Comments: (3)

Tabacalera: nuevo espacio para la auto-organización en Madrid

CATEGORY: arquitectura + ⚐ ES

En madrid en los últimos veinte años se ha desarrollado un tejido asociativo y de producción artística y cultural muy vinculado a los espacios autogestionados. Aunque en esto haya habido sus dosis de virtuosismo cívico, en buena medida esto ha sido así porque no ha habido más remedio. Las administraciones públicas, fundamentalmente las de ámbito metropolitano, han brillado por su ausencia en el campo de la producción cultural más experimental. Y eso ha sido bueno, muy bueno, puesto que ha sentado las bases para una cultura que diferencia a Madrid de otras áreas metropolitanas donde la sopa estatal y boba ha sido la que ha marcado el tono de muchas de las expresiones culturales y artísticas.

Los sucesivos “Laboratorios” han demostrado que se puede organizar una impresionante producción social y cultural a partir de la precariedad y la autogestión. Son esas las energías que vindicamos. Autonomía es la palabra clave de este juego en el que las cosas se hacen porque su necesidad y el lujo de su afirmación se sienten con toda su potencia instituyente.

En esta línea un grupo de asociaciones y colectivos ha conseguido algo realmente sorprendente: disponer de una parte importante de una antigua Tabacalera en el barrio de Lavapiés para la auto-organización.

Ahora mismo un paso muy importante es definir como usar el espacio y como acondicionarlo. Para ellos se ha convocado una reunión abierta del Grupo de Diseño, el sábado 13 de marzo 2010 a las 16:00 en LA TABACALERA de Lavapiés (entrada central desde calle Embajadores, Metro Embajadores).

Tras la reunión con el Ministerio de Cultura del día 3 de marzo se ha conseguido acceso libre al edificio para comenzar a organizar los grupos que tienen más urgencia por intervenir, dando en puerta los DNIs, así que se ruega puntualidad, para que este trámite no eternice el comienzo de la reunión.

Fase 1 (2-3 semanas): se centraría en los trabajos de acondicionamiento de seguridad, con un acceso “restringido”, sin actividad pública y que sería el tiempo de organización inicial en grupos de trabajo que preparen y piensen la fase 2.

Fase 2 (2-3 semanas): acondicionamiento colectivo del espacio y sesiones, talleres y reuniones de discusión y diseño de las líneas principales de definición del funcionamiento, ordenación y gestión del espacio. Entendemos que esto va a ser un proceso permanente, pues uno de los objetivos del “experimento” es tratar de diseñar un modelo participado de gestión democrática de la producción social, política y cultural, sobre el valor de lo común y la cooperación. Pero se trata, en esta fase, de establecer las bases mínimas de funcionamiento así como las líneas de interés a trabajar a medio-largo plazo. Las decisiones serán, por tanto, revisables, en la medida en que experimentemos en la práctica su acierto o error.

Fase 3: Apertura con actividad pública. A partir de este momento, el acceso será público, se generará programación y se pondrá en marcha la maquinaria experimental de funcionamiento. Calculamos mediados-finales de abril. Estos plazos están pendientes de los acuerdos con gerencia (ver acta reunión con ministerio) pero esperamos se puedan cumplir mayoritariamente.
Situación de partida:

Hasta ahora el trabajo realizado ha consistido en elaborar documentos básicos (planos, fotografías, textos) que describen el estado actual de la zona cedida, las medidas básicas (y mucho) a tomar para una entrada segura, un avance de plan de evacuación, así como un análisis de usos y circulaciones que ha derivado en una solicitud de ampliación de espacio y accesos (cuya aceptación está sujeta a la visita mencionada).

Sobre la intervención concreta en el edificio podremos hablar de cómo potenciar el uso del espacio como lugar público que posibilita y permite la generación de actividades, condiciones, dinámicas y procesos sociales; cómo colaborar con la arquitectura a controlar semejante escala de manera natural; cómo crear las condiciones para que el espacio sea permeable, poroso, flexible y plástico a la multiplicidad de situaciones diversas y singulares que puedan acontecer….

A largo plazo, además de todo lo anterior, se pueden sumar más retos. Solo como apunte, el de crear un espacio de reflexión, debate e investigación sobre la democratización de lo urbano que pueda ayudar a prácticas ligadas a la apropiación, experimentación y generación de espacios de gestión colectiva. Espacio desde el que cuestionar el sistema por medio del cual se hace ciudad, que tanto nos afecta a todas y todos, desde las normativas, el modelo de concesión de licencias y en general la relación con las instituciones públicas (y a partir de ahora en Madrid, también privadas) hasta el modelo jerárquico y desigual de las empresas que intervienen en los procesos de construcción de ciudad (promoción, diseño, construcción) y que tan bien practican la subcontratación y la ley de la comisión, pasando por … todos los asuntos que cada cual, y siempre feliz y colectivamente, pueda proponer.

fuente y más información: http://latabacalera.net/

Comments (3)

[...] os decíamos ayer con este post, creemos que en Madrid se está produciendo un interesantisimo proceso de auto-organización y [...]

es interesante y alentador saber que en este MADRID que nos toca vivir este tipo de acciones y trabajo se vean reconpensados finalmente, la autogestión es posible……

es interesante y alentador saber que en este MADRID que nos toca vivir este tipo de acciones y trabajo se vean reconpensados finalmente, la autogestión es posible……

Post a comment