Comments: (0)

Las “buenas prácticas” son un callejón sin salida: busquemos la innovación social desde lo local

Category : investigaciones + sostenibilidad + urbact + ⚐ ES

Palabras clave de la innovación social - Foto por Asier Gallastegui

Palabras clave de la innovación social – Foto por Asier Gallastegui

El nombre es lo de menos. Lo llaméis innovación social, modernización de los servicios públicos o como sea, Dublín, la ciudad anfitriona de la Universidad de Verano URBACT de 2013, fue un buen sitio para repensar el modo en que las ciudades pueden hacer un mejor uso de los recursos públicos. Especialmente ahora que las “garras” del anteriormente conocido como Tigre Celta han sido “cortadas” con consecuencias económicas y sociales dramáticas para su capital y el resto del país. Las ciudades de Irlanda pueden servir como ejemplos extremos, pero lo cierto es que por Europa la mayoría de los alcaldes están corriendo para quedarse quietos ante el requerimiento de hacer más con unos presupuestos más reducidos. En el reciente trabajo de URBACT sobre Innovación social describimos cómo las ciudades están respondiendo a este desafío, con una referencia particular a los jóvenes que habitan esas ciudades.

Comments: (9)

Ecosistema Urbano gana el concurso para el Plan Maestro del Centro Histórico de Asunción

Category : Plan CHA + sostenibilidad + urban social design + urbanismo + ⚐ ES

Estamos encantados de poder anunciar aquí que nuestra propuesta para el Plan Maestro del Centro Histórico de Asunción (Paraguay) ha sido seleccionada como ganadora en el concurso internacional celebrado durante las últimas semanas. Estamos sorprendidos y emocionados con la recepción que ha tenido el proyecto, y deseosos de continuar su desarrollo mano a mano con las personas, organizaciones e instituciones de la ciudad.

La propuesta tiene como objetivo abordar la regeneración integral del centro de la ciudad de una forma inclusiva y convertir el proceso en una referencia, en un momento en que muchas ciudades del mundo están empezando a buscar otras formas de enfocar su futuro.

Diseñar un proceso de cambio01-DIAGRAMAS_620

La ciudad es un organismo manifiestamente complejo, mutante y con múltiples capas y vínculos entre ellas. Cualquier acción modifica las condiciones preestablecidas y puede generar procesos nuevos que no estaban registrados ni contemplados. Por ello pensamos que no es acertado, ni siquiera completamente factible, analizar o diseñar directrices para varias décadas en un único momento.

Para acercar esta planificación a la realidad cambiante de la ciudad y a sus habitantes, desde Ecosistema Urbano proponemos el diseño de un “proceso maestro” que lleve incorporadas en su propio funcionamiento las herramientas para lidiar con la complejidad, el conflicto y el cambio, y que estará apoyado en los diagnósticos, planes y proyectos realizados a lo largo de las últimas décadas en la ciudad.

Del mismo modo en que ciudades como Medellín, Porto Alegre o Curitiba se han convertido en referencias, no sólo latinoamericanas sino internacionales, gracias a su apuesta por modelos innovadores de gestión y desarrollo, creemos que Asunción puede convertirse en una pionera mundial al lanzar el desarrollo urbano sostenible, inteligente y abierto en una dirección hacia la que muchas otras ciudades están mirando pero que, de momento, ninguna está siendo capaz de liderar.

Basado en cientos de experiencias reales

Si la puesta en marcha de un plan de acción basado en procesos es un enfoque novedoso para la mayoría de ciudades del mundo, no por ello deja de tener antecedentes de los que aprender y a través de los que constatar su enorme potencial.

Diagrama resumen de los distintos ámbitos y líneas de trabajo para la regeneración del CHA, relacionado con experiencias a nivel internacional y local.

Diagrama resumen de los distintos ámbitos y líneas de trabajo para la regeneración del CHA, relacionado con experiencias a nivel internacional y local.

Para ello se ha hecho una investigación sobre iniciativas institucionales (top-down) e iniciativas ciudadanas (bottom-up) que, respondiendo a otra manera de entender la ciudad, ya han llevado con éxito un nuevo concepto de calidad de vida a sus habitantes. En esto se incluyen tanto experiencias llevadas a cabo a nivel internacional como iniciativas locales que ya están teniendo lugar en Asunción.

Recopilación, por ámbitos de acción, de experiencias  internacionales y locales promovidas desde lo institucional.

Recopilación, por ámbitos de acción, de experiencias internacionales y locales promovidas desde lo institucional – clic para ampliar

La visión global nos aporta conocimiento, experiencia y un canal de entrada de dinámicas creativas y renovadoras capaces de superar algunas limitaciones del contexto. Lo local permite contar con una mirada más cercana, más en contacto con las necesidades directas de la ciudad y de sus habitantes, y conectada con sus iniciativas e impulsos más genuinos.

Recopilación, por ámbitos de acción, de experiencias  internacionales y locales promovidas desde lo ciudadano.

Recopilación, por ámbitos de acción, de experiencias internacionales y locales promovidas desde lo ciudadano – clic para ampliar

Desde un espacio para trabajar con la ciudad

Un Plan Maestro tradicional es un documento fijo, pero el “Proceso Maestro” que Ecosistema Urbano propone para Asunción es algo vivo que necesita un lugar donde residir, activarse y ser cuidado. Por ello, la primera acción será poner en marcha un espacio desde el que impulsar el desarrollo:

INSTITUCIONES < ? > CIUDADANOS

INSTITUCIONES < ASU-LAB > CIUDADANOS

Esquema de desarrollo del proceso, con el ASU-LAB como conector entre las instituciones y la ciudadanía y motor de implementación de las acciones - clic para ver completo

Esquema del planteamiento, con el ASU-LAB como conector entre las instituciones y la ciudadanía y motor de implementación de las acciones – clic para ver completo

El espacio Asunción Laboratorio Abierto (ASU-LAB) funcionará como articulador del desarrollo del Centro Histórico de Asunción (CHA), informando sobre éste, alojando y programando actividades formativas o creativas, y promoviendo acciones ciudadanas dentro de los parámetros definidos por las 10 acciones institucionales descritas más abajo. ASU-LAB será el nodo principal y visible del proceso, una “oficina del cambio” que realizará funciones muy necesarias para el éxito de éste:

Comunicar: Dar visibilidad, encontrar a los agentes clave, motivarlos, incorporarlos al proceso y mantener a la ciudad informada.
Mediar: Sentar a una misma mesa a diferentes agentes y partes implicadas, resolviendo conflictos y aunando visiones.
Conectar: Enlazar intereses, crear acuerdos entre partes, construir redes y buscar sinergias en pro de la regeneración urbana.
Facilitar: Dinamizar, garantizar que el apoyo, la financiación y la autorizaciones oficiales llegan a los proyectos que los necesitan.
Programar: Establecer tiempos de desarrollo, programar eventos, coordinar los esfuerzos en el tiempo creando una agenda común de cambio.
Diseñar: Concebir y lanzar acciones rápidas de bajo presupuesto con las que experimentar de cara a los grandes proyectos municipales.

Uniendo lo institucional con lo ciudadano

“Piensa global y actúa local”, dice uno de los lemas del desarrollo sostenible. Pero este enfoque podría completarse con otro binomio: gestión institucional e impulso ciudadano.

Respetando e incorporando los respectivos roles y capacidades, ASU-LAB será una interfaz entre ciudadanos e instituciones: un lugar de ejecución de la planificación de la Municipalidad, pero también lugar abierto donde cualquier persona o colectivo pueda impulsar una nueva iniciativa regeneradora o sumarse a una en marcha. Servirá también como punto de conexión con agentes privados capaces de dar soporte económico, con el desarrollo de proyectos, a la regeneración del centro.

Cronograma para la coordinación de grandes intervenciones estructurantes y pequeñas acciones urbanas dinamizadoras. El calendario será un documento abierto que se comenzará a definir con la elaboración del plan.

Cronograma para la coordinación de grandes intervenciones estructurantes y pequeñas acciones urbanas dinamizadoras. El calendario será un documento abierto que se comenzará a definir con la elaboración del plan – clic para ampliar

Iniciativa institucional

Desde lo institucional existe la oportunidad de mejorar la ciudad mediante el desarrollo de proyectos a gran escala, el equipamiento de la ciudad con nuevas infraestructuras, la implementación de planes de desarrollo y la creación de políticas urbanas integrales capaces de orientar la ciudad hacia otro futuro.

Con el fin de dar una necesaria estructura al desarrollo del centro urbano, se propone un Plan Estratégico con 10 Acciones que ayuden a conectar las distintas zonas, den visibilidad al proceso y garanticen el desarrollo de espacios con un carácter definido que puedan funcionar como vectores de cambio y como puntos de referencia en la ciudad.

Estrategias de intervención a gran escala para articular el desarrollo del Centro Histórico y la relación de la ciudad con el río.

Estrategias de intervención a gran escala para articular el desarrollo del Centro Histórico y la relación de la ciudad con el río.

Las 10 acciones institucionales propuestas:

01. Asunción Reserva Biodiversidad: Apoyar las iniciativas institucionales en curso para la consolidación del Banco de San Miguel como Reserva Natural, estructurado este proceso en fases de restauración ambiental, potenciación de la biodiversidad y creación de infraestructuras ligeras para investigación, educación y disfrute responsable.

02. Asunción Frente Fluvial: Creación de un frente urbano que remata el acceso y la fachada de la ciudad hacia la bahía, respondiendo a las tres escalas presentes: la del río, la escala de la infraestructura vial (actual costanera) y la escala humana deseable para el futuro de Asunción. La densidad y diversidad urbana de la propuesta, posibilitará la aparición espontánea de economías creativas.

03. Parque Bicentenario: Integración y mejora del proyecto existente para incrementar sus valores ambientales y de conexión con los edificios más representativos de la ciudad y el país. Generación de un eje cívico representativo y abierto en el tramo de costanera frente al parque.

04. Costero Verde Activo: Regeneración paisajística y ecológica de esta zona con la creación de un gran pulmón verde, en continuidad con el Parque Bicentenario. Se respetará la topografía existente, formando parte de su identidad la presencia del agua y los procesos naturales y artificiales de purificación, así como los períodos de inundación por las crecidas del río. Se adoptan los planes activos de apoyo a las familias con viviendas informales en esta área, planteando que formen parte de la diversidad urbana de los nuevos desarrollos de la zona.

05. Revitalización Chacarita Alta: Regeneración y consolidación participativa de este barrio siguiendo las experiencias y el aprendizaje del proceso seguido en el barrio de San Jerónimo, potenciando la microeconomía, la educación y la identidad de barrio.

06. Corredores Ecológicos: Nuevas infraestructuras verdes longitudinales, implementadas sobre las secciones de las calles existentes. Conectarán el nuevo Frente Fluvial de la Costanera atravesando el gran parque inundable, atrayendo su biodiversidad hacia el interior de la trama urbana  abrazando y reactivando las plazas verdes más representativas de la ciudad.

07. Corredores Cívicos: Los corredores cívicos son una nueva red de espacios públicos en las calles que unen los edificios históricos y gubernamentales más destacados. Se crearán a través de intervenciones sobre la sección de estas calles, dotándolas de un carácter más institucional y cultural. Señalización, embellecimiento de fachadas, arte urbano,…

08. Catalizadores Urbanos: Son edificios híbridos de nueva construcción, alta densidad de usos y gran variedad de programas y vivienda. Son edificios en altura que aprovechan solares vacíos o zonas con edificaciones degradadas que necesitan un proceso de reactivación. Tienen zócalos comerciales y de equipamientos, creadores de ciudad, y su función es posibilitar escenarios flexibles y la diversidad urbana.

09. Corredores Dinámicos: Red de espacios públicos orientados principalmente a la creación de escenarios urbanos activos y generadores de actividad económica y cultural. Engloban las actuales zonas comerciales (calle de la Palma,…) y caracterizan otras próximas, revitalizando edificios en desuso y conectando la nueva red de edificios híbridos o “catalizadores”.

10. Puerto Vivo: Siguiendo con el plan ya comenzado por el PIA Ciudadela Cultural, el puerto de Asunción se reconfigura como un nuevo motor cultural, de interacción social y actividad económica. Se integran edificios representativos, como el de Aduanas y otras construcciones anexas, en los distintos corredores dinámicos y cívicos propuestos.

Plano general de la propuesta, mostrando la distribución de los corredores dinámicos, ecológicos y cívicos, así como los edificios catalizadores, los muelles fluviales y las principales paradas de transporte público.

Plano general de la estructura urbana propuesta (2025 – 2037), mostrando los corredores dinámicos, ecológicos y cívicos, los edificios catalizadores, etc – clic para ampliar

Vista general de la propuesta para 2025 y 2037.

Vista general de la propuesta para 2025 y 2037.

Iniciativa ciudadana

La ciudadanía, en cambio, es el auténtico corazón de la ciudad, y la única capaz de hacer efectivo un cambio duradero y profundo en ésta. En la propuesta se referencian iniciativas ciudadanas (bottom-up), emprendidas desde el espíritu de la implicación ciudadana, de la participación, del emprendizaje, del activismo creativo o del cuidado del espacio público por las propias personas que lo disfrutan.

Se propone integrar en el proceso a las iniciativas existentes, dándoles relevancia y soporte institucional, y a la vez incorporar experiencias recogidas de todo el mundo. En un proceso de prototipado a escala urbana, se lanzarían una serie de acciones urbanas temporales que abordarían sucesivamente temas como la seguridad, la imagen, el confort, el medio ambiente, la interacción social o el desarrollo económico innovador, quedando fijadas las mejores soluciones encontradas durante el proceso.

Iniciativas ciudadanas conectadas con el desarrollo del espacio público en el tiempo.

Iniciativas ciudadanas conectadas con el desarrollo del espacio público en el tiempo – clic para ampliar

Algunas imágenes más de la propuesta:

Corredor dinámico abierto al tráfico rodado.

Corredor dinámico abierto al tráfico rodado.

Corredor dinámico peatonalizado - evolución en el tiempo

Corredor dinámico peatonalizado – evolución en el tiempo

Nos gusta pensar que este proyecto de futuro para Asunción será como el ñandutí: un símbolo del conocimiento y el modo de hacer locales, de la diversidad y el color, de la construcción de redes, del encuentro entre la tradición y la creatividad. Un espacio donde entrelazar visiones y esfuerzos para crear un tejido urbano más vivo que nunca.

Más sobre el proyecto: www.asuncioncentrohistorico.com
También puedes seguirlo por Twitter y Facebook

Comments: (0)

Regenerando Málaga con la comunidad local

Category : urbact + urbanismo + ⚐ ES

Vista aérea de Málaga por Paolo Trabattoni

Vista aérea de Málaga por Paolo Trabattoni

“Cada ciudad es un mundo”, dice Fernando Barreiro, experto de la red USER, “pero hay muchas cosas que pueden aprender unas de otras”. Entender esto fue precisamente lo que hizo que Málaga se uniese en red con otras ciudades de Europa. El objetivo, compartir conocimientos y experiencias sobre la manera de involucrar a los ciudadanos y otros agentes en el cuidado de su entorno y la mejora del espacio público.

Comments: (0)

Taller de urbanismo ecológico Arteixo: Ecocidade | Septiembre 2014

Category : noticias + sostenibilidad + ⚐ ES

Workshop Arteixo Ecocidade

La Escola Galega da Paisaxe organiza el taller Arteixo: Ecocidade sobre urbanismo ecológico, en el que se propondrá el diseño de un ecobarrio y se reflexionará sobre el desarrollo sostenible del área de Arteixo.

El trabajo se abordará desde ámbitos como la movilidad, el metabolismo urbano (energía, agua y materiales), la biodiversidad, la diversidad de personas jurídicas (actividades económicas, ONGs, instituciones), y la cohesión social.

El taller, dirigido por Salvador Rueda, se llevará a cabo en la sede de la Escola Galega da Paisaxe en San Pedro de Nós-Oleiros (A Coruña) del 15 al 19 de septiembre, e incluirá una visita a la zona de Arteixo.

Más información y descargas relacionadas
Inscripciones
Fundación Juana de Vega en Facebook

Comments: (0)

Las infraestructuras ciclistas de Copenhague, en una sola imagen

Category : movilidad + ⚐ ES

La aplicación sistemática de un conjunto sencillo de tipologías de infraestructuras ciclistas es uno de los factores que más pueden contribuir a facilitar su comprensión, adopción y correcto uso por parte de los ciudadanos. O al menos ese es el caso de Copenhague, donde las diversas soluciones se han optimizado y uniformizado tanto que pueden resumirse en un solo gráfico:

Guía de infraestructuras ciclista de Copenhagenize

Guía de infraestructuras ciclistas en Copenhague, por copenhagenize.eu

El enfoque de esta ciudad se puede resumir en 4 soluciones tipo, que se aplican a las distintas vías dependiendo de la velocidad del tráfico motorizado que circula por ellas:

  • 10-30 km/h: Espacio compartido para bicicletas y vehículos motorizados, sin separación.
  • 40 km/h: Carriles bici pintados en la calzada.
  • 50-60 km/h: Carriles bici separados de la calzada por un bordillo.
  • 70-130 km/h: Carriles bici completamente segregados por una mediana.

Además, hay un par de criterios básicos para todas ellas:

  • La infraestructura se sitúa a la derecha de la fila de coches aparcados, dejando éstos como barrera entre el carril bici y la calzada.
  • Los carriles bici de dos sentidos se usan sólo cuando están separados de cualquier carretera o calle. Si no, siempre han de usarse carriles bici de un solo sentido.

Como dice Mikael Colville-Andersen, conocido activista, conferenciante y asesor sobre planteamiento urbano para la bicicleta en Copenhagenize.com:

La belleza de la red de infraestructuras ciclistas de Copenhague está en la uniformidad de su diseño.

 

Comments: (0)

El “cruce holandés” para carriles bici sigue popularizándose

Category : movilidad + urbanismo + ⚐ ES

Últimamente la cosa va de ciclismo urbano: hace un par de días hacían aparición las primeras bicicletas de biciMAD por la ciudad; aquí en el blog hemos publicado el primer post de la serie #networkedurbanism, que habla de las ideas de los estudiantes del GSD de Harvard sobre bicicletas y ciudad; hace poco más hablábamos en detalle de BikeLine, nuestro proyecto de guía aumentada para los ciclistas urbanos; y hoy hemos encontrado en Internet un artículo que habla de carriles bici.

Dutchcrossing620

El post explica una “nueva” manera de proyectar las intersecciones de las calles para que sean más seguras para los ciclistas, y es interesante por tres razones.

Comments: (7)

La ciudad hostil: ángulos y púas contra los ciudadanos

Category : ciudad + urbanismo + ⚐ ES

Pinchos de hormigón en Guangzhou - Imagen via dailymail.co.uk

Pinchos de hormigón colocados donde solían dormir y acampar personas – Imagen via dailymail.co.uk

Últimamente recorre las redes una oleada de noticias dispersas sobre la manera en que, en ciudades de todo el mundo, se están instalando defensas de diversos tipos contra los “sin techo”. Si decir “defensas” y “contra” os parece exagerado, sólo tenéis que echar un vistazo a algunos de los más comentados y polémicos ejemplos. Las imágenes hablan por sí solas.

Comments: (0)

GravityLight: Iluminación doméstica renovable… por gravedad

Category : arquitectura + diseño + sostenibilidad + ⚐ ES

GravityLight

GravityLight

Una lámpara barata y sostenible que funciona gracias a un peso, como un reloj de péndulo de los de antes, convirtiendo fuerza de la gravedad en luz. Esa es la propuesta de deciwatt.org, presentada el año pasado en IndieGoGo para su financiación colectiva.

Componentes de la GravityLight

Componentes de la GravityLight

La lámpara, equipada una luz LEDs de alto rendimiento, funciona gracias a un pequeño generador interno que convierte el lento movimiento de una cinta en electricidad de bajo voltaje.

Uno de los grandes conceptos tras este diseño es el aporte de energía de forma manual, sin requerir más instalaciones, y puntual, sin la necesidad de una acción continuada por parte del usuario. El esfuerzo para mantener el sistema funcionando es más que razonable: con el par de segundos que tardas en subir la pesa, tienes media hora de luz. La transformación de la energía es directa, sin baterías contaminantes que se puedan deteriorar y que haya que sustituir.

La lámpara en pruebas de uso real

La lámpara en pruebas de uso real

El diseño está pensado para hogares con pocos medios, de modo que tiene como premisas principales:

  • Ser asequible. El diseño está pensado para ser muy económico (menos de $5) y la campaña proponía donar la primera remesa de lámparas a familias de África y Asia para que las usaran en condiciones reales.
  • Proporcionar un nivel de iluminación muy básico, similar al de una llama de queroseno, a la que intenta sustituir. Esto permite disminuir los requerimientos técnicos y energéticos del producto.
  • No requerir más energía que la que pueda aportar mecánicamente cualquier persona, evitando el consumo de combustibles e incluso de energías renovables que requieran caras instalaciones con cables, baterías, transformadores, etc.

El diseño incluye unos bornes a los que se pueden conectar un par de lámparas auxiliares para distribuir mejor la luz.

Instalación de la GravityLight y las lámparas auxiliares

Instalación de la GravityLight y las lámparas auxiliares

Como curiosidad, durante el desarrollo han pulido pequeños detalles que convierten una buena idea en algo realmente funcional. Por ejemplo, los sacos de lastre cuelgan de la cinta por un lateral, de forma que apoyen el suelo ligeramente laeados y luego vayan cayendo lentamente de lado. De ese modo la luz no se apaga bruscamente al acabarse la “cuerda” sino que se va desvaneciendo a lo largo de un minuto, dando tiempo a acercarse y volverla a subir.

Lo interesante es que el éxito del proyecto se debe al enfoque de diseño “de mínimos” adoptado por sus creadores: toda la viabilidad económica y técnica de la lámpara es posible porque han sido modestamente prácticos en sus objetivos. La vocación del proyecto no era tener una fuente de luz potente y de alta tecnología funcionando por gravedad, sino tener una luz pequeña y muy asequible que pueda ser adoptada en millones de hogares de todo el mundo.

La GravityLight podría lograr durante las horas nocturnas lo que miles de botellas llenas de agua turbia están ya logrando durante el día en miles de viviendas infrailuminadas del mundo: proporcionar una fuente de luz modesta, barata, sostenible y autónoma.

GravityLight, camapaña en IndieGoGo
Fotos de las pruebas de campo de la GravityLight

Comments: (0)

Verano con niños en Madrid | eu:KIDS

Category : eu:kids + ⚐ ES

verano-cercedilla-654

Coincidiendo lo que ya parece que es la llegada del calor, y el muy temido por los padres “final del cole”, os sugerimos varios planes para hacer con niños en Madrid.

Comments: (0)

Una guía aumentada para recorrer la ciudad en bicicleta | BikeLine al detalle

Category : bikeline + movilidad + tecnologías + urban social design + ⚐ ES

Ir en bici, en un mundo de coches, es para locos o valientes. ¿O no? - Foto por Elvert Barnes

Ir en bici, en un mundo de coches, es para locos o valientes. ¿O no? – Foto por Elvert Barnes – clic para ver original

¿Cómo podemos impulsar el uso de la bicicleta en la ciudad? Esta cuestión se ha abordado de muchas maneras distintas, generalmente desde la mejora de las infraestructuras, la regulación, la seguridad y la educación. Sin embargo, echamos en falta proyectos que, a escala de ciudad, trabajen directamente por hacer el ciclismo urbano más visible y tan atractivo como puede llegar a ser, mostrando la bicicleta como un modo de moverse por la ciudad económico, versátil y flexible, ágil o tranquilo según queramos, con la posibilidad inmediata de parar a hablar con alguien conocido o hacer la compra el comercio local…

La agilidad de la bicicleta: parar a hacer un recado en cualquier punto de tu camino - Foto por acme08 en Flickr

La agilidad de la bicicleta: parar a hacer un recado en cualquier punto de tu camino – Foto por acme08 – clic para ver original

En ese sentido, el factor cool que la bicicleta está adquiriendo últimamente está ayudando, más que muchos planes de movilidad, a sacarla del nicho del activismo y normalizarla a nivel cultural, como parte de un estilo de vida.

Sin embargo, ¿se puede hacer algo más? ¿Podemos aunar todos esos esfuerzos bajo una propuesta integradora y llegar un poco más allá?

Mejorado la “experiencia de usuario”

Recuerdo mi primera y alocada incursión en bicicleta al centro de Madrid. Tras diez años pedaleando a diario por una ciudad como Alicante, más pequeña pero casi igual de salvaje en cuanto a tráfico, me sentía más que preparado para ello. Dado mi escaso conocimiento de la ciudad, y con el fin de evitar perderme demasiado, decidí seguir las calles conocidas, que venían a ser las que cualquier turista conoce, o las que destacan más sobre el plano.

Así fue como me encontré pedaleando, a todo lo que me daban las piernas, por el carril central de la Gran Vía, cuesta arriba, en hora punta, con taxis y autobuses rugiendo por la derecha y el resto de coches presionándome por todos lados. Ni que decir tiene que me batí en retirada por el tercer paso de cebra con el que me crucé, y en adelante me pensé mejor la ruta a seguir. No quería repetir aquel error, pero tenía por delante una pregunta por responder: ¿Cómo se mueve uno por esta ciudad?

Disculpe, ¿cómo... ? - Foto por Marc van Woudenberg

Disculpe, ¿cómo… ? – foto por Marc van Woudenberg – clic para ver original

Da igual que tengas años de experiencia sobre dos ruedas o que te acabes de lanzar, animado por alguna de las muchas bondades de la bici urbana: cada ciudad desconocida supone comenzar de nuevo. Todas se diferencian por el tipo de tráfico, su configuración, su orografía o su cultura.

Sin embargo, por distintas que sean, todas las ciudades tienen algo en común, y es que según cómo las recorras, pueden convertirse en una pesadilla o en un placentero paseo. De nuevo, la pregunta: ¿Cómo se mueve uno por esta ciudad?

El problema de las rutas ciclistas

La primera respuesta es evidente: siguiendo rutas ciclistas, generalmente compuestas por una combinación más o menos inconexa de carriles bici, ciclocalles y otras soluciones. Sin embargo, esas rutas pueden ser escasas y difíciles de hallar, e incluso el encuentro con una de ellas es una experiencia confusa. ¿Cómo sabes si te va a llevar a donde tú quieres? ¿Y si tiene puntos peligrosos o discontinuidades? ¿Es una ruta realmente pensada para vivir la ciudad desde la bici o un apaño que no me va a ayudar nada?

El terror del ciclista urbano: carril bici a ninguna parte - foto por José María Mateo

El terror del ciclista urbano: carril bici a ninguna parte – foto por José María Mateo – clic para ver original

El problema, algo menor, de los planos

La segunda respuesta es igual de obvia y complementa a la anterior: usando un plano y buscando tu propia ruta. En mi caso, la cosa comenzó a aclararse cuando descubrí el Plano de Calles Tranquilas de Madrid. Un día decidí seguir sus líneas y me encontré atravesando de punta a punta una ciudad que no parecía la misma: tranquila, con poco tráfico y con ambiente de barrio.

Sin embargo, consultar un plano sigue siendo engorroso, y mucho menos cómodo que simplemente seguir una ruta adecuadamente señalizada por la ciudad. Tienes que memorizarlo y pararte a consultarlo cuando te olvidas. En el mejor de los casos, lo puedes llevar en el móvil y seguir tu ruta con ayuda del GPS. Aun entonces, lo que pone en el plano y lo que ves en la calle son cosas distintas. Hay rutas digitales que no están señalizadas en la calle, o viceversa.

Además, suelen ser planos meramente circulatorios, que omiten toda actividad cultural, social o comercial de la ciudad. Sin embargo, la experiencia de ir en bicicleta es algo completamente distinto: su velocidad y maniobrabilidad hacen que sea idónea, no sólo para ir de A a B, sino para hacerlo pasando por C, F, J y X, descubriendo todo lo que la ciudad tiene que ofrecer y disfrutándolo en cualquier punto del camino.

Así pues, construyendo sobre estos antecedentes: ¿cómo podríamos mejorar la experiencia de ir en bici por la ciudad?

BikeLine, una solución posible

¿Y si combináramos lo mejor de las rutas señalizadas y de los planos, conectando claramente las guías físicas y las digitales? BikeLine fue concebida precisamente con esa idea en mente: combinar rutas físicas, fáciles de ver y seguir, con información digital sobre su procedencia, destino, estado o actividad cercana. Apoyarnos en la claridad y obviedad de unas señales pintadas en el suelo, y en el potencial informativo e interactivo del contenido de una pantalla.

bikeline - imagen de concepto

BikeLine: recreación conceptual

Intentamos imaginar una nueva forma de ayudar a los ciudadanos que usan la bici a sacar partido de sus ciudades. Las “líneas bici aumentadas” son pistas visuales continuas, simples y llamativas que guían al ciclista a lo largo de itinerarios seguros e interesantes. Su presencia y diseño anuncian, además, que existe otra capa de información en la que se desarrolla su auténtico potencial: una aplicación móvil que detecta la línea que estás siguiendo y muestra una “línea digital” equivalente que añade información relevante, actualizada y especialmente pensada para el que va en bicicleta.

BikeLine: esquema de concepto

BikeLine: esquema de concepto

De ese modo, la ciudad puede proporcionar respuestas rápidas a las dudas más comunes de un ciclista urbano:

— ¿Cómo puedo llegar de forma fácil y segura a… ?
— Y ahora, ¿por dónde sigo?
— Genial, he encontrado un carril bici, pero… ¿a dónde lleva?
— ¿Encontraré un buen sitio para aparcar la bici?
— Oh, no, un pinchazo… ¿Dónde puedo encontrar un taller de bicis?

El sistema está pensado para ayudar a descubrir el entorno urbano desde la bici, poniendo en el manillar todo un nuevo campo de posibilidades de interacción con actividades culturales, comercios locales y otros ciclistas, permitiendo, no sólo conocer, sino también disfrutar del camino a través de la ciudad.

Os contamos cómo imaginamos que podría funcionar, apoyándonos en el primer diseño que hicimos, premiado el pasado año en el concurso Get a Bike de Oslo, y cuya viabilidad esperamos poder ir comprobando y desarrollando.

Las líneas físicas

Existen bastantes aplicaciones móviles para seguir rutas por la ciudad. Lo que no hemos visto son señales que avisen de que esas rutas, o esas aplicaciones, existen. Señales que al ser claramente visibles para cualquiera, atraigan la atención, diciendo “aquí hay algo que puede ayudarte” o “cuidado, por esta ruta van ciclistas” o “¿por qué no te animas a descubrir tu ciudad desde la bici?”.

¿Por qué usar una línea? Una la línea es una forma rotundamente reconocible de señalizar una ruta. Da igual que esa ruta pase por un carril bici, por un espacio compartido con peatones o por un carril de la calzada, o que cambie de uno a otro. La línea puede girar, bajar o subir, cambiar de pavimento o de carril y seguir expresando una idea de continuidad a través de la ciudad.

La línea como guía en diferentes situaciones

La línea como guía en diferentes situaciones

Una línea puede cambiar de grosor, de color, y volverse discontinua o punteada para indicar seguridad, atención, preferencia, peligro, proximidad de un cruce, variación de la velocidad…

Color, tipo de trazo y grosor como indicadores superpuestos

Color, tipo de trazo y grosor como indicadores superpuestos

Una línea, además, es más económica de pintar y mantener que dos, o que una franja más ancha. Puede cualificar una vía sin ocuparla del todo, y sin suponer un cambio de pavimento.

Las líneas digitales

Las “líneas digitales” se visualizan a través de la aplicación móvil, en sincronía con las del suelo. Ponen servicios e información específica a disposición del que se mueve en bicicleta, suponiendo a la vez una ayuda y un aliciente para animarse a pedalear. Anuncian la presencia de talleres, de lugares donde aparcar, de comercios locales con ofertas especiales para ciclistas, de espacios de descanso, de equipamientos culturales…

El usuario puede revisar las líneas en parado, visualizándolas en un mapa de la ciudad o recorriéndolas para ver en detalle su contenido. Una vez en marcha, la aplicación detecta la línea que se está siguiendo y va proporcionando información de forma sintética, mostrando en la pantalla gráficos fácilmente reconocibles cuando hay información complementaria que mostrar y eventualmente ayudándose de sonidos para avisar sin distraer más de lo necesario la mirada del ciclista.

Líneas digitales sobre las físicas

Líneas digitales sobre las físicas – clic para ampliar

Su conexión con la actividad local, incluyendo la comercial, hace que el sistema tenga un gran potencial para integrar iniciativas ciudadanas u oficiales, públicas o privadas, individuales o colectivas, haciendo que esas simples líneas trazadas sobre la ciudad puedan convertirse en ejes de revitalización urbana a una escala más humana: la escala de la bicicleta. Abre interesantes posibilidades de uso, financiación y colaboración entre agentes no necesariamente relacionados con la movilidad pero sí con un modo de vida urbano en el que la bicicleta puede jugar un papel importante.

¿Realmente tenemos que seguir una línea?

Nos hemos hecho esa pregunta bastantes veces. La respuesta es sí… o no. Lo más hermoso de la bicicleta es que te permite salirte de la ruta, cambiar bruscamente de planes, improvisar, explorar. Y no podemos renunciar a eso.

Las rutas que imaginamos no serían exclusivas ni obligatorias. Tampoco serían inmutables. Un recorrido pintado puede renovarse, o perderse por el desgaste y aparecer en otra ubicación. Podrían ser incluso temporales, pensadas para desaparecer al cabo de un tiempo. El propio uso que los ciudadanos hicieran de cada ruta, recogido a través de la aplicación o de otros canales de participación, serviría para redefinir y adaptar esa infraestructura ciclista ligera.

Pero pensamos que sería importante que estuvieran ahí como un indicador de la presencia de la bici, de la existencia de una ruta amable y una capa de información añadida. Como una guía a partir de la cual aprender a moverse por la ciudad, cada uno a su manera. Como una serie de lugares conocidos desde los que explorar lo desconocido.

¿Cuándo y dónde?

Todo esto no pasa de ser una propuesta. Una propuesta que hicimos para Oslo (con bastante buena recepción) pero que pensamos que puede interesar a otras ciudades, teniendo bastante potencial para ser desarrollada en colaboración entre varias.

Hay aspectos que hacen de éste un proyecto complejo de llevar a cabo. No es tan “sencillo” como desarrollar una aplicación independiente e invitar a la gente a usarla. Hay que trabajar cumpliendo complejos reglamentos, ajustándose a acuerdos y haciendo todo ello económicamente sostenible. Hacerlo bien implicará poner en contacto y de acuerdo a muchos agentes de la ciudad… como, por otro lado, debería suceder con cualquier nueva infraestructura.

Sin embargo, también es bastante escalable. Se puede poner a prueba con una inversión relativamente baja, e ir mejorándolo progresivamente, de prototipo en prototipo. Sobre la marcha se pueden renegociar los trazados de las líneas y modificar las funciones de la aplicación. Y si nada de eso se lleva a cabo servirá, como mínimo, para sugerir otro acercamiento posible a la bicicleta como transporte, como experiencia urbana y como estilo de vida, y que se siga hablando de ella.

Así que… ¿por qué no intentarlo?

Evalúa BikeLineActualmente estamos presentando la idea a una convocatoria de propuestas de la que podríamos obtener apoyo para desarrollar más el concepto y su plan de viabilidad. Si os parece que la idea es interesante y creéis que valdría la pena explorarla un poco más podéis apoyarnos, tras un rápido registro, valorando tres aspectos: relevancia, adecuación y viabilidad.

Valora el proyecto Bikeline

En la plataforma hay subidas, junto a esta, muchísimas otras iniciativas que merece la pena revisar. Os animamos a registraros y valorar las que más os llamen la atención.

Para más detalles podéis descargar en PDF un panel que explica la propuesta: BikeLine por Ecosistema Urbano (126).

 

¿Y a vosotros, qué os parece? Estamos deseando conocer vuestras opiniones y seguir debatiendo y pensando sobre cómo podemos mejorar la experiencia de ir en bicicleta por la ciudad.