opiniones de la sociedad civil respecto a los planes de exploración de Marte (Mars Forum). Más recientemente, en Junio de 2013, IdeaScale fue elegida por el Ministerio del Ambiente de Finlandia y el Parlamento de aquel país como soporte para una iniciativa que buscaba la participación ciudadana en el proceso de redacción de leyes que regulen el tráfico de vehículos de nieve (Crowdsourcing Off-Traffic Law).

mars_forum_website

IdeaScale es no solo utilizada en el dominio cívico también grandes compañías como EA Sport, CISCO, y Marriot la emplean como instrumento para incorporar ideas y sugerencias de sus clientes en la innovación de productos y servicios. En IdeaScale, los usuarios no solo pueden sugerir ideas, también votar a favor o en contra de alguna propuesta y emitir opinión respecto a las propuestas por medio de comentarios. Esta última funcionalidad permite que sean los mismos participantes quienes ayuden al refinar y mejorar las propuestas, así como también sentar una postura respecto a las mismas. A la descripción de toda propuesta puede ser acompañada una imagen o documento que facilite la comprensión de la misma.

Una de las principales ventajas de IdeaScale es la simplicidad de su interfaz de usuario y la utilización de interacciones presentes en la mayoría de las plataformas online hoy en día y ampliamente conocidas por usuarios de la web. Por ejemplo, publicar una idea no es muy distinto a publicar un post en alguna red social de propósito general, como Facebook o Google Plus, como lo muestra la Figura 1. Votar por una idea no requiere más que un simple click en botones similares al conocido Like/Unlike de Facebook. De igual modo, emitir una opinión sobre alguna propuesta significa simplemente añadir un comentario al pie de la descripción de la propuesta, tal cual ilustra la Figura 2.

IdeaScale

Además de una simple interfaz de usuario, IdeaScale, ofrece interesantes funcionalidades para organizar y manejar el contenido, es decir las ideas y comentarios. En primer lugar, las propuestas pueden ser agrupadas por tópicos o campañas. También, los mismos autores tienen la posibilidad de etiquetar sus propuestas con palabras claves (etiquetas) que faciliten su posterior localización. Dentro la plataforma las propuestas se organizan en tres formas, la primera, cronológica. Aquí las ideas se ordenan de acuerdo a su fecha de publicación, las más recientes aparecen al comienzo de la lista mientras que las primeras se encuentran al final. Las ideas también son organizadas por su popularidad, es decir aquellas ideas mejor valoradas por los participantes aparecen primero —el valor de una idea se calcula contrastando sus respectivos votos positivos y negativos. El interés de los participantes en las ideas es también tenido en cuenta a la hora de organizar el contenido, aquí el interés es medido considerando la cantidad de comentarios que una idea o propuesta recibió. La figura 3 ilustra los diferentes listados utilizados para presentar las ideas a los usuarios.

IdeaScale

Sin embargo, quizás la fortaleza más importante de IdeaScale son las funcionalidades ligadas al análisis del contenido. En este sentido, diferentes técnicas de filtrado y evaluación facilitan enormemente el trabajo de identificación y selección de ideas prometedoras. Al mismo tiempo la disponibilidad de un dashboard interactivo permite a los administradores controlar y monitorear diferentes aspectos de la iniciativa de ideación, como las campañas de ideas y el perfil de los participantes. En la  figura 4 se ilustran las funcionalidades de reporte que permiten conocer más detalles sobre las campañas de ideas.

IdeaScale

Un detalle no menor, respecto a IdeaScale, es el conjunto de APIs que ofrece. Estas permiten a desarrolladores construir aplicaciones sobre su plataformas a manera de extender las funcionalidades de la misma. Un ejemplo de esto, es Agora 2.0, aplicación web implementada utilizando estas APIs, que permite la sincronización de la plataforma online de IdeaScale con un frontend offline conectado a una pantalla pública. La excelente documentación ofrecida por IdeaScale facilita bastante la introducción al uso de estas APIs, inclusive existen clientes open-source, como IdeaScaly, que permiten ahorrar una cantidad importante de trabajo de implementación.

Como cualquier otra herramienta, IdeaScale tiene sus desventajas. Es limitada a la hora de hacer un seguimiento a situaciones de deliberación donde los participantes exponen argumentos a favor y en contra de una determinada propuesta; aquí se requiere de un instrumento bastante más estructurado que permita manejar este tipo de procesos. Tampoco es fácil controlar la evolución de las propuestas, que en la mayoría de los casos son refinadas y mejoradas por medio de comentarios de participantes luego de haber sido publicadas. Aunque dispone de funcionalidades que permiten integrar la plataforma a las redes sociales de propósito general, estas, desde mi punto de vista, son insuficientes perdiendo una importante oportunidad de enriquecer las procesos de ideación con opiniones, ideas y conocimientos vertidos en estos espacios virtuales de socialización.

ideascale_badges

Sin dudas IdeaScale ha dado muestras suficientes de su utilidad como facilitador de procesos de creación e ideación colectiva. Desde la Casa Blanca, pasando por el Parlamento Finlandés, y llegando a pequeños gobiernos locales, todos se han beneficiado de la practicidad, potencia y simpleza de sus funcionalidades. Por tanto, si estás pensando en algún tipo de iniciativa de discusión, creación o ideación colectiva basada en la opinión y el conocimiento de la ciudadana, IdeaScale es definitivamente una opción a tener en cuenta ya que además de todo lo mencionado anteriormente ofrece una versión gratuita y puede ser utilizada en diversos idiomas.

¡Éxitos!

Jorge Saldivar, @jorgesaldivar, investigador experto en plataformas y sistemas de participación ciudadana.

Comment: (1)

Ubiqarama: nuevas herramientas digitales para representar territorios y narrativas ciudadanas

Category: ⚐ ES+ciudad+noticias+tecnologías+urbanismo

Zorrozaurre (in)visible

El próximo 27 de septiembre se presenta en Bilbao Ubiqarama, un “ecosistema de producción digital” formado por una plataforma web y una aplicación móvil de creación de contenidos. sigue leyendo

Comments: (0)

Comportements responsables et architecture scolaire

Category: ⚐ FR+arquitectura+creatividad+educación+EntornoEducativo+internet+medioambiente+nouvelles technologies+sostenibilidad

Wrong way of using tecnologies

Versión en español

Premier post relatif à la série EnvironnementScolaire. Mon intention est de suggérer des applications (potentiellement développables) qui hybrideraient décisions architecturales et contenus/dispositifs numériques. Les pistes abordées ici naissent d’une réflexion en relation avec le projet de centre d’éducation expérimentale de Reggio Emilia. Cependant, les thèmes explorés concernent tout type d’espace d’apprentissage: organisations saptiales, mémoire partagée, visusalisation de l’invisible, information sensorielle.

La réflexion sur l’architecture scolaire peut s’aborder depuis divers champs (territorial, social, culturel, économique…). L’une des constantes que nous allons explorer est la relation qu’entretiennent ces espaces dédiés avec l’éco-système dans lequel ils agissent. Selon Philippe Meirieu, expert français en sciences de l’éducation et de la pédagogie, attirer le regard des plus jeunes sur les enjeux environnementaux constitue une mission fondamentale. Cette préoccupation actuelle, dit-il, exige l’acquisition de “réflexes, comportements (…) nécessaires à la survie de la planète”. Il s’agit également “d’introduire une perspective nouvelle, une manière originale de penser le monde comme un système complexe” dans lequel chacun puisse être perçu comme un élément solidaire, puissant et actif. Bien que cet enseignement soit en mesure d’être transmis dans le cadre d’un enseignement traditionnel, nous pourrions imaginer que ces idées et pratiques puissent être transmises par le biais d’un support immersif: le bâtiment scolaire lui-même.

Visualisation ludique de données environnementales dans l’environnement scolaire

Avant d’être réellement conscient de la situation environnementale de notre planète, tout individu doit s’imprégner de connaissances relatives à divers domaines. Encore loin de ces préoccupations, l’enfant attribuera d’avantage d’importance à ses sens. Dans La Représentation de l’espace chez l’enfant (1972) Jean Piaget, spécialiste du développement infantile, explique qu’entre 2 et 6 ans s’adapte affective et intellectuellement au monde qui l’entoure grâce au jeu symbolique. Ainsi, un environnement architecturale conçu comme un instrument pédagogique pourrait-il aiguiller leurs comportements vers une certaine conscience et responsabilité?

Très tôt, l’enfant apprend à estimer la relation topographique entre les objets et la valeur fonctionnelle de certains éléments qui constituent l’espace construit proche (porte, fenêtre, interrupteur…). Mais la question de l’environnement souffre d’une dissimulation spatio-temporelle qui attribue à son urgence un caractère abstrait: les conséquences environnementales de nos actes sont rarement visualisables directement.

Que surviendrait-il si l’édifice scolaire révélait les flux, habituellement invisibles, de son activité? Par exemple, à travers la présence d’indicateurs de consommation énergétique ou de situations climatiques anormales… Et si nous imaginions une école augmentée de sentiments qui pourrait éprouver (et montrer) de la tristesse lorsque la lumière d’une salle vide resterait allumée? Ou bien lorsque les enfants laisseraient couler l’eau du robinet trop longtemps?

 

Responsabilité

Je pense que l’architecte ne pourra jamais imposer à la société civile l’adoption d’un comportement “responsable” selon ses convictions propres. Cependant, face à des usagers curieux, tel des enfants, provoquer l’emploi habituel de gestes durables me semble envisageable par le biais d’une expérience spatiale immersive durant/dans laquelle chacun s’implique en faisant ce qu’il aime.


1. Émetteur (enfant ou prof.)
2. Support de transmission de contenus numériques: donnée/images/son/vidéo
3. Récepteurs

Mais qu’entend-on par intégrer le numérique au milieu scolaire? Intégrer ou ajouter de tels dispositifs dans un espace donné signifie repenser la façon dont l’hybridation entre espaces physiques et espaces numériques s’opèrera. Aujourd’hui, dans les lieux de savoir, certains usages technologique reviennent:

– Production/gestion de mémoire (numérisation de contenus imprimés…); question des espaces de stockage.
– Favoriser l’innovation organisationnelle et la concertation entre acteurs de la communauté scolaire à travers le partage d’informations; création d’espaces de dialogue.
– Profiter de la ludicité de certains outils numériques et objets communicants pour capter l’attention de l’élève; on parles d’espaces augmentés.
– Comprendre l’historicité d’une technologie et développer la créativité par l’appropriation et l’expérience; espaces d’émancipation.


Générer, partager, archiver des données utiles à la modification et l’appropriation d’espaces scolaires disponibles. Ces “dossiers” numériques forment une extension de l’espace d’apprentissage initial à même de favoriser la constitution d’une plateforme de dialogue entre les acteurs de la communauté scolaire

Sur la base d’une cartographie des espaces “oubliés” (que personne n’utilise), les enfants pourront imaginer et proposer leur idées d’occupation. À Reggio Emilia, les enfants manipulent en permanence des matériaux et développent leurs sensibilités architecturales. L’expérience consistera à passer d’une maquette à une petite construction collective éphémère.

1. Espace initial
2. Volume oublié (forme complexe): visualisation numérique
3. Volume disponible simplifié
4. Échelle à partir d’une figurine
5. Maquette à modéliser (scan ou photogrammétrie)
6. Intégration, adaptation et construction

Percevoir l’invisible

En vivant dans un espace, l’individu développe des automatismes. La conception architecturale repose sur l’emploi d’éléments aux performances mécaniques complexes et aux impacts variables. Dans de nombreux cas, les solutions proposées tendent à éloigner l’usager de l’impact environnemental de ses actes. Mais l’environnement scolaire pourrait constituer une interface ludique et symbolique entre l’apprenant et son milieu. Acquérir cette conscience en intervenant (régulant) le foncitionnment d’un microcosme (le bâtiment) est une façon didactique d’introduire les notions de “système” et de globalité” qui aujourd’hui comptent. Chaque besoin ou plaisir individuel se transformerait alors en un “exercice” de résolution d’un “problème” global. Biensur, pour un enfant tout devra avoir l’air d’être un jeu!

Plein / vide, beaucoup / peu, froid / chaud, douloureux / agréable, haut / bas, long / court…

Cette application a pour objectif d’enseigner la juste consommation de l’eau et de l’électricité à l’école. Entre abstaction et figuration, par l’utilisation de dispositifs analogiques et numériques , le support architectural permettra la combinaison de vocabulaires graphiques compréhensibles par de jeunes usagers

Pour la majeur partie des consommateurs, le fonctionnement des productions industrielles et architecturales reste abstrait. Il s’agit de révéler le “squelette” et les “organes” qui sont à l’origine du confort qu’offre le bâtiment. Des parcours (eau, air, électricité…) d’habitude cachés convertis en outils pédagogiques.

Support architecturaux augmentés (numérique et analogiquement)/  Il s’agit d’associer des données climatiques essentielles (peut être évidentes pour un public adulte) à des actions quotidiennes et des faits concrets: quoi manger? comment s’habiller? que faire pour profiter de l’extérieur? comment adapter l’espace intérieur à l’environnement extérieur?…

Lors de la conférence organisé par Ars Industrialis durant le Salon européen de l’éducation 2012 (Paris) et intitulée L’éducation, vingt ans après l’apparition du World Wide Weble philosophe Bernard Stiegler partageais qu’il était…

… absolument hostile à l’introduction du numérique dans les niveaux élémentaires pour une raison méthodologique qui consiste à dire que pour pratiquer une technologie, il faut connaître les technologies qui ont permit leur production. Si non, on ne peut pas avoir (…) un point de vue critique. La condition de la critique est la connaissance et la compréhension de l’historicité d’une chose. Le contenu des programmes scolaires se fonde sur cette base.

Et il est vrai qu’offrir à l’espace scolaire un lot technologique développé par les acteurs du marché de l’Education présente un danger: celui d’octroyer une majeure importance au statut de moyen technique de l’outil au lieu de valoriser l’environnement socio-technique qu’il enrichit. Dans ces premières propositions destinées à un environnement préscolaire, j’ai tenté de clarifier la possible relation entre la donnée numérique et son contexte pratique de génération et/ou d’utilisation. Disons simplement que si usage désinformé de technologies il y a, la dimension magique du processus numérique devrait en tout les cas s’avérer minime par rapport à l’importance (complexité) de l’information concrète perçue.

Pour finir, je vous laisse apprécier un extrait du vocabulaire d’Ars Industrialis:

Écologie (de l’esprit).

La discipline nommée « écologie » n’est pas tant la science du milieu que celle des relations d’un être vivant à son milieu. L’écologie, telle que nous la définissons, n’est ni la science d’unenvironnement objectif, ni la protection de ressources quantifiables, ni même la question de la nature, car la question de l’écologie est celle de la culture avant d’être celle de la nature.

 Si l’esprit a un milieu qui évolue, et si ce milieu est originairement technique (du silex taillé au silicium des ordinateurs en passant par le biblion du Saint Esprit), alors, de même qu’il faut se soucier de la qualité des milieux naturels afin de préserver leur fécondité future, de même, il faut se soucier de la nature des milieux psychotechniques dans lesquels naissent et se développent de futurs esprits. Il faut présentement aborder la question écologique à partir du capitalisme culturel. Notre milieu de vie est définitivement industriel, et cette industrie est désormais le milieu de notre culture, c’est à dire de notre esprit, et c’est pourquoi nous parlons d’écologie industrielle de l’esprit. De ce point de vue écologique, la question esthétique, la question politique et la questionindustrielle n’en font qu’une.

L’écologie de la nature est une dimension de la question de l’écologie de l’esprit, c’est à dire d’une écologie générale des milieux : naturels, techniques, institutionnels, symboliques, etc. L’écologie de l’esprit conditionne en effet la résolution des problèmes d’écologie naturelle : si l’on veut modifier leur comportement, il faut changer l’esprit des consommateurs qui détruisent et jettent avant tout pour compenser une misère symbolique systémiquement installée et entretenue par des industries culturelles toxiques.

 Autrement dit, la véritable question de l’écologie n’est pas celle de l’énergie de subsistance (épuisement des ressources fossiles), mais celle de l’énergie d’existence (épuisement de l’énergie libidinale).

Comments: (7)

Comportamientos responsables y arquitectura escolar

Category: ⚐ ES+arquitectura+creatividad+educación+EntornoEducativo+internet+medioambiente+sostenibilidad+tecnologías

Este es el primer post relativo al tema EntornoEducativo. Mi intención es sugerir aplicaciones (potencialmente desarrollables) que hibriden decisiones arquitectónicas con contenidos/dispositivos digitales. Las pistas sugeridas aquí surgen de una reflexión relativa al proyecto del centro experimental de educación infantil en Reggio Emilia. Sin embargo, los temas abordados conciernen a todo tipo de espacio en el que se aprende: organizaciones espaciales, memoria compartida, visualización de lo invisible, información sensorial.

La reflexión sobre la arquitectura escolar se puede abordar desde muchos campos (territorial, social, cultural, económico…). Una de las constantes que vamos a explorar es la relación que mantienen estos espacios dedicados con el ecosistema en el que influyen. Según Philippe Meirieu, experto francés en ciencias de la educación y de la pedagogía, educar lo más temprano posible en la cuestión medioambiental constituye una misión fundamental. Esta preocupación actual, dice él, exige la adquisición de «reflejos, comportamientos (…) necesarios a la supervivencia del planeta». También se trata «de introducir una perspectiva nueva, una manera original de pensar el mundo como un sistema complejo» en el cual cada uno pudiese ser percibido como un elemento solidario, poderoso y activo. Si esta enseñanza se puede asegurar desde el sistema docente, podemos imaginar que estas ideas y prácticas sean transmitidas por el rodeo de un soporte envolvente: el edificio escolar mismo.

Visualización lúdica de datos medioambientales en el entorno escolar

Antes de ser realmente consciente de la situación medioambiental de nuestro planeta, todo individuo necesita conocimientos relativos a diversos ámbitos. Lejos de estas preocupaciones, el niño dará más importancia a sus sentidos. En La Représentation de l’espace chez l’enfant (1972) Jean Piaget, experto del desarrollo infantil, explica que el niño entre 2 y 6 años se adapta afectiva e intelectualmente al mundo que lo rodea gracias al juego simbólico. Así, el entorno arquitectónico podría tomarse como un instrumento pedagógico que les oriente hacia un comportamiento consciente y responsable.

Muy temprano, el niño descubre la relación topográfica entre los objetos y el valor funcional de ciertos elementos arquitectónicos próximos (puerta, ventana, interruptor…). Pero la cuestión medioambiental sufre de una disimulación espacio-temporal que atribuye a su urgencia un carácter abstracto: no solemos visualizar directamente las consecuencias de nuestros actos.

¿Qué ocurriría si el edificio escolar mostrase los flujos invisibles de su actividad? Por ejemplo, mediante indicadores de consumo, de situaciones climáticas anómalas, etc. ¿Y si imaginásemos que aquella Escuela aumentada pudiese estar «triste» cuando la luz se quedara encendida en aulas vacías? ¿O  cuando los niños pasen demasiado tiempo desperdiciando agua al lavarse las manos?

Responsabilidad

Pienso que el arquitecto nunca podrá imponer a la sociedad civil el “ser responsable” según sus términos propios. Sin embargo, frente a unos usuarios curiosos, los niños, podría provocar comportamientos medioambientalmente responsables al proponer una experiencia arquitectónica interactiva en el que cada uno se implique haciendo lo que le guste.

1. Emisor (niño o profe.) 2. Soporte de transmisión de contenidos digitales: dato/imagen/sonido/video 3. Receptores

¿Que significa integrar lo digital en el medio escolar? Integrar o añadir aquellos dispositivos en un espacio dado significa pensar en la manera de combinar espacios físicos y digitales y obtener influencias recíprocas. Hoy en día, existen formas corrientes del uso tecnológico:

– Digitalizar contenidos presentes en soportes analógicos; cuestión de los espacios de almacenamiento.
– Aumentar las posibilidades organizacionales y de concertación entre los actores de la comunidad escolar compartiendo informaciones; creación de espacios de diálogo.
– Usar el aspecto lúdico de ciertas herramientas digitales y de ciertos objetos comunicantes para captar la atención del alumno; hablamos de espacios aumentados.
– Entender la tecnología y desarrollar su imaginación gracias a lógicas de apropiación experimentales; espacios de emancipación.

Apropiarse y modificar espacios

Generar, compartir, archivar datos útiles para modificar y apropiarse los espacios escolares disponibles. Los “folders” digitales son como una ampliación de aquellos espacios que constituyen una plataforma de diálogo entre los actores de la comunidad escolar.

A partir de una cartografía de los espacios “olvidados” (que no se usan), los niños podrán imaginarse como ellos los ocuparían. En Reggio Emilia, los niños siempre están manipulando materiales y desarrollando sus sensibilidades arquitectónicas. La experiencia consistirá en pasar de una maqueta a una pequeña construcción efímera.

1. Espacio inicial
2. Volumen olvidado (forma compleja): visualización digital
3. Volumen simple disponible
4. Escala a partir de un personaje
5. Maqueta que se va a modelizar (scan o fotogrametría)
6. Integración, adaptación y construcción

Percibir lo invisible

Al vivir en un espacio, desarrollamos automatismos. La concepción arquitectónica se apoya en funcionamientos mecánicos que presentan complejidades e impactos variables. En muchos casos, las soluciones propuestas suelen desconectar al usuario del impacto medioambiental que tienen sus actos. Sin embargo el entorno escolar podría ser una interfaz lúdica y simbólica entre el medio y el alumno. Adquirir una consciencia medioambiental interviniendo directamente sobre el funcionamiento de un microcosmos (el edificio) podría constituir una manera didáctica de introducir los conceptos de “sistema” y de “globalidad” que importan hoy en día. Cada necesidad y gusto individual se transformaría entonces en un “ejercicio” de resolución de un “problema” global. Para un niño, ¡todo esto tendrá que tener pinta de juego!

Lleno / vacío, mucho / poco,  frío / caliente, doloroso / agradable, alto / bajo, largo / corto …

Esta aplicación tiene como objetivo educar en el consumo reponsable de agua y de electricidad en la escuela. Entre signos abstractos y figurativos y usando dispositivos analógicos o digitales, el soporte arquitectónico permitirá combinar los vocabularios gráficos comprensibles por los jóvenes usuarios.

Para la mayoría de la gente, el objeto industrial y la construcción arquitectónica constituyen entidades con funcionamientos abstractos. Se trata de revelar el “esqueleto” y los “órganos” que permiten tener una cierta comodidad en el edificio. Unos recorridos habitualmente invisibles convertidos en herramientas pedagógicas.

Soportes arquitectónicos aumentados (digital y analógicamente): se trata de asociar datos climáticos esenciales a actos y hechos concretos: alimentos, ropa, actividades, configuración del edificio…

En la conferencia organizada por Ars Industrialis durante el Salon européen de l’éducation 2012 (Paris) y titulada L’éducation, vingt ans après l’apparition du World Wide Web, el filósofo Bernard Stiegler compartía que era…

 … absolutamente hostil a la introducción del digital en los niveles elementales por una razón metodológica que consiste en decir que para poder practicar una tecnología, se tienen que conocer las tecnologías que han permitido la producción de aquella. Si no, no se puede tener (…) un punto de vista crítico. La condición de la crítica es el conocimiento y la comprensión de la historicidad de una cosa. El diseño de los programas escolares está fundamentado en esta base.

Es cierto que atribuir a un espacio escolar un enfoque tecnológico influenciado por el mercado actual de la educación tiene su peligro: el considerar más importante la herramienta tecnológica como un medio técnico en vez de valorar el entorno socio-técnico que enriquece. En estas primeras propuestas destinadas a un entorno preescolar, intenté dejar bastante clara la relación entre dato digital y contexto práctico que lo genera. Digamos que al usar tecnologías sin todavía suficientes referencias relativas a diversos ámbitos, la dimensión mágica del proceso digital siempre tendrá que ser mínima con respecto a la información concreta percibida.

Para acabar, os dejo con un extracto del “vocabulaire” de Ars Industrialis, con traducción propia:

Ecología (de la mente): La disciplina llamada “ecología” nos es tanto la ciencia del medio que aquella de las relaciones de un ser con su medio. La ecología, tal como nosotros la definimos, no es ni la ciencia de un entorno objetivo, ni la protección de los recursos cuantificables, ni tampoco la cuestión de la naturaleza. El tema de la ecología es cultural antes que natural.

Actualmente, se tiene que abordar el tema de la ecología a partir del capitalismo cultural. Nuestro medio de vida es definitivamente industrial, y esa industria es el medio de nuestra cultura, es decir de nuestra mente, y por eso hablamos de ecología industrial de la mente. Si la mente tiene un medio que evoluciona, y si este medio es originalmente técnico (desde el silex hasta el silicium de los ordenadores pasando por el biblion del Espíritu Santo), desde entonces hay que preocuparse de igual manera por la calidad  de los medios naturales  con el objetivo de preservar su futura fertilidad  y del tipo de medios psicotécnicos en los cuales nacen y se desarrollan las mentes futuras. Desde este punto de vista ecológico, la cuestión estética, política e industrial forma un conjunto.

La ecología de la naturaleza, una dimensión de la ecología de la mente, es ecología general de los medios naturales, técnicos, institucionales, simbólicos, etc. Esto es, la ecología de la mente condiciona la resolución de problemas de la ecología natural: si queremos modificar sus comportamientos, hay que cambiar la mente de los consumidores que destruyen y tiran para compensar ante todo una miseria simbólica instalada sistémicamente y apoyada por unas industrias culturales tóxicas.

Es decir, la verdadera pregunta ecológica no concierne a la energía de subsistencia (agotamiento de los recursos fósiles), sino más bien a la energía de existencia (agotamiento de la énergía libidinal).

Comments: (0)

openarch | prototipo real de vivienda inteligente

Category: ⚐ ES+arquitectura+open culture+tecnologías

Tras meses de desarrollo y experimentación, recientemente se presentó al público el proyecto Openarch, una experiencia real sobre la integración de la tecnología en la vivienda, llevada a cabo por Thinkbig Factory

openarch

De acuerdo con los propios autores:

Openarch es un prototipo real de una vivienda inteligente. La primera vivienda diseñada desde el inicio para incorporar una capa digital que conecta la casa y sus elementos a Internet. Sus habitantes participan y se incorporan a una nueva vida conectada y digital. Es flexible y gracias a su capacidad de transformación se adapta  a cualquier condición que requiera el usuario.

La capa digital a la que a partir de ahora llamaremos D.OS (domestic operating system) incluye una serie de elementos que permiten a los usuarios estar conectados con cualquier persona o espacio, controlar los elementos de la casa mediante el movimiento del cuerpo, realizar conferencias desde la casa, conocer el consumo eléctrico en cada instante, activar cualquier electrodoméstico desde el trabajo, compartir en video y en directo las recetas de cocina con el resto del mundo, crear tu propio plató de TV en el salón, etc.

Openarch || FILM from Openarch on Vimeo.

La vivienda está diseñada para permitir la máxima capacidad de modificación y adaptación a las necesidades del usuario en tiempo real, como parte de un estilo de vida más dinámico y cambiante.

4 posiciones

Más allá de la domótica, incorpora desde su propia concepción varios sistemas que permiten al usuario interactuar no sólo con la vivienda sino con la ciudad, con otros usuarios y con la Internet de las cosas, todo a través de una interfaz integrada con los propios elementos arquitectónicos y los objetos cotidianos mediante sensores y sistemas de visualización proyectados.

CD / vinyl app

Weather app

De este proyecto nos gustaría destacar dos cosas:

Lo primero, que se trata de un claro ejemplo de la aplicación consecuente de los principios de la cultura abierta. Desde la transparencia del proceso, que ha sido comunicado por los desarrolladores en su blog, hasta el hecho de que ser un prototipo real, habitado durante el propio proceso de testeo: lo que podríamos llamar una obra arquitectónica en versión beta. Lo que vemos no son montajes digitales ilustrativos (perfectos e ideales pero irreales), sino fotografías y vídeos directos del sistema puesto en uso, con todas sus deficiencias y capacidades. Acostumbrados a ver terminar el trabajo de los arquitectos el mismo día en que la obra se pone en uso, es interesante encontrar proyectos en los que las pruebas, los errores, los aspectos a medio definir y las mejoras sucesivas se comunican con el mismo valor o más que el resultado final, y son puestos a prueba con su uso cotidiano.

El segundo aspecto más interesante es que, frente a proyectos de investigación y desarrollo similares emprendidos por grandes empresas y universidades en búsqueda de patentes comercializables, Openarch está basado en sistemas de hardware y software open source, empleando estándares abiertos y componentes que permitirían a cualquiera desarrollar su propia versión del sistema, ponerla a prueba, mejorarla y contribuir así directa o indirectamente al desarrollo del proyecto.

openarch

Os animamos a visitar la web y revisar detenidamente los contenidos explicativos que incluye, así como a seguir los avances del proyecto en sus siguientes fases de desarrollo.

Fuente: openarch.cc

Comments: (2)

Whatif 2.0 beta | novedades

Category: ⚐ ES+software social+work in progress

Como anunciamos en una entrada anterior, en estos últimos meses se han introducido cambios importantes en la aplicación web de mapeado participativo Whatif. [Editado 2015: la aplicación ahora se llama local in] Tanto por las mejoras internas como por las características añadidas de cara a su instalación, personalización y uso, nos ha parecido buen momento para dar un salto completo de versión, de 1.0 a 2.0.

A continuación pasamos a describir de forma más detallada las características que se han desarrollado o mejorado:

Cambio de plataforma

Panel de WordPress

La versión 2.0 de Whatif ha sido reescrita enteramente para funcionar sobre WordPress, un popular Sistema de Gestión de Contenidos publicado como software libre, habitualmente utilizado para crear blogs avanzados y páginas dinámicas de todo tipo.
Este cambio estratégico facilita su proceso de instalación y puesta en marcha (que se realiza como cualquier otro tema de WordPress), aumenta la capacidad y facilidad de personalización y permite su desarrollo modular futuro mediante la adición de plugins. continue reading

Comments: (2)

Presentando Whatif 2.0

Category: ⚐ ES+cultura abierta+social toolbox+software social

Tras la primera presentación de la exposición What If…? Cities en el Louisiana Museum of Modern Art de Copenhage en 2009, el proyecto se siguió extendiendo a otras ciudades en forma de cursos y talleres de distinto formato, para los cuales se desarrolló expresamente lo que definimos como una herramienta colectiva e interactiva para visualizar las opiniones de sus ciudadanos y sus propuestas para un futuro urbano alternativo: Whatif. [Editado 2015: la aplicación ahora se llama local in]

Esa primera versión de la herramienta web, aplicada en talleres como los transcurridos en Cáceres y Alicante, permitía publicar de forma sencilla mensajes cortos geolocalizados expresando sugerencias o problemas encontrados por los ciudadanos en el entorno urbano. Durante los talleres se puso a prueba y se fueron recogiendo sugerencias, detectando problemas de usabilidad y oportunidades de mejora a raíz de los comentarios de los participantes.

Whatif v1.0

Tras ese primer ciclo de uso, y vistos los resultados, nos decidimos a incorporar a la aplicación muchas de las sugerencias recogidas, especialmente las dirigidas a facilitar la lectura y revisión de los datos, y a lograr una mayor integración con el resto de redes sociales.

Por fin, tras varios meses de desarrollo, tenemos el placer de anunciar la próxima publicación, a principios de mayo, de la nueva versión Whatif 2.0, que contará con una web oficial propia en la que se incluirá la documentación necesaria, un espacio para la comunidad, un blog para noticias y actualizaciones, una lista actualizada de proyectos realizados con Whatif, y como novedad más importante, también la propia aplicación para su descarga.

Como parte de nuestra apuesta por la cultura abierta, y siguiendo nuestra línea de progresivo acercamiento a modelos de trabajo basados en el open source, la versión 2.0 será puesta a disposición del público bajo una licencia abierta, para lo cual actualmente estamos estudiando al detalle licencias como la GNU GPL (General Public License) y otras compatibles, que permitirían:

  • Descargarla, instalarla y utilizarla libremente en el desarrollo de sus propios proyectos.
  • Estudiar cómo está hecha y modificarla para adaptarla a sus necesidades.
  • Copiarla y distribuirla libremente, bajo los mismos términos de licencia.
  • Mejorarla y hacer públicas esas mejoras para beneficio de toda la comunidad.

Esto ayudará al que lo desee a instalar con facilidad la aplicación, adaptarla y usarla en procesos participativos a cualquier nivel, desde un mapeado de datos en un colectivo específico hasta una recogida de ideas abierta a toda la red.

En cuanto a la aplicación en sí, aunque la interfaz apenas parece haber cambiado, incorpora muchas funciones nuevas destinadas a aumentar mucho su usabilidad, y su estructura ha sido totalmente reconstruida desde cero sobre una plataforma más abierta y generalizada (WordPress), que creemos que le dará una facilidad de uso, una capacidad de control y una posibilidad de personalización mucho mayores que las de la versión anterior.

En un próximo artículo publicaremos las primeras imágenes, haremos un repaso por todas las nuevas mejoras incorporadas y comunicaremos la fecha exacta en la que Whatif 2.0 quedará a vuestra disposición. Esperamos que este sea un granito de arena más para la construcción de una comunidad abierta de profesionales, activadores urbanos y ciudadanos en general interesados en la dinamización de procesos participativos con la ayuda de herramientas digitales y acciones físicas en el entorno urbano.

Comments: (3)

Taller What If…? Alicante: “Ciudadanía Organizada en Red: Herramientas Digitales”

Category: ⚐ ES+talleres

Tras el éxito del taller What If…? Alicante de 2010 nos hemos propuesto repetir la experiencia, esta vez en forma de dos talleres complementarios que permitan abarcar desde las herramientas de participación hasta la acción urbana más directa.

El primero de ellos, “Ciudadanía organizada en red: herramientas digitales”, tendrá lugar los próximos días 21 y 22 de febrero, de 17.30 a 20.30h, en Camon Alicante, y finalizará con otra sesión el 14 de marzo.

Durante las tres tardes que dura el taller los asistentes, en colaboración con cinco expertos en desarrollo de comunidades activas, intentarán responder a un desafío: diseñar una herramienta de participación específica para Alicante a partir de la conversación con otros ciudadanos, asociaciones de vecinos, colectivos sociales y culturales, profesionales de lo social y lo urbano, y representantes del ayuntamiento. A partir de la experiencia del proyecto What If, intentarán aportar una nueva perspectiva al diseño de herramientas digitales en el campo de la gobernalidad y la participación ciudadana activa. Para extender el alcance del taller, se retransmitirán las sesiones de trabajo en livestream, propiciando la participación de asistentes remotos. continue reading