Comments: (0)

Making the Collective City: Reflections on Participatory Processes | Conference in Lisbon

Category: ⚐ EN+city+news

Participatory Workshop by Ecosistema Urbano

Next June 8-9th the conference “Making the Collective City: Reflections on Participatory Processes” will be held at the University of Lisbon, with João Ferrão and José Luis Vallejo as keynote speakers.

In contemporary society, a time marked by globalisation, social and economic instability, a weakening of administrative “capacities” and increasingly complex social dynamics, new actors are emerging to support the development of community initiatives. Within this context, the conference aims to promote debate and reflection on methodological approaches applied in Participatory Projects in Architecture, Urbanism and Design.

This international conference will be an opportunity to discuss participation in architecture and urbanism and its role in defining common practices, policy measures and urban management strategies, in order to respond to issues of urban governance and the social needs of inhabitants.

The conference will focus on two central themes: the theoretical perspectives on the co-production of cities, and new approaches and challenges for participatory processes. To add a practical note, José Luis Vallejo will be sharing our experience and approach, and the activities we developed during the last participatory projects we have taken part in.

Save the date! You can submit an send an abstract before February 28th 2017, or register until May 22th 2017. We recommment you to check the website, as some discounts may be available for early registrations.

Comments: (0)

¿Qué está pasando en el puerto de Valencia? Conoce el Civic Factory Fest

Category: ⚐ ES+ciudad+creatividad+eventos+urbanismo

Interior de la base del equipo de vela Alinghi - Foto: CivicWise

Interior de la nave que sirvió de base para el equipo de vela Alinghi, y que ahora se abre a la ciudad – Foto: Civic Factory Fest

Sobre los muelles del puerto de Valencia, en algunas de las naves que en su día ocuparon los barcos y equipos de la Copa América, está sucediendo algo tan interesante como difícil de explicar en pocas palabras.

¿Cómo imaginamos la Valencia de mañana? ¿ Y si fuéramos capaces de combinar la inteligencia, experiencia y habilidades de todos los actores de la ciudad para dar respuesta a los retos a los que se enfrenta nuestra ciudad? ¿Y si además fuéramos capaces de hacerlo conectando con colectivos, proyectos y expertos de la comunidad internacional?

Así, a través de preguntas, lo plantean sus organizadores: como la ocasión para reimaginar Valencia desde otros valores y otros modos de hacer ciudad, estableciendo una “fábrica” cultural local desde la que lanzar propuestas.

Y es una fiesta, porque la acción ocurre en el marco de un evento que, durante este mes, servirá para celebrar el empoderamiento ciudadano, la colaboración y la innovación urbana. El formato pop-up de “festival” permite experimentar ese tipo de espacios y dinámicas de forma temporal, tomando el pulso a una iniciativa que seguramente vuelva de nuevo con más fuerza, quizás para quedarse.

Y es una fábrica, porque la idea es reimaginar Valencia, pero reimaginarla haciendo, desde la intervención y la transformación directa y tangible de uno de sus espacios más grandes e infrautilizados: la Marina Real de Juan Carlos I. Una transformación espacial que convierte el lugar en un espacio de creación ciudadana y da soporte a la realización de las demás actividades.

Y es una iniciativa cívica, porque promueve el encuentro y la colaboración entre los diversos actores que contribuyen a hacer ciudad, buscando que estudiantes y profesionales, vecinos y visitantes internacionales, empleados públicos y empresarios puedan aportar algo a la ciudad, cada uno desde sus recursos, conocimientos, habilidades y experiencia.

Esquema general de espacios, actividades y temáticas - Fuente: CivicWise

Esquema general de espacios, actividades y temáticas – Fuente: Civic Factory Fest

El proyecto muestra lo amplio de su mirada desde el propio planteamiento. Por un lado propone la creación de diferentes tipos de espacios según las actividades: un taller para la producción, una escuela para el co-aprendizaje, una galería para la divulgación y un ágora para la reflexión. Y por otro, ocupando, desarrollando y activando esos espacios a través de la intervención de los propios participantes y la celebración de talleres, charlas y encuentros, apunta a la generación de reflexiones y propuestas en torno a seis temas clave de la ciudad: el desarrollo social, la formas emergentes de ciudadanía, la economía cívica, la cultura y la creatividad, la transición ecológica y la cultura de lo compartido.

A fecha de hoy las actividades, organizadas en cuatro fases, están ya a la mitad de su recorrido. El “lab” inicial, con actividades como el taller #PopUpFactory coordinado por Zuloark, Adrián Torres y Civic Factory, permitió intervenir en el espacio y prepararlo para las siguientes actividades. A continuación se desarrolló el “camp“, donde la comunidad empezó a instalarse en el espacio y reflexionar sobre sus posibles futuros a través del taller #caminaMarina, coordinado por Asociación Arquitectúria y CivicWise con la colaboración de EFGarquitectura y Carpevía . De ahí se abrirá más hacia el exterior con un foro de reflexión sobre la ciudad y se finalizará con una exposición que permita contar el propio proceso y sus resultados.

Calendario general del Civic Factory Fest: lab → camp → foro → expo. Imagen: Civic Wise

Calendario general del Civic Factory Fest: lab → camp → foro → expo. Fuente: Civic Factory Fest

Las imágenes del proceso hablan de la gran transformación cualitativa que está viviendo el lugar, a través de intervenciones ligeras de medios pero cargadas de intenciones y compromiso por el desarrollo urbano y humano.

Instalación realizada durante un taller con Zuloark, que prepara el ágora para realizar encuentros y charlas - Foto: CivicWise

Instalación realizada durante el taller #PopUpFactory, que preparó la nave para encuentros y charlas – Foto: Civic Factory Fest

Vista de uno de los nuevos espacios creados durante el taller - Fuente: CivicWise

Vista de uno de los nuevos espacios creados durante el taller – Fuente: Civic Factory Fest

Durante una de las actividades -Fuente: Civic Factory Fest

Durante una de las actividades – Fuente: Civic Factory Fest

Intervención en el espacio exterior que rodea la nave - Fuente: Civic Factory Fest

Intervención en el espacio exterior que rodea la nave, taller #CaminaMarina – Fuente: Civic Factory Fest

 

Y pese a todo lo hecho, aún queda mucho por delante. Si estáis por Valencia durante este mes o tenéis la posibilidad de acercaros, no perdáis la oportunidad de sumergiros en el proceso, aunque sea durante un par de horas. Podéis participar en cualquiera de las actividades o simplemente acercaros a trabajar un rato, como si de un espacio de coworking se tratara, y respirar el ambiente. Durante la próxima semana las actividades alcanzarán un nuevo pico de intensidad con la celebración del foro —talleres, charlas y debates— sobre activación productiva, espacio público, urbanismo y participación.

Programa del foro - Fuente: Civic Factory Fest

Programa del foro – Fuente: Civic Factory Fest

Detrás —y delante, debajo o alrededor— de este proyecto está CivicWise, una comunidad internacional de personas interesadas por el urbanismo colaborativo, el empoderamiento ciudadano y la innovación cívica, todos ellos aspectos estrechamente relacionados con el concepto de “diseño cívico“. CivicWise viene a ser como un enorme paraguas o una red en la que van condensando proyectos, y uno de ellos es el Civic Factory Fest, realizado con la colaboración de colectivos locales como Carpe Via, patrocinadores como la cerveza valenciana Turia e instituciones como La Marina de València o el Ayuntamiento de Valencia.

www.civicfactory.com

Puedes seguir las actividades de Civic Factory Fest en Facebook, Instagram y Twitter.

Comments: (0)

Ecosistema Urbano en el Primer Encuentro Nacional de Intendentes de Argentina

Category: ⚐ ES+eventos+noticias+urbanismo

Encuentro Intendentes 2016

El próximo viernes 30 de septiembre Belinda Tato dará una presentación en el Primer Encuentro Nacional de Intendentes de Argentina, organizado por la La Secretaría de Asuntos Municipales (SAM), que reunirá al Presidente y a las autoridades de 2.334 municipios del país.

La jornada se organizará en dos grandes módulos. Por la mañana, hablará el Presidente y se hará una ronda de presentaciones a cargo de 4 invitados (Salvador Rueda, Pablo Trivelli, Belinda Tato e Íñigo de la Serna), que presentarán su visión acerca de temas relacionados con la gestión local y el desarrollo urbano con el fin de compartir experiencias y brindarles a los intendentes referencias y herramientas útiles. Por la tarde, funcionarios del Gobierno Nacional hablarán sobre Gestión Municipal.

Más información y programa completo

Comments: (0)

Convocatoria: Patrimonio cultural y crecimiento sostenible | Horizon 2020

Category: ciudad+convocatorias+urbact+urbanismo

Zaanse Schans, living history museum in Zaanstad, Netherlands - Foto: Bogdan Migulski

Zaanse Schans, museo vivo de la historia en Zaanstad, Países Bajos – Foto: Bogdan Migulski

Las ciudades y las zonas rurales europeas conforman paisajes culturales enormemente diversos, únicos y llenos de carácter. Es parte de la identidad de Europa. Todas ellas son ejemplos de patrimonio vivo sobre el que construye y evoluciona la sociedad, pero muchas están afrontando problemas sociales, económicos y medioambientales como el desempleo, la despoblación, falta de implicación, la marginalización o la pérdida de diversidad cultural y biológica.

Es precisamente en esa relación viva con el patrimonio donde pueden estar muchas de las oportunidades de regeneración, y sobre eso trata la convocatoria que reseñamos a continuación.

El plan de trabajo del Programa Marco Horizon 2020 para los años 2016-17 incluye una sección dedicada a la acción por el clima, el medio ambiente, la eficiencia en los recursos y las materias primas, y en esta sección se encuadra una línea de trabajo centrada en la regeneración urbana basada en el patrimonio.

Dentro de esa línea de trabajo se ha lanzado recientemente una convocatoria sobre patrimonio cultural como motor del crecimiento sostenible en áreas rurales o urbanas (SC5-21-2016-2017), dotada con 10 millones de euros, que estará abierta a la presentación de propuestas hasta el 8 de marzo de 2016.

La convocatoria se dirige a propuestas de regeneración urbana o rural que desarrollen acciones a través de proyectos demostrativos de gran escala, de nuevos enfoques sistémicos basados en el patrimonio y en soluciones para un crecimiento sostenible.  Cada propuesta puede estar centrada en ciudades o en zonas rurales consideradas como “living labs”.

Pueden participar aquellas ciudades y regiones europeas que hayan tenido éxito en la regeneración de sus ámbitos rurales y urbanos a través del patrimonio, y también aquellas que estén dispuestas a incorporar esa experiencia en sus propias realidades. El objetivo es compartir pruebas y ejemplos de que merece la pena invertir en el uso innovador del patrimonio cultural.

Las propuestas deberán incluir la formación de una red de “modelos a seguir” y “replicadores”, buscando la transferencia de conocimiento de los primeros a los segundos. Los participantes como “modelos” se encargarán de asistir a otras ciudades “replicadoras” en la traducción de buenas prácticas y soluciones, y en la adaptación de éstas a otros contextos y condiciones. En estos proyectos de innovación e investigación se involucrarán los principales agentes clave para el co-diseño, el desarrollo cooperativo y la implementación conjunta de soluciones.

Podéis leer más sobre la convocatoria a partir de la página 61 del siguiente documento (en inglés):

Horizon 2020 – Work Programme 2016 – 2017

Os recordamos que la fecha límite para esta convocatoria es el 8 de marzo de 2016. La convocatoria está estructurada en dos etapas, de modo que la primera entrega es relativamente simple de cumplimentar.

Para cualquier duda, podéis dirigiros a Emanuela de Menna  (emanuela.de-menna1[arroba]ec.europa.eu), DG de Investigación e Innovación de la Comisión Europea.

Y os animamos a compartir esta convocatoria con quien pudiera interesarle. Desde Horizon 2020 tienen los recursos para ayudar al desarrollo y están intentando llegar a las ciudades o regiones que realmente los necesiten y los puedan aprovechar.

 

Comment: (1)

Organic Growth | Pabellón de verano para Governors Island, en crowdfunding

Category: ⚐ ES+arquitectura+cultura abierta+reutilización+sostenibilidad+urbanismo

El diseño ganador del concurso “City of Dreams” de este año para un pabellón en Governors Island, creado por el estudio de Izaskun Chinchilla, será construido por y para la comunidad, y tú puedes formar parte de ella contribuyendo a su fianciación colectiva en Kickstarter.

La propuesta para este pabellón está pensada como espacio cubierto de encuentro donde unas 50 personas podrán reunirse, aprender sobre los programas de arte de la isla, participar en actividades y charlas y redescubrir el contexto histórico de Governors Island, Nueva York. El diseño toma el concepto y el modo de funcionamiento del crecimiento orgánico de ciertas estructuras naturales que tienen la capacidad de adaptarse al contexto y a las circunstancias del tiempo.

Recreación del futuro pabellón

Recreación del futuro pabellón

Siguiendo una lógica C2C (craddle to craddle, de la cuna a la cuna) los elementos utilizados en el pabellón son objetos reutilizados y reutilizables, y su propia exposición servirá además para promover, entre otros valores, el diseño sostenible y el uso de la bicicleta. En palabras del equipo:

Hemos considerado solo materiales con una producción amigable con el medio ambiente. Todas las piezas incluidas en este diseño pueden ser ya usadas antes de montar. Paraguas rotos, viejos taburetes, ruedas de bicicletas accidentadas, todos son útiles. Existen ya varias instituciones en NY reciclando bicicletas y mobiliario que pueden proveer de unidades usadas. […] Creemos que reutilizar elementos aislados es mucho más viable que reutilizar el pabellón al completo y también por eso nuestro diseño está formado por unidades más pequeñas autoportantes.

En el vídeo de arriba podéis ver ya un prototipo a escala real construido durante la segunda fase del concurso. Esta primera experiencia de construcción permitió no sólo el testeo y desarrollo de las técnicas constructivas, sino la elaboración de un detallado manual de instrucciones que permitirá su construcción por voluntarios y que convierte el propio diseño en algo abierto y reutilizable.

Prototipo del pabellón

Proceso de construcción bien documentado

Proceso de construcción bien documentado

Entre las recompensas del crowdfunding hay algunas más simbólicas y otras consistentes en diseños originales, relacionados con el pabellón, en forma de tarjetas, complementos y otros objetos.

Descubre más motivos para contribuir al proyecto

El resultado será una pequeña pero importante experiencia de diseño radicalmente sostenible, trabajo comunitario y aporte a la comunidad, que esperamos ver en breve en funcionamiento. Y también una experiencia más en el uso de la financiación colectiva a proyectos arquitectónicos o urbanos.

Comments: (0)

Presentando local_in, nuestra renovada plataforma de mapeo colectivo

Category: ⚐ ES+cultura abierta+participación+placemaking+social toolbox+tecnologías+urban social design+urbanismo

¿Qué fue de whatif?

¿Estás buscando Whatif, nuestra herramienta libre de mapeo colaborativo?
Te contamos qué ha sido de ella.

Hace tiempo que no publicábamos nada sobre esta aplicación. De hecho ahora mismo no aparece por ningún lado: no está en nuestro portfolio, los buscadores no la encuentran, hasta en las redes sociales empieza a desaparecer. Sin embargo, el desarrollo dista mucho de estar parado. Al contrario: en los últimos meses el proyecto ha dado un importante salto cualitativo, desde el código mismo hasta el propio nombre. A continuación os contamos los porqués y los paraqués de estos cambios.

continue reading

Comments: (3)

Jornada de Software Libre y Arquitectura en el COAM | 27 enero 2015

Category: ⚐ ES+A+OS+arquitectura+cultura abierta+eventos+noticias

Captura de modelado BIM en FreeCAD por Yorik - yorik.uncreated.net

Captura de modelado BIM en FreeCAD por Yorik – clic para ver más

Desde hace bastantes años me interesa mucho todo lo relacionado con la cultura abierta, interés que comparto con otros en Ecosistema Urbano, donde intentamos aplicarla a diversas facetas de nuestro trabajo. Además de explorar las posibilidades de extrapolación de muchos de sus conceptos al desarrollo urbano y la arquitectura —algo que lleva años en nuestra línea de trabajo—, una de las aplicaciones más directas es el uso de software libre, que hemos adoptado de forma parcial en la oficina y que incluso hemos desarrollado en colaboración con Montera 34, Pumpún Dixital y otros.

A raíz de estos intereses compartidos, hace un tiempo entré en contacto con Miguel García-Redondo y Susana Gallego, de EXIT Architects, quienes han logrado establecer un flujo de trabajo completo basado en el software libre, y comenzamos a hablar del tema, compartiendo dudas, modos de hacer y experiencias. Así fue como surgió la idea de hacer unas jornadas para transmitir todo esto a otros colegas.

Así, gracias a la buena disposición y el apoyo de Santiago de Molina y el Instituto de Arquitectura del COAM, tenemos la oportunidad de celebrar la primera jornada del COAM especialmente dedicada al uso del software libre en arquitectura.

slyarq2

Como os contamos con más detalle en la presentación de la jornada, el principal objetivo es hacer una introducción al software libre, a su ideología, mostrando sus fortalezas y debilidades y haciendo un recorrido, a modo de teaser o “menú degustación”, por las herramientas que más tienen que aportar a día de hoy. No queremos proponeros un cambio radical o una comparativa exhaustiva con el software privativo: queremos que sepáis que el software libre está ahí para utilizarlo, que os pique la curiosidad y perdáis el miedo a probarlo e incorporarlo a vuestro trabajo.

Vamos a intentar que sea una charla interactiva y entretenida, citando ejemplos, contestando preguntas y trasteando un poco en directo para mostrar las capacidades de distintos programas y sistemas operativos. Si tenéis curiosidad por el tema es una gran ocasión para saber más, y si no la tenéis… ¡es una buena ocasión para empezar a tenerla!

Si estáis por Madrid el próximo martes 27 a las 17:30h, os esperamos:

Información de la jornada e inscripciones

Según la acogida que tenga el tema y el interés que genere, estamos estudiando la posibilidad de organizar cursos más específicos sobre determinadas herramientas de software libre.

Comment: (1)

Cuando desperté, el carsharing ya estaba en Madrid

Category: ⚐ ES+movilidad+tecnologías+urbanismo

Imagen por motorblog.com

Imagen por motorblog.com – clic para ver original

Sé de primera mano lo que es tener coche propio. Durante años fui dueño de un muy querido Seat Ibiza que me llevó fielmente —y también me dejó tirado— en las situaciones más variadas, desde compras casuales hasta mudanzas, desde cortos recorridos de casa al trabajo hasta improvisados surf trips de miles de kilómetros… todo ello pidiendo a cambio solamente un poco de gasolina por kilómetro. Y bueno, a veces, algo de aceite. Y agua. O dinero para el seguro. O un par de ruedas nuevas. Pensándolo mejor, bastante gasolina. Y una buena —y efímera— limpieza. O un retoque de chapa y un faro de repuesto. Y algo más de dinero para el seguro. Y luego el impuesto de turno, y… todo eso junto comenzó a resultarme menos idílico de lo que imaginaba que sería.

Mi salvación, especialmente con mi limitada economía de estudiante, fue compartir coche. Eso también sé lo que es. Sé lo que es tener la mitad de gastos, la mitad de viajes al taller, la mitad de gestiones y casi las mismas preocupaciones. La mitad de orgullo de propietario, y la mitad de tiempo y de flexibilidad para usarlo. Compartiendo coche, he visto cómo se deterioraba la chapa al doble de mi propia capacidad para rayarla. He notado cómo las marchas iban entrando de forma diferente con el tiempo. He bajado al garaje, llave en mano y mochila a la espalda, para encontrarme un enorme espacio vacío donde debería haber un coche azul.

Con el tiempo, beneficios y cargas se fueron equilibrando y lo que empezó como un romance se convirtió en un matrimonio por conveniencia… y cada vez menos conveniente. Me volví despiadadamente práctico. Con casi todas mis necesidades de movilidad cubiertas por mi frugal bicicleta y otros medios de transporte, comencé a soñar con otros coches para cubrir algunas ocasiones excepcionales, pero todos me iban a suponer lo mismo. ¿El los albores del siglo XXI, no había ninguna solución mejor?

Spoiler: resultó que sí la había. Una solución que me permitiría disfrutar de lo mejor de ambos escenarios —coche propio y compartido— sin sus inconvenientes. La reconocí en cuanto oí hablar del carsharing.

Car… ¿qué?

El concepto de carsharing —”compartir coche” en inglés— es sencillo: la idea consiste en poner una flota de coches, distribuida por la ciudad, a disposición de una comunidad de usuarios, que pueden usarlos en un régimen de alquiler asequible y muy flexible. Esta flota puede ser mantenida y gestionada directamente entre personas —P2P carsharing—, puede ser de propiedad y gestión comunitaria —co-op carsharing— o pertenecer a una empresa —B2C carsharing—, siendo este último el modelo más extendido y hasta ahora el único presente en Madrid. En él, la empresa se encarga de la adquisición y renovación de vehículos, del mantenimiento, de los seguros, del aparcamiento, de las reparaciones, de la gasolina, de garantizar la disponibilidad, etc. —es decir, de todos los problemas que supone tener un coche propio— y el usuario sólo tiene que acceder al sistema, reservar un vehículo del tipo que más le convenga y usarlo por el tiempo que lo necesite, sabiendo que el importe correspondiente a ese tiempo de uso se le cargará automáticamente en su cuenta, sin más trámites.

Esquema conceptual del carsharing - Ilustración por Jorge Toledo

Esquema conceptual del carsharing – Ilustración por Jorge Toledo

Esto, combinado con el uso regular de la bicicleta y el uso esporádico del transporte público urbano y otros medios —incluido el coche de alquiler tradicional— para larga distancia, en mi caso me ha permitido olvidarme indefinidamente del coche en propiedad. Cada vez que necesito un coche, puedo usar el que quiera —pequeño, familiar, de carga o eléctrico— y además encontrarlo siempre limpio, nuevo y a pocas calles de mi casa.

En el siguiente vídeo se cuenta detalladamente, casi a nivel de manual de instrucciones, cómo es el proceso de alta y el uso rutinario de uno de estos servicios:

Las diferencias con un coche en propiedad son inmediatas. La más evidente es la cantidad de preocupaciones y gestiones que uno se quita de encima y, en cierto rango de uso, el coste mucho menor que supone anualmente: de una detallada comparativa —y bastantes cálculos— que hice hace unos meses deduje que podría hacer entre 150 y 200 salidas de unas 4h al año antes de llegar a un gasto similar al que me supondría tener un coche propio, lo cual es muchísimo más de lo que esperaba… y estaba calculando a la baja el coste de este último.

Si tenéis curiosidad por comparar los costes para vuestro nivel de uso del coche, hay un par de calculadoras disponibles online, tanto para el coche privado como para el carsharing, que podéis usar para obtener datos orientativos. Desde Respiro compartían hace tiempo una estimación hecha para un caso particular, y seguramente podréis encontrar otras por la red.

Y hay que pensar no sólo en términos de dinero, sino también de tiempo. No he visto ningún estudio al respecto pero sería igualmente interesante: ¿cuánto tiempo podríamos ahorrar al año, al usar un servicio de carsharing, en gestiones y mantenimiento?

La otra diferencia es de tipo colectivo y global: teniendo en cuenta que un coche, en Madrid, pasa aparcado de media el 97% de su vida útil, compartirlo tiene mucho sentido también en términos de eficiencia energética… y de calidad medioambiental del entorno urbano, pero estos aspectos los comentaré con más detalle en el próximo post de esta serie.

¿Las diferencias con un servicio de alquiler tradicional? Por un lado, el coste es mucho más ajustado, incluso aunque acabes alquilando un día entero; por otro, la flexibilidad de uso es mucho, muchísimo mayor, pudiendo reservar o cancelar la reserva de un vehículo minutos antes de usarlo, seleccionar un rango de tiempo con una precisión de un cuarto de hora o modificar la duración de la reserva sobre la marcha, ya en el vehículo.

Un caso imparable de economía colaborativa

El carsharing se puede encuadrar en la llamada sharing economy o economía colaborativa, basada en el acceso compartido a productos y servicios frente a la propiedad de éstos, y generalmente apoyada en plataformas digitales que facilitan la interacción y la gestión de las actividades.

En una de las varias charlas que hemos tenido sobre el tema, Agustín de Saralegui, de la empresa Respiro, mencionaba un extenso estudio de Frost&Sullivan —del que habla también Sarwant Singh en Forbes— y me daba, bien despiezados, los datos más significativos. Y son ciertamente significativos.

Pese a ser todavía una actividad emergente —habiendo comenzado a funcionar apenas en 2008— el crecimiento que se prevé es enorme, del orden de diez veces en 5-10 años: de los 90.000 coches en régimen de carsharing que hay hoy en el mundo, se espera que para 2025 ronden el millón, pasando de los 3,3 millones de usuarios a alrededor de 40 millones ya en 2020. Una perspectiva prometedora incluso en una sociedad como la española, donde la propiedad tiene aún un fuerte arraigo cultural. Todo ello en 2014, año histórico en el que, por primera vez, en España se están vendiendo más bicicletas que coches. Algo está cambiando, y muy rápido.

www.thefutureofcarsharing.com - clic para ir a la página

www.thefutureofcarsharing.com – clic para ir a la página

¿Cómo se están tomando esto los fabricantes de coches? Los más espabilados se están dando cuenta que el futuro del coche está, al menos, tanto en el acceso como en la propiedad, así que están cambiando sus modelos de gestión y marketing para funcionar más en leasing, ofreciendo servicios añadidos —como los superchargers, las estaciones de recarga gratuita de Tesla Motors—, o con flotas enteramente dedicadas al alquiler o al carsharing.

Según el estudio mencionado, el carsharing está atrayendo sobre todo a jóvenes entre 25 y 34, con menos recursos, sin familia propia, acostumbrados a usar un coche ajeno, más próximos a la economía colaborativa gracias a su estrecho contacto con Internet, y para los que, aparentemente, tener coche ya no mola tanto. Mi experiencia, al menos, coincide con el estudio: tenerlo presenta cada vez menos atractivo. Poder usar un coche nuevo del tipo que necesito y sólo cuando lo necesito, eso sí que mola.

¿Y en Madrid?

Todo esto, que hace unos años sonaba prometedor pero algo remoto, en Madrid es ya una realidad que ha venido para quedarse.  Actualmente hay dos empresas consolidadas que ofrecen servicios de carsharing: Respiro y Bluemove. Cuando, hace unos meses, hice la comparativa de servicios y precios mencionada más arriba, había una tercera, HelloByeCars, que a día de hoy parece haber desaparecido del mapa.

La implantación del carsharing en la ciudad está bastante avanzada, cubriendo de forma uniforme todo el centro con más de 80 aparcamientos  —unos 150 vehículos— de Respiro y alrededor de 50 —más unos 30 coches aparcados en la calle— de Bluemove, cifras que están en constante aumento dado el rápido crecimiento que están experimentando ambas empresas.

Extensión cubierta por Respiro (izquierda) y Bluemove (derecha + aeropuerto).

Extensión cubierta por Respiro (izquierda) y Bluemove (derecha + aeropuerto).

En ambos casos el funcionamiento es parecido: la reserva se puede hacer por teléfono y a través de Internet usando ordenador o móvil, y el acceso al coche se realiza pasando la tarjeta personal por un detector situado en el exterior del coche. Una vez abierto, en el interior encontraremos la llave de arranque y una tarjeta para el caso en que hiciera falta repostar. Además encontraremos el historial de incidencias del coche por si notáramos alguna anomalía, y un breve manual de uso, muy útil para esos primeros y algo desconcertantes encuentros con el carsharing.

En cuanto a la flota, cada empresa ha adoptado un enfoque distinto: mientras que en Bluemove es bastante homogénea y marcada por su reciente acuerdo con Kia, en Respiro la flota se diversifica mucho en cuanto a marcas, modelos y tipos de vehículo, con lo que, si estás dispuesto a moverte a un parking más lejano, puedes acceder a una variedad mayor. Respiro es además la única que tiene varios modelos de carga, fundamentales si, como en mi caso, una de las pocas cosas para las que realmente necesitas un coche es para hacer la mudanza o llevar algún objeto grande de forma ocasional. Ambas incluyen algún modelo eléctrico, cuyo número y variedad es previsible que aumente en los próximos años.

Ejemplos de vehículos en la flota de Respiro

Ejemplos de vehículos en la flota de Respiro

Ambas empresas coinciden en referirse al carsharing como “coche de barrio”. La idea, en palabras de Agustín de Saralegui, de Respiro, “es que el vecino, sin renunciar a la flexibilidad de tener toda una flota a su disposición, acabe desarrollando una relación de familiaridad con el coche que usa habitualmente, generalmente situado en el parking más cercano a su casa o trabajo”. El uso compartido puede ser también una excusa para generar comunidad a nivel de vecindario, favoreciendo el contacto entre los vecinos y abriendo las puertas a compartir y colaborar para viajes, recados, etc. Hacia esto apunta Bluemove Community, una plataforma que propone la adquisición a través de un contrato de renting, por parte de un “vecino conector”, de un vehículo con la tecnología de carsharing preinstalada, con la condición de que el “conector” comparta un porcentaje del tiempo de uso del coche y promueva su uso entre sus amigos y vecinos. Sin llegar a ser un modelo de carsharing P2P puro, esto permite crecer de manera más descentralizada, bajo demanda, y dando cierta preferencia de uso a los usuarios que necesiten el coche con regularidad.

Hasta aquí, una instantánea de lo que es el carsharing ahora mismo en Madrid. Dentro de unos meses el panorama puede haber cambiado bastante. Como comentaba más arriba, las expectativas de expansión son enormes. En palabras de Saralegui sobre el futuro de Respiro: “Ahora estamos en 154 coches, y mañana entran 5 más. Están entrando nuevas unidades continuamente en función del aumento del número de usuarios y antes de que acabe el año serán 200 coches de Respiro en Madrid. Para 2015 doblaremos —como mínimo— hasta los 400 coches de carsharing en la ciudad.”

En los próximos artículos de esta mini-serie entraré en más detalles sobre el impacto del carsharing en la vida urbana y sobre la experiencia que, como usuario de Respiro, he tenido con el “coche de barrio” durante estos meses.

Más información: Respiro + Bluemove

Comment: (1)

Ciudades que caminan, por una mejor vida urbana… a pie | II Congreso en Pontevedra

Category: ⚐ ES+movilidad+noticias+urbanismo

Praza da Ferraría, Pontevedra - Foto por Diana Piñeiro

Praza da Ferraría, Pontevedra – Foto por Diana Piñeiro

El concepto de “ciudades que caminan” resulta, como mínimo, sugerente. Uno se siente tentado de pensar en las walking cities de Ron Herron —Archigram—, pero en el caso que nos ocupa nos referimos a algo menos espectacular y más cercano: ciudades que invitan a caminar.

sigue caminand… leyendo

Comments: (0)

Las infraestructuras ciclistas de Copenhague, en una sola imagen

Category: ⚐ ES+movilidad

La aplicación sistemática de un conjunto sencillo de tipologías de infraestructuras ciclistas es uno de los factores que más pueden contribuir a facilitar su comprensión, adopción y correcto uso por parte de los ciudadanos. O al menos ese es el caso de Copenhague, donde las diversas soluciones se han optimizado y uniformizado tanto que pueden resumirse en un solo gráfico:

Guía de infraestructuras ciclista de Copenhagenize

Guía de infraestructuras ciclistas en Copenhague, por copenhagenize.eu

El enfoque de esta ciudad se puede resumir en 4 soluciones tipo, que se aplican a las distintas vías dependiendo de la velocidad del tráfico motorizado que circula por ellas:

  • 10-30 km/h: Espacio compartido para bicicletas y vehículos motorizados, sin separación.
  • 40 km/h: Carriles bici pintados en la calzada.
  • 50-60 km/h: Carriles bici separados de la calzada por un bordillo.
  • 70-130 km/h: Carriles bici completamente segregados por una mediana.

Además, hay un par de criterios básicos para todas ellas:

  • La infraestructura se sitúa a la derecha de la fila de coches aparcados, dejando éstos como barrera entre el carril bici y la calzada.
  • Los carriles bici de dos sentidos se usan sólo cuando están separados de cualquier carretera o calle. Si no, siempre han de usarse carriles bici de un solo sentido.

Como dice Mikael Colville-Andersen, conocido activista, conferenciante y asesor sobre planteamiento urbano para la bicicleta en Copenhagenize.com:

La belleza de la red de infraestructuras ciclistas de Copenhague está en la uniformidad de su diseño.